Daniela Cerdas E.. 31 agosto, 2020
El Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM) entregará el dinero a la Comisión Nacional de Emergencias Foto: Rafael Pacheco
El Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM) entregará el dinero a la Comisión Nacional de Emergencias Foto: Rafael Pacheco

Como parte de la fase de apertura y del modelo de gestión compartida “Costa Rica trabaja y se cuida”, las municipalidades tendrán ₡1.000 millones para contar con el personal adecuado para la inspección de los protocolos por parte de los comercios, entrega de ayudas u órdenes sanitarias, en medio de la pandemia de la covid-19.

Así lo informó Marcela Guerrero, presidenta de Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM), quien explicó que el dinero saldrá del presupuesto de la institución y que entre lunes y martes sería entregado a la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) que será la encargada de administrarlo.

Con este dinero, la CNE podrá contratar personal que refuerce la gestión que desarrollan los gobiernos locales en medio de la emergencia sanitaria para una reapertura responsable de la actividad económica y laboral del país.

Las municipalidades e intendencias colaboran en la atención de la crisis sanitaria con acciones para la contención del contagio, gestión y distribución de ayudas, medicinas, inspecciones sanitarias, apoyo a la Fuerza Pública y Policía de Tránsito, a través de las policías municipales en labores de seguridad de espacios públicos y restricción vehicular, así como acciones para reactivar económicamente los cantones.

El dinero proveniente del IFAM podrá ser usado para reforzar personal para esas funciones.

A partir del 9 de septiembre y hasta el 30 de ese mes, el “Quedate en casa” que imperó durante más de cinco meses de pandemia, dará un giro. El nuevo lema será “Costa Rica trabaja y se cuida”, pues permitirá mayor movilización de personas y mayor funcionamiento de establecimientos comerciales.

Eso sí, implicará una gran cuota se responsabilidad de los individuos, los establecimientos y las instituciones para asegurar el cumplimiento de medidas de higiene, uso de mascarillas, distanciamiento, aforos, y respeto a burbujas sociales.

Guerrero indicó a La Nación que será la Comisión la que defina las necesidades que se van a atender y las municipalidades, ya que algunas carecen de recursos.

“Ese dinero va a reforzar la implementación de ese modelo de gestión compartida, hay municipalidades que no tienen los recursos suficientes. Se podrá reforzar el personal de los Comités de Emergencia, vamos a reforzar en orden prioritario como cantones naranja y donde mayor necesidad. Hay municipalidades cuyo personal está contagiado, la idea es cubrir con personal especializado”, dijo Guerrero.

El modelo de gestión compartida se trabaja entre el gobierno y las municipalidades para complementar y fortalecer los esfuerzos entre la empresa privada, el comercio y una fuerte gestión comunitaria, que permita reactivar la economía aplicando medidas para prevenir el contagio por covid-19.