Esteban Mata Blanco. 18 agosto, 2009
 La bancada del PLN, entre ellos José Luis Valenciano, Gladys González, Luis Carlos Araya, Carlos Pérez, Francisco Marín y Sandra Quesada (de lado), votaron por archivar el caso de Sánchez. | MARIO ROJAS
La bancada del PLN, entre ellos José Luis Valenciano, Gladys González, Luis Carlos Araya, Carlos Pérez, Francisco Marín y Sandra Quesada (de lado), votaron por archivar el caso de Sánchez. | MARIO ROJAS

El Congreso archivó ayer la denuncia que buscaba destituir de su cargo al diputado Fernando Sánchez a causa de la redacción del memorando a favor del TLC junto con el exvicepresidente Kevin Casas.

La Procuraduría de la Ética Pública denunció a Sánchez por, presuntamente, violar el deber de probidad que señala la Ley contra la Corrupción y el Enriquecimiento Ilícito, y cuya sanción es la destitución del funcionario público que la transgreda.

El jefe de bancada de Liberación Nacional (PLN), Jorge Méndez, presentó una moción para que el Congreso archivara el caso pues, según la Sala IV, solo los diputados pueden realizar tal acción y no hay un procedimiento legislativo para llevarla a cabo.

Ante la propuesta, 20 diputados de Liberación Nacional (PLN), cinco de la Unidad Social Cristiana (PUSC), tres del Movimiento Libertario (ML) y los independientes José Manuel Echandi y Evita Arguedas, más Guyón Massey, de Restauración Nacional, votaron a favor de archivar el caso.

En contra estuvieron los diputados de Acción Ciudadana (PAC); Carlos Gutiérrez y Luis Barrantes, del Libertario; Óscar López, de Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), y José Merino, del Frente Amplio.

Los cargos. El 31 de octubre del 2007 la Procuraduría General de la República y el Sindicato de Empleados de la Universidad Nacional (UNA) pidieron al TSE que determinara si Sánchez había violado la Ley contra la Corrupción.

Esto por su participación con el exvicepresidente Kevin Casas en la redacción de un memorando en setiembre de ese año, para impulsar la opción del SÍ al TLC con Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana.

Sánchez envió el memorando a su primos, el presidente de la República, Óscar Arias, y a su hermano Rodrigo Arias, ministro de la Presidencia, con el fin de que “a través del miedo” se manipulara a la gente para que votara a favor del TLC.

El documento señalaba que la mejor manera de que el SÍ ganara el referendo del 7 de octubre de ese año era a través de una campaña del miedo.

Al hacerse público el contenido del memorando, llovieron críticas a ambos funcionarios, a tal punto de que Casas renunció a la vicepresidencia de la República el 22 de setiembre del 2007.

Sánchez se quedó en su puesto y, ante la denuncia en su contra, presentó un recurso de amparo ante la Sala IV, alegando que no se le podía acusar ante el TSE de violentar la Ley contra la Corrupción.

La resolución de la Sala IV señala que el TSE no tiene competencia para castigar a un diputado, y que esa potestad es de la Asamblea Legislativa.

El 5 de junio de este año el TSE remitió a la Asamblea Legislativa el expediente, y los congresistas archivaron ayer el caso.