Servicios

Municipalidad de San José iniciará traslado de artesanos de la calle 13 bis en una semana

Ayuntamiento asegura que cerrará y demolerá locales en viejo mercado

Los artesanos de la calle 13 bis deberán trasladarse al nuevo Mercado Municipal de Artesanías ubicado al costado sur de la plaza de las Garantías Sociales, en San José, dentro de una semana.

El alcalde josefino, Johnny Araya afirmó que las mejoras en el inmueble ya fueron realizadas y actualmente trabajan en detalles finales para entregar los espacios a unos 60 artesanos.

En total, en la calle 13 bis laboran unos 88 vendedores de artesanías, sin embargo hay un grupo que rechaza el traslado.

De acuerdo con Araya, entre las modificaciones que habían solicitado los vendedores estaba el tamaño de los módulos, el cual casi se duplicó. Además, ya se adjudicó la construcción de una cafetería y un mezzanine dentro del mercado.

Esa última obra aún no ha empezado, pues está pendiente la aprobación de un trámite en la Contraloría General de la República para que el adjudicatario inicie los trabajos.

“Estamos pensando en la tercera semana de marzo para la inauguración, sin embargo, a partir de esta semana se les ha autorizado a los artesanos para que realicen trabajos previos, por ejemplo, poner un piso distinto y otras cosas que le darían personalidad a cada uno de los módulos”, explicó Araya.

No obstante, será hasta la semana del 12 de marzo cuando se inicie la mudanza.

Rommel García, representante de un grupo de artesanos, dijosentirse satisfecho con las condiciones y las mejoras que se hicieron alnuevo mercado. Otra parte se opone.

Una vez que el movimiento se concrete, la Municipalidad cerrará el actual mercado que se ubica en el costado oeste de la plaza de la Democracia.

“El mercado no funcionará más. La Municipalidad tiene pronunciamientos muy claros de la Sala Constitucional de que tiene plena potestad para recuperar esa calle como espacio público. Todavía están a tiempo de incorporarse al proyecto, la mayoría (de los que se oponen) ni lo conocen, ni tienen idea de los grandes cambios que se han hecho”,afirmó el alcalde.

“Si ellos no aceptan la Municipalidad no solo va a cerrar sino a demoler el actual mercado de la calle 13 bis”, añadió.

De acuerdo con Araya, en el nuevo edificio se invirtieron más de ¢1.000 millones y se añadieron unos ¢150 millones para realizar las mejoras solicitadas por los comerciantes.

El inmueble de 1.800 metros cuadrados contará con 88 locales para los comerciantes y un área de cafetería de unos 210 metros cuadrados.

Rommel García explicó que ya realizaron una rifa de los locales y solo esperan que el contratista finalice la instalación eléctrica para comenzar el traslado.

“Logramos sentarnos en la mesa y se firmó un acuerdo de cambios a la estructura; el tema no es que le estábamos diciendo que no al nuevo mercado, sino a las condiciones que nos estaban ofreciendo, por ejemplo un contrato temporal e instalaciones mal distribuidas”, explicó.

García reconoció que el número de opositores al traslado ha crecido debido a la incertidumbre.

“Están esperanzados en una indemnización, y nosotros nos hemos dado cuenta de que no es cierto”, dijo.

De acuerdo con el vocero de los artesanos, también están satisfechos con la propuesta económica que realizó la Alcaldía sobre el alquiler del inmueble, el cual rondaría los ¢50.000 mensuales por tramo, con el costo de la patente incluido.

"Esto es una muy buena noticia, el hecho de que 28 compañeros no se quieran ir me da mucha pena (...) nos están ofreciendo un buen contrato, igual que el resto de mercados de la municipalidad, estamos siendo premiados, es una bendición para nosotros", concluyó.

Además de la zona gastronómica, también hay un espacio destinado para cajeros automáticos donde tampoco se ha construido nada.

Los que se oponen a la reubicación aseguraron que tienen suficiente fundamento para el reclamo que presentaron ante el Tribunal Contencioso Administrativo.

Incluso realizaron protestas esta semana frente a esas oficinas judiciales, en Calle Blancos de Goicoechea, para pedir una medida cautelar que frene el traslado.

"La principal razón son los derechos que tenemos de estar aquí, porque tenemos muchos acuerdos del Concejo Municipal que nos establecieron como mercado de ubicación permanente, la segunda razón es que la zona donde Johnny (Araya) nos quiere trasladar es una zona roja", aseguró Ana Solórzano, vicepresidenta de los artesanos.

Según la vendedora, no es cierto que solo 28 no se quieran trasladar, sino que más bien son la mayoría. Afirmó que muchos han aceptado por temor.

"Decir que él con nosotros ha negociado es mentira, es una imposición lo que él quiere hacer", afirmó.

"Si nos quiere violentar que lo hagan, lo que le puede esperar es prisión por violentar la ley (...) Cuando nosotros vinimos a estar aquí en esta calle, que había sido inhabilitada hace 30 años y tenemos 24 de estar aquí, se nos había prometido una estadía por 99 años. Esta situación es una clara violación a los derechos adquiridos", dijo Solórzano.

El traslado de los artesanos está pendiente desde el 2014 cuando la Sala Constitucional anuló el levantamiento del veto realizado por el presidente Luis Guillermo Solís, con el cual otorgaba dicha calle a los comerciantes.

Tras ese fallo, el ayuntamiento de San José inició la construcción del nuevo mercado.

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) también se había comprometido a remover al menos cuatro paradas de bus que están cerca de ese sector para mejorar el acceso a la zona.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.