Daniela Cerdas E.. 13 mayo
Este miércoles, el obispo de Cartago, Mario Quirós, envió un comunicado en el cual reafirma que el acto religioso no se podrá realizar. Foto: Rafael Pacheco
Este miércoles, el obispo de Cartago, Mario Quirós, envió un comunicado en el cual reafirma que el acto religioso no se podrá realizar. Foto: Rafael Pacheco

Tal y como adelantó el Ministerio de Salud, la romería 2020 y otros actos religiosos en honor a la Virgen de los Ángeles no se podrán realizar debido a la pandemia de covid-19.

Este miércoles, el obispo de Cartago, Mario Quirós, envió un comunicado para ratificar que la peregrinación no se podrá llevar a cabo por tratarse de una actividad masiva.

“Deseo manifestar a todos nuestros feligreses que para este 2020 no será posible la realización de nuestra tradicional romería y de otros actos religiosos en honor a la patrona de Costa Rica, pues pueden poner en riesgo la salud de los costarricenses”, manifestó el prelado.

Quirós indicó que, más adelante, darán a conocer diversas formas de celebrar en honor a la Virgen de los Ángeles y anunció que esperan desarrollar una romería virtual para que los fieles puedan participar desde los hogares.

Esta es la segunda vez desde 1782 que se suspende el acto de peregrinación por una pandemia.

Hace once años, la culpable fue la gripe AH1N1, originada en México y Estados Unidos, la cual impidió a cientos de fieles realizar el recorrido hasta la basílica de Los Ángeles, en Cartago.

Quirós añadió que las autoridades han solicitado no bajar la guardia frente al estado de la pandemia. Afirma que la decisión fue motivo de reflexión entre los obispos y el Ministerio de Salud.

Este lunes, el jerarca del ramo, Daniel Salas, informó de conversaciones que sostuvo con los miembros de la Conferencia Episcopal, máximo órgano de la Iglesia católica en el país, para advertirles del riesgo de hacer una romería en este momento.

La mayoría de los feligreses suele hacer la caminata entre la noche del 1°. de agosto y la madrugada del 2 de agosto. Sin embargo, según el cronograma de apertura de actividades presentada por el Gobierno, para esa fechas seguirán prohibidos los eventos masivos.

De hecho, es hasta la tercera fase del plan, comprendida del 21 de junio al 11 de julio, cuando se permitirán actividades religiosas con no más de 75 personas; y en la cuarta fase, del 12 de julio al 1.° de agosto, con un máximo de 100.

Además, siempre será necesario mantener un distanciamiento de 1,8 metros entre las personas.

"Esta determinación (de suspender la romería) no significa que nuestra fe se debilite ni que nuestro amor hacia la madre de Dios no sea correspondido por ella que, fielmente, acompañó a su hijo al pie de la cruz.

"Este año no iremos a la casa materna, pero la madre ya nos ha visitado en dos ocasiones sobrevolando el suelo patrio para estar más cerca de quienes necesitan ser acompañados y reconfortados en estas circunstancias ", aseveró el obispo.

En ese sentido, Quirós motivó a los católicos a seguir poniendo en práctica las medidas establecidas por el Ministerio de Salud para evitar aglomeraciones que puedan elevar los casos de contagio de covid-19.

“En el año 2009, tuvimos que enfrentar la situación ante el virus AH1N1. que llevó a tomar la decisión de suspender la romería y toda la fiesta celebrativa en torno a la novena y 2 de agosto.

"En ese entonces, era una situación menos grave que la actual y se emprendió buscando el bien de la población. Por eso con mayor razón tomamos esta decisión este año, en el contexto de la pandemia que se vive a nivel global”, expresó.

Por el momento, también los templos seguirán cerrados, como ocurre desde el 18 de marzo.

Hasta el pasado martes 12 de mayo, en el país se registraban 804 casos de personas contagiadas con el nuevo coronavirus, siete de ellas han fallecido.