Patricia Recio. 9 julio, 2019
Según el AyA el combustible fue arrastrado por las lluvias hasta el río que abastece estos poblados. Imagen con fines ilustrativos. Foto: Luis Navarro.
Según el AyA el combustible fue arrastrado por las lluvias hasta el río que abastece estos poblados. Imagen con fines ilustrativos. Foto: Luis Navarro.

Un derrame de combustible provocado por una toma ilegal en la tubería de Recope, contaminó la fuente de agua que abastece a todos los vecinos de Siquirres, Indianas y Pacuaritos.

Natalie Montiel, subgerenta de sistemas periféricos del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), explicó que las lluvias arrastraron el combustible al margen del río Siquirres, lo que ocasionó la contaminación del líquido de donde esa entidad toma el agua.

El derrame se presentó desde el miércoles anterior y, según Montiel, no habían sido informados por la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), por lo que fue hasta la madrugada de este martes que se identificó la presencia de hidrocarburos en la planta potabilizadora y se activaron los protocolos de emergencia.

De momento, la principal recomendación de las autoridades es no ingerir el líquido que llega a las casas, hasta que se notifique por vías oficiales que el agua está libre de contaminación.

“Se cerró la planta de tratamiento y comenzó a drenar a través de los hidrantes que había en las tuberías de distribución, nuestros trabajadores han estado limpiando las tuberías y tanques”, agregó Montiel.

Ese daño afecta actualmente a unas 7.000 personas que se abastecen con esa toma.

Además, indicaron que no se tienen reportes de personas afectadas por consumo de este líquido.

Según dijo, están a la espera de que Recope limpie el cauce para ingresar el agua de manera segura a la planta.

Una vez que eso ocurra, realizarán nuevos lavados y pruebas al líquido para determinar en qué momento es apto para el consumo.

“Se solicita que en el momento que estemos haciendo estos lavados, los usuarios dejen drenar las tuberías en sus instalaciones por 15 minutos”, añadió la funcionaria.

La funcionaria dijo que serán pocos metros cúbicos los que se gastarán cuando los usuarios abran las llaves, por lo que el cargo no sería muy alto. No obstante, si la factura llega más alta, el afectado podrá hacer el reclamo posteriormente en una sucursal de la entidad.

Adicionalmente se enviaron tres camiones cisternas de 15.000 metros cúbicos que llegarían pasado el mediodía. La prioridad será abastecer la clínica, el hospital local y el hogar de ancianos. Uno de estos camiones se destinará a la población.

Montiel dijo que la hora en que se restablecerá el servicio depende de la limpieza que realiza Recope en el margen del río.

Mediante un comunicado, la Refinadora indicó que fueron informados el jueves anterior de la fuga por autoridades del Cuerpo de Bomberos e inmediatamente las cuadrillas de la entidad confinaron y recolectaron el producto con equipo especial.

Recope estima que se derramaron 3.000 litros de producto Jet A-1, utilizado como combustible de avión.

“El día de hoy especialistas en la atención de este tipo de eventos se reunieron con personeros de AyA, Bomberos y otras autoridades de la comunidad, además visitaron los tanques de captación de la zona para iniciar el proceso de remediación, en el cual Recope aportará un desarenador y un desengrasante de alto poder (totalmente biodegradable), para hacer una limpieza completa del sistema, para una posterior desinfección”.

Además hicieron un llamado a los pobladores a denunciar el robo de combustible, que ocasiona este tipo de problemas que ponen en riesgo a las comunidades aledañas al poliducto.