Patricia Recio. 17 abril

El hijo de la cantante Elena Umaña continuará hasta este miércoles bajo la custodia del Patronato Nacional de la Infancia (PANI).

Según confirmó la vocera de esa institución, Fanny Cordero, tras realizar las primeras indagaciones se dictó una medida de protección para el niño y se decidió valorar un recurso familiar para ubicarlo. Esta gestión se realizaría este miércoles.

La intervención de esa entidad se dio la tarde del lunes, luego de que el niño, de dos años, fuera hallado solo dentro de un vehículo en un parqueo del centro de Heredia. Umaña reconoció que cometió "un error", pues pensó que el trámite que iba a realizar duraría solo 15 minutos y por eso lo dejó dormido en el vehículo.

Cordero no detalló las razones por las que las autoridades se negaron a entregar el menor a la madre y confirmó que hasta las 4:30 p. m. de este martes, Umaña y su abogado permanecían en las oficinas del PANI, en San Pablo de Heredia.

(Audio) PANI confirmó que a las 10:31 a.m. Elena Umaña no se había presentado para recoger a su hijo

Según dijo, el proceso continuará en coordinación con la Fiscalía Adjunta de Heredia, que le abrió a la cantante una causa penal por el delito de abandono de incapaz.

El abogado de la cantante, Rafael Rodríguez, aseguró que durante toda la mañana se dedicaron a realizar las gestiones necesarias para que la artista pudiera recoger al menor.

No obstante, dijo, el atraso porque el menor no está inscrito en el país, pues nació en Estados Unidos.

Ante esta circunstancia, debían certificar que Umaña es la madre antes de presentarse al PANI.

"Se acudió antes del mediodía, teníamos claro que el menor no está inscrito en Costa Rica, y al Patronato hay que apersonarse con la documentación respectiva para acreditar que ella es la madre, se estaba certificando la situación de su pasaporte", explicó el abogado.

Para Rodríguez, este caso no configura el delito de abandono de incapaz que establece el Código Penal en el artículo 142.

"Ese artículo es claro cuando indica que hay abandono cuando se pone en riesgo la seguridad o la salud de la persona indefensa (...) En este caso la Fiscalía, cuando tuvo al niño, determinó que se encontraba en buenas condiciones, no se le refirió a ningún centro médico", añadió.

Investigación

En horas de la mañana, la vocera del Patronato informó de que estaban a la espera de que la madre se presentara a dar su versión, la cual ayudaría a valorar si aquella era una situación esporádica y ameritaría un llamada de atención para que no volviera a incurrir en el riesgo o si habría que hacer una intervención más profunda.

El incidente con el menor de edad ingresó al sistema de emergencias 9-1-1 a las 5:04 p. m. de ayer y concluyó a las 10:47 p. m.

A esa hora, el niño fue trasladado a un albergue del Patronato, pues de acuerdo con Cordero nadie se acercó a las oficinas locales a reclamarlo.

"La mamá no aparecía, tuvimos que asumir al niño para que durmiera porque es un niño muy pequeñito", añadió.

La cantante confirmó a La Nación que este lunes en la tarde dejó a su pequeño de dos años dentro del vehículo, pues este se encontraba dormido, y calculó que la diligencia que realizaría en los Tribunales de Heredia no le tomaría más de 15 minutos.

Tras el rescate del menor, por parte de una mujer que avisó a las autoridades, la intérprete quedó a la orden de las autoridades.

La Fiscalía Adjunta de Heredia informó de que Umaña fue indagada anoche y enfrenta una investigación por el delito de abandono de incapaz. Contra ella no se dictaron medidas cautelares.

De acuerdo con el artículo 142 del Código Penal incurre en ese delito "el que pusiere en grave peligro la salud o la vida de alguien, al colocarlo en estado de desamparo físico, sea abandonado a su suerte a una persona incapaz de valerse a sí misma, y a la que deba mantener o cuidar o a la que el mismo autor haya incapacitado".

Se castiga con pena de prisión de seis meses a tres años.

(Video) Elena Umaña habló con La Nación sobre incidente con su hijo menor

“La causa se encuentra en investigación en la etapa preparatoria, que consiste en la recolección y análisis de pruebas, fase del proceso penal que es privado para terceras personas, según establece el artículo 295 del Código Procesal Penal”, añadió la información dada a conocer por el Ministerio Público, vía correo electrónico.

De acuerdo con el PANI, por año se reciben 600 denuncias sobre casos de niños menores de 12 años solos, o a cargo de otros niños; sin embargo, la mayoría se dan en casas.

Los riesgos

Aunque el Cuerpo de Bomberos no maneja estadísticas específicas sobre el número de llamadas que atienden por casos similares al ocurrido este lunes en Heredia, el médico de esa dependencia Luis Fernández, estimó que se pueden dar entre tres y cinco casos por mes.

Cuando se recibe una alerta de este tipo, dijo, participan unidades de rescate y personal técnico especializado en emergencias, así como personal que colabora en la apertura del vehículo.

De esta forma, mientras se procura la extracción del niño, parte del equipo se prepara para el abordaje del menor, en primera instancia verificando su estado, si presenta alguna patología y registra otros datos como condición física, la edad y si se tiene, el tiempo que lleva atrapado.

Según Fernández, el principal riesgo que enfrentan menores o adultos en este tipo de incidentes está relacionado con los golpes de calor o hipertermia.Esta situación no se dio en el caso de Heredia.

"En un vehículo a partir de las 9 de la mañana, que es cuando el sol empieza a calentar, la temperatura se incrementa hasta en un 60% en los primeros cinco minutos dependiendo del clima, la temperatura corporal puede pasar de 37 grados que es la temperatura normal a condiciones extremas de 40 a 60 grados en los primeros 30 a 60 minutos", aseguró.

Los primeros signos que puede presentar un niño en esta situación son deshidratación y alteración del estado de consciencia, así como alteración en la respiración y la frecuencia cardíaca.

Además debido a las condiciones de hipertermia se pueden presentar lesiones en el cuerpo.

Posterior a eso se pueden dar las manifestaciones del choque de calor o bien pueden agravarse algunas de las primeras condiciones, ya sea que haga un paro respiratorio por deshidratación o aumento en la temperatura.

El médico agregó que en caso de que se trate de un vehículo expuesto al sol, el menor también puede sufrir quemaduras de primer grado.

De acuerdo con el médico, entre los casos que han atendido el de consecuencias más graves fue el ocurrido en marzo del 2014, cuando un bebé de siete meses falleció tras ser olvidado dentro de un vehículo, en un parqueo de Alajuela.