Eillyn Jiménez B., Francisco Barrantes. 1 marzo

"Ante la incertidumbre de los cambios tenemos el fundamento de nuestro Dios. Dios está firme, Dios está caminando con nosotros y no habrá cambio que nos desborde porque él es el que nos sostiene".

El nuevo obispo alajuelense, monseñor Bartolomé Buigues Oller (izq.) fue presentado esta mañana. Lo saluda, el obispo saliente, monseñor Ángel San Casimiro. Foto: Francisco Barrantes
El nuevo obispo alajuelense, monseñor Bartolomé Buigues Oller (izq.) fue presentado esta mañana. Lo saluda, el obispo saliente, monseñor Ángel San Casimiro. Foto: Francisco Barrantes

Este fue parte del mensaje que expresó el nuevo obispo de Alajuela, monseñor Bartolomé Buigues Oller,luego de su presentación, la mañana de este jueves en las instalacionesdel clero en La Garita.

El prelado respondió así a una consulta sobre cómo debe enfrentar los cristianos los momentos de cambio que vive el país, como los políticos, de cara a la segunda electoral. Para él se trata de "cambios de los hombres" que son pequeños para Dios.

"Para los creyentes, el Señor es el que conduce la historia y por lo tanto el verdadero cambio es el que el Señor nos propone, estamos en Cuaresma, el Señor nos propone un auténtico cambio de conversión", añadió el sucesor de Ángel San Casimiro quien en setiembre anunció su retiro del obispado tras cumplir los 75 años.

Él mismo representa un cambio, pues con su nombramiento oficializado por el Vaticano esta madrugada, se convierte en el primer obispo de la orden de los padres terciarios capuchinos o padres amigonianos, comunidad religiosa fundada por Luis Amigó en Valencia, España. Esta comunidad llegó a Costa Rica en 1979 para establecer una casa de formación, en Zapote, San José, y con los años se establecieron otros dos centros.

“Estoy aquí por que el Señor ha querido... toda mi trayectoria hasido escuchar al Señor y tratar de ser dócil, no podía decir que no...trataré de estar pendiente, disponible , dispuesto a servir y si algunavez no lo estoy, me lo dicen como dijo el presidente (Luis Guillermo Solís”, añadió el nuevo obispo.

Bartolomé Buigues Oller (derecha) es el nuevo obispo de Alajuela. Foto: Cortesía
Bartolomé Buigues Oller (derecha) es el nuevo obispo de Alajuela. Foto: Cortesía

Buigues, de 54 años, afirmó estar contento con el nombramiento y claro en la responsabilidad que tiene sobre los hombros.

“Me defino como una persona que intenta acoger el amor de Dios queintento dejar amarme por Dios y discernir cuál es su camino y hacer elbien. Ojalá que de mí pudieran decir que pasé dejando la presencia deDios que pasé buscando”, expresó.

El nuevo obispo es el hijo mayor de Bartolomé Buigues y María Oller; solo tiene una hermana de nombre María Rosa.

Nacido el 7 de marzo de 1963 en Valencia; el ahora monseñor Bartolomé tiene un bachillerato en Filosofía y Teología, licenciaturas en Teología Pastoral, Antropologia Social y Cultural y un posgrado en Gestión de Centros Educativos.

Ha realizado misiones en España, Bolivia, República Dominicana y en Costa Rica, donde se desempeñó como formador de postulantes y novicios de 1992 a 1999 y del 2013 al 2017.

Al concluir la presentación, su antecesor, monseñor Ángel San Casimiro se animó a hacer recomendaciones. Primero que sea el animador de su comunidad, comenzando con lossacerdotes."Quizás no necesitamos tanta doctrina sino mucha humanidad", dijo

El segundo fue que se convirtiera en aficionado de la Liga Deportiva Alajuelense.

Fray Bartolomé Buigues, en una imagen del 2015.
Fray Bartolomé Buigues, en una imagen del 2015.