Patricia Recio. 16 septiembre
Los vuelos comerciales se habilitaron desde el 1.° de agosto bajo estrictos protocolos sanitarios y condiciones para los viajeros . Foto: Rafael Pacheco
Los vuelos comerciales se habilitaron desde el 1.° de agosto bajo estrictos protocolos sanitarios y condiciones para los viajeros . Foto: Rafael Pacheco

La apertura de vuelos comerciales aún no acerca al aeropuerto Juan Santamaría al despegue de sus operaciones.

En agosto por la terminal aérea más importante del país pasaron 6.071 pasajeros, lo que representó un 97% menos en relación con el año anterior, cuando lo hicieron 213.870 personas.

“Las expectativas que tenemos para este mes de setiembre, con la apertura de algunos estados de Estados Unidos, es de aproximadamente 12.500 pasajeros. Al compararlo con setiembre 2019, tenemos una disminución de un -93%, cuando fueron 174.000 pasajeros de todos los destinos”, manifestó Erick Barboza, director comercial de Aeris, firma gestora de la terminal.

Según detalló, la estimación es que desde Estados Unidos se esperan unos 8.000 pasajeros, comparados con los 68.000 que visitaron el país desde ese destino el año pasado en este mismo mes.

El director comercial agregó que con la apertura de nuevos estados autorizados se confirmaron vuelos de American Airlines hacia Dallas y Miami; United hacia Houston y Newark; y Spirit hacia Fort Lauderdale.

En octubre se sumarían más líneas aéreas.

Actualmente, el gobierno autoriza el ingreso al país de viajeros de 18 estados de Estados Unidos: Washington, Oregon, Wyoming, Arizona, Nuevo México, Michigan, Rhode Island, Pennsylvania, Massachusetts, Colorado, Nueva York, Nueva Jersey, New Hampshire, Maine, Vermont y Connecticut, así como de Maryland y Virginia.

Y a partir del 1.° de octubre, se sumará California.

Además, desde agosto se permite el ingreso de viajeros desde la Unión Europea, Reino Unido, Tailandia, Canadá, Corea, Uruguay, Singapur y China.

La Dirección General de Aviación Civil, además, avaló los vuelos en conexión desde destinos no autorizados, siempre que sus pasajeros demuestren que provienen de los países y estados permitidos y cumplan con los demás requisitos entre los que se incluyen la prueba PCR negativa, el seguro de viajes y el formulario sanitario debidamente completo.

Cifras en la región

De acuerdo con un comunicado divulgado por la Organización Aeroportuaria Internacional (ACI por sus siglas en inglés), el tráfico de pasajeros de agosto en los aeropuertos de América Latina y el Caribe fue un 75,8% inferior al del mismo mes de 2019.

Además, según indicaron, desde el inicio de 2020 (enero-agosto) las terminales aéreas de la región experimentaron una disminución del 58,3% con respecto al año anterior.

La estimación de la ACI es que el tráfico de pasajeros este año cierre con una reducción de entre el 60% y el 70% en comparación con el 2019, lo que representa una pérdida de hasta 480 millones de pasajeros.

Esa reducción implicará que los ingresos de los aeropuertos de la región disminuyan, al menos, en $6.500 millones.

Dichas cifras, dependerán del momento en que los gobiernos permitan la reanudación del transporte aéreo y de las medidas aplicadas contra la covid-19.

“ACI recomienda a los gobiernos que en lugar de implementar cuarentenas, que destruyen la demanda, implementen protocolos de pruebas como una mejor opción. La severa reducción del tráfico de pasajeros tendrá un impacto significativo en la economía de los aeropuertos”.

De acuerdo con esa organización, se espera que los volúmenes de tráfico de pasajeros recuperen los niveles de 2019 hasta en el 2023 o 2024.

“Se espera una recuperación más rápida en mercados con mayor tráfico doméstico en comparación con aquellos con mayor proporción de tráfico internacional”, añade el comunicado.