Patricia Recio. 23 junio
El director ejecutivo de Aeris, Rafael Mencía, habló con 'La Nación' sobre las expectativas de cara a la apertura de la principal terminal aérea del país y el interés que han mostrado las aerolíneas en reanudar operaciones. Foto: Eyleen Vargas/ Agencia Ojo por Ojo.
El director ejecutivo de Aeris, Rafael Mencía, habló con 'La Nación' sobre las expectativas de cara a la apertura de la principal terminal aérea del país y el interés que han mostrado las aerolíneas en reanudar operaciones. Foto: Eyleen Vargas/ Agencia Ojo por Ojo.

El anuncio de la suspensión de la tercera fase de apertura del país, previsto para el fin de semana anterior, también dejó al sector turístico y aeronáutico una gran interrogante sobre el levantamiento del cierre de fronteras y la consecuente rehabilitación de los vuelos comerciales, inicialmente planteados para el próximo 1.° de julio.

Con gran incertidumbre sobre esa fecha, Rafael Mencía, director ejecutivo de Aeris Holding, empresa gestora del aeropuerto Juan Santamaría, aseguró que esa terminal ya está lista para recibir turistas, pero advierte que no pueden permitirse un paso en falso, pues sería aún más negativo habilitar los vuelos comerciales y luego echar para atrás.

Para Mencía, el proceso no debería retrasarse demasiado.

Sostiene que muchos aeropuertos de la región ya se tienen fechas de apertura y que ser los últimos en abrir dejaría al país en desventaja para la atracción de un ya de por sí limitado mercado de aerolíneas dispuestas a volver a volar una vez que se reabra el tráfico aéreo internacional, casi paralizado por la pandemia de covid-19.

Así se lo dijo a La Nación en una entrevista.

–¿Cómo vislumbran el panorama de apertura para el sector luego de que se anunciara el retroceso en el levantamiento de medidas de reapertura?

–Nosotros vemos el panorama con preocupación, porque todos en el sector turístico estamos severamente afectados en las finanzas y, consecuentemente ,en el trabajo de los colaboradores y de muchísima gente que está enlazada.

“La noticia es muy preocupante. Esperamos que se tomen las acciones correctivas y que podamos, a través de las medidas que está tomando el Ministerio de Salud, volver al ritmo de crecimiento de las etapas, de manera que se vaya normalizando la actividad económica y que se pueda dar la reapertura de tráfico internacional.

“Sabemos que el turismo es importante para Costa Rica, y los aeropuertos hemos hecho protocolos. Los hemos presentado al Ministerio de Salud, solamente estamos esperando el banderazo final. Las noticias de hoy (viernes anterior) son un paso atrás, pero es solo un paso atrás; tenemos que dar muchos pasos hacia adelante para compensar.

“Entendemos que las medidas están tratando de proteger la vida de los ciudadanos, que no hay nada más importante que eso, pero también la vida de los ciudadanos necesita la reactivación económica”.

–¿Han intercambiado criterios con otros países encaminanos a esa reapertura, para ver las medidas que han implementado y la posibilidad de retomar operaciones en países como el nuestro?

–Nosotros pertenecemos a un grupo que tiene aeropuertos en Quito, Brasil, Curazao y también somos parte de la directiva del concilio de aeropuertos de Latinoamérica y el Caribe.

”Hemos logrado tomar muchas informaciones de los protocolos para el manejo de los pasajeros en el aeropuerto. Sabemos que Quito ya abrió y se ha aplicado el protocolo con mucho éxito; se parece mucho al nuestro.

“Las condiciones son buenas en términos climáticos para generar la reapertura en los aeropuertos de esta región (...). Hay muchas líneas aéreas que han expresado abierta y oficialmente su intención de volar a Costa Rica.

“Costa Rica tiene un nombre de privilegio no solo por el bello destino turístico que es, sino por la experiencia que ha tenido con pocos infectados en la pandemia y eso debe ayudar a que los turistas se atrevan a venir, porque es más seguro que muchos de sus lugares de origen.

“De manera tal que estamos apostando a eso, de común acuerdo con la Dirección General de Aviación Civil y el Ministerio de Salud”.

–¿Se ha podido sondear qué tan dispuestas estarían esas aerolíneas a retomar su operación aquí?

–Quito ya abrió. Dominicana va a abrir. Muchos países están anunciando apertura en julio y agosto; todos lo están haciendo con protocolos y con medidas tomadas, la mayoría de ellas, de IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo) y el Concilio de Aeropuertos.

“Lo que están haciendo los países de la región es abriendo en julio y agosto; los casos más extremos, como Argentina, en setiembre. Pero de aquí a setiembre estaremos todos abiertos en Latinoamérica y es importante para Costa Rica no ser el último en abrir, porque va a haber una escasez de equipamiento, de aviones y de asientos.

“Es importante que podamos colocarnos estratégicamente para atraer el tráfico y no ser los últimos en abrir y que ya las líneas aéreas se hayan comprometido con otros países”.

–Si se mantuviera la fecha del 1.° de julio como apertura ¿Cuánto tiempo antes requieren que eso se confirme para tener listos todos los protocolos, itinerarios y demás requirimientos?.

–Con las medidas que anunció el Ministerio de Salud y el paso atrás que hubo que dar, yo dudo que se abra el 1.° de julio, pero nosotros estamos listos; Aviación Civil está lista. Los equipamientos y los ajustes que hay que hacer en el aeropuerto para asegurar distanciamiento social, van a estar listos el 1.° de julio

“Ante la circunstancias que han forzado al gobierno a dar este paso atrás, hay que ver cómo volvemos de alguna manera a pisar el acelerador, siempre con prudencia, para poder cumplir las metas de volver abrir el país, volver a generar los empleos y volver a generar la actividad económica de la aviación, que es tan importante”.

–¿Ustedes han planteado la posibilidad de que se abran las fronteras a extranjeros solo por vía aérea, siendo uno de los sectores donde es posible cumplir mayores protocolos?

–Bueno sí, el aeropuerto Juan Santamaría está abierto; hemos recibido vuelos prácticamente todas las semanas de diferentes líneas aéreas, con más frecuencia norteamericanas. En esos vuelos vienen costarricenses y se van extranjeros que pasaron buena parte de la pandemia acá en Costa Rica.

“Ahí hay un protocolo bastante exigente porque se hacen pruebas; hay médicos de la Caja Costarricense de Seguro Social prestando servicio en el aeropuerto. Lógicamente, ese protocolo tan fuerte no es muy sostenible cuando el tráfico aumente.

“Las líneas aéreas reciben múltiples llamadas y requerimientos sobre cuándo se va a reactivar la actividad aeronáutica, por eso es importante saber que vamos a poder reactivarnos con buena medida”.

–¿Pero harían ese planteamiento para que valore abrir las fronteras por vía aérea?

–Hay que ver que los motivos de viaje puedan ser capaces de generar una cantidad suficiente de pasajeros para que las líneas aéreas puedan poner los vuelos; porque los vuelos tienen que ser autosuficientes, tienen que generar a las líneas aéreas un rendimiento.

“Si hay muchas restricciones sobre quiénes pueden viajar, como pasa con los vuelos de emergencia, no hay mucha posibilidad de mucha frecuencia. Se necesita realmente de una apertura y esa apertura requiere que haya protocolos, que haya medidas para asegurarse que ese pasajero no solo pasa por el aeropuerto con un protocolo que lo cuida, sino que va al servicio de transporte público de una manera ordenada y segura, lo mismo en hoteles, restaurantes y centros de atracción que visitan los turistas.

“Tenemos que hacer eso de la mano del Ministerio de Salud, con historial de dónde se produce un incidente y cómo lo controlamos, porque el hecho de abrir y cerrar, ya cuando estemos en tráfico internacional, es una señal muy peligrosa que enviamos al mundo.

“Muchos lugares van a abrir y van a permanecer abiertos. Cuando abramos tenemos que tener la certeza de cómo nos mantenemos abiertos y cómo controlamos cualquier incidente que pueda ocurrir, porque algunos incidentes van a ocurrir; ese punto no va a ser perfecto ni 100% controlable.

“El tema de cerrar después de haber abierto y haber activado líneas aéreas conlleva muchas inversiones y muchos costos. Podemos perder mucho si tenemos que cerrar”.

– ¿Han hecho estimaciones sobre el número de líneas aéreas que podrían retomar la operación en los primeros meses una vez que se abra la operación comercial?

–Teníamos casi 30 líneas aéreas funcionando al 15 de marzo. Creo que eventualmente todas van a volver, algunas líneas más que otras van a tener que enfrentar dificultades económicas y financieras.

“Otras, como las aerolíneas europeas y norteamericanas que tienen gobiernos fuertes, que tienen muchos recursos, podrán recibir cierto nivel de apoyo de los gobiernos. Eso es más difícil para las aerolíneas de Latinoamérica, va a ser más difícil.

“Para líneas aéreas como Avianca y Copa, que han ayudado muchísimo al tráfico de Costa Rica, y son las dos líneas principales, sabemos que ambas volverán, como sabemos que las líneas europeas que habíamos logrado captar también tienen muchísimo interés. Igualmente, United y American Airlines, así como Spirit que ya comienza a volar en vuelo de emergencia la semana próxima.

“Hay un gran interés de las líneas aéreas. Si captamos 18 en los primeros meses será un gran éxito para Costa Rica, pero necesitamos manejar bien esos protocolos, necesitamos un celo de las autoridades y de los participantes del sector privado en que esos protocolos se cumplan, para que podamos permanecer abiertos”.

¿Cuáles serían los primeros destinos en volverse a habilitar para Costa Rica?

–Sin duda los Estados Unidos, la conexión con Panamá es importantísima, Bogotá y Centroamérica es importante para Costa Rica, ahí hay un gran tráfico que siempre ha sido muy importante para el Juan Santamaría.

“Existe otra forma de verlo y es cuánto se manifestará el deseo de los costarricenses por volver a viajar, porque es muy importante que los lugares donde los costarricenses van por diferentes motivos, donde tienen familiares, donde tienen hijos estudiando, donde tienen negocios, donde van a esparcimiento, ofrezcan un lugar seguro.

“Porque el 32% del tráfico del Santamaría es de costarricenses que viajan, tenemos también que trabajar ese nicho de mercado. Los destinos de Estados unidos como Miami, Houston, Nueva York son importantes para Costa Rica; son los lugares que volverán.

“Volverá España con Iberia, volverá KLM y esas lineas europeas que han manifestado los deseos de volver. Si iniciamos con eso la activación, todos los demás volverán.

“Tenemos una conexión de muchos años con México, con varias líneas aéreas como Aeroméxico, Volaris y algunas más, y ese es un destino importantísimo tanto para los mexicanos que vienen, como para muchos costarricenses que van. Y esos son los destinos que están manifestando su intención de viajar a Costa Rica”.

–¿No tener a estas alturas una fecha definitiva sobre la apertura, los deja en desventaja en cuanto a los itinerarios y cómo se acomodarían las aerolíneas que estarían dispuestas a regresar al país?

–No tenemos ninguna desventaja con itinerarios. Esto nos permite tanto a Aviación Civil como a nosotros, programar con las líneas aéreas y darles buenos horarios.

“Estamos haciendo un esfuerzo para evitar las horas pico, para evitar la concentración de personas; estamos tratando de espaciar los vuelos, de manera tal que las aglomeraciones de personas no generan ningún riesgo.

“Hemos hecho estudios de capacidad y sabemos cuántos vuelos podemos tener a cada hora y el trabajo importante cuando se dé la apertura es lograr itinerarios de vuelos con las líneas aéreas ,asegurando que no generamos congestión y que se puede hacer distanciamiento social, porque nos obliga a distanciar los vuelos para que la gente en fila y salas no esté cerca una de otra.

“Eso va a ser relativamente fácil al principio y va a ser más complicado en la medida que tengamos más vuelos, pero no tenemos otra cosa que hacer que obligarnos todos a establecer itinerarios que eviten la hora pico (...). Ayer (jueves) tuvimos una reunión programando rutas, básicamente enfatizando esos conceptos de darles buenos itinerarios, pero siempre forzándolos a evitar la hora pico”.

–¿El formulario de Salud para los pasajeros que está vigente requiere alguna modificación una vez que se permita el ingreso de extranjeros?

–Es parte del protocolo. Se ha establecido un formulario electrónico, de manera que el pasajero lo pueda llenar por Internet antes de llegar al país, para que eso evite la acumulación de documentos, el papeleo y esas circunstancias que puedan generar filas en Migración.

“Los formularios de salud sugeridos por el Ministerio están en los protocolos del aeropuerto, es una decisión inteligente el hacerlo electrónico y que el pasajero lo pueda llenar antes de llegar al avión. Es una gran idea que estamos estimulando y que las líneas aéreas están compartiéndola con sus pasajeros, porque ese es el mejor vehículo de comunicación, ya que los pasajeros son clientes de las lineas aéreas”.