Joselyne Ugarte Q. 4 septiembre
31/08/2018 Parque Nacional Volcán Poas.Turistas internacionales que lograron encontrar el volcán despejado en su reapertura. Fotos de Diana Méndez
31/08/2018 Parque Nacional Volcán Poas.Turistas internacionales que lograron encontrar el volcán despejado en su reapertura. Fotos de Diana Méndez

El Parque Nacional Volcán Poás, en Alajuela, abrió sus puertas nuevamente el viernes anterior; desde ese día y hasta el domingo, recibió a más de 1.500 turistas que llegaron con la ilusión de observar los vivos colores del cráter, luego de 16 meses de cierre por la actividad eruptiva del jueves Santo del 2017.

El viernes llegaron 200 personas de distintas nacionalidades, el sábado fueron 620 y el domingo llegó el mayor número, un total de 730 turistas, informó el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac).

Mahyar Shirazinia Riggioni, administrador de dicha área protegida, calificó de exitosa la reapertura, por el incremento de los visitantes cada día y por la satisfacción con las medidas de seguridad.

La expectativa del administrador es que la visitación aumente conforme la gente se acostumbre al nuevo sistema de reserva de tiquetes en línea.

Entre las novedades que encuentran los visitantes está el sistema de seguridad, que es único en la región de Centroamérica, el cual incluye uso de cascos, rutas claras de evacuación, sensores de gases y refugios en caso de emergencia.

También otro aspecto novedoso es el ingreso en grupos de 56 personas máximo al mirador y el tiempo limitado a 20 minutos observando el coloso. Esta es la única actividad que se puede realizar, pues por el momento, no están habilitados los senderos.

“Los comentarios de los visitantes, posteriores a la visita del cráter, han sido positivos, al calificarla como muy ordenada y apegada a un estricto control de ingreso, para garantizar la integridad de los visitantes”, aseguró el administrador del Parque.

El 31 de agosto anterior, ante la reapertura del volcán, los comerciantes de la zona comentaron a La Nación que veían con esperanza este primer paso. Pues ellos han sido los más golpeados por el cierre de más de un año, que dejó como saldo la caída estrepitosa de sus ventas, ante la ausencia de turistas.

Su esperanza es que pronto se pueda permitir un ingreso menos restringido, lo cual desemboque en un número mayor de visitantes.

Y es que el ingreso al área está restringida también con horarios, los turistas pueden comprar las entradas únicamente por Internet (en la página www.sinac.go.cr), para hacer el recorrido desde las 7 a. m. y hasta la 1:20 p. m.