Servicios

Cazadores hirieron con machete a chanchos de monte en Corcovado; tuvieron que ser operados

Los animales presentaban heridas abiertas en la cabeza y otras partes del cuerpo; personal de la UNA y ZooAve les dio atención

Especialistas atienden a chanchos de monte que fueron atacados por cazadores en la Península de Osa. Foto cortesía UNA.

Un grupo de cazadores atacó con machetes a una manada de chanchos de monte, especie en peligro de extinción, en la comunidad de Rancho Quemado, en las cercanías del Parque Nacional Corcovado, en la zona sur.

A los animales heridos los encontraron el lunes anterior, pero, para poderlos intervenir, se necesitaron varios días para ingresar a la zona, muy adentrada en el bosque. Los chanchos tenían heridas abiertas en su cabeza por lo cual tuvieron que ser operados.

Especialistas de la Universidad Nacional ( UNA) y de ZooAve fueron parte del equipo que se internó para atender a los chanchos.

Los capturaron, los anestesiaron y les hicieron la cirugía. Encontraron cinco animales con heridas visibles.

Yolanda Rodríguez , quien, trabaja en el monitoreo de la especie en Rancho Quemado desde hace año y medio, explicó que varias manadas migran del Parque a las comunidades.

Especialistas atienden a chanchos de monte que fueron atacados por cazadores en la Península de Osa. Foto cortesía UNA.

“Es una especie perseguida por cazadores. Hoy nos encontramos realizando labor de curación de heridas, en la comunidad de rancho quemado hemos tenido presencia de cazadores que han herido a los animales”, dijo Rodríguez.

Isabel Hagnauer fue una de las veterinarias de Zooave que trabajó en la atención.

“Uno de ellos presentaba una lesion de tejido blando profunda de 14 centímetros de longitud. Se hizo una limpieza y puntos de sutura y una vez recuperado se devolvió a la manada”, explicó Hagnauer.

Víctor Montalvo, investigador de la Universidad Nacional (UNA), añadió que el chancho de monte es una especie amenazada en la península de Osa y tiene gran presión debido a la caza.

“Las poblaciones han venido disminuyendo drásticamente y eventos como estos suceden frecuentemente en la península”, expresó Montalvo.