Irene Vizcaíno. 1 junio
Natalia Porras obtuvo su cédula con apariencia femenina desde setiembre del 2009. Ahora, sin embargo, aparte de la apariencia, el nombre aparecerá con el nombre del género autopercibido, sin el
Natalia Porras obtuvo su cédula con apariencia femenina desde setiembre del 2009. Ahora, sin embargo, aparte de la apariencia, el nombre aparecerá con el nombre del género autopercibido, sin el "conocido como". Fotografía: Archivo Nación

Este jueves 31 de mayo llegaba a 151 el número de solicitudes para cambio de nombre ante el Estado y en la cédula de identidad, según el género autopercibido.

Ese trámite, que ha reclamado por años la población trans, será posible luego de que el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) anunció el 17 de mayo una reforma en el Reglamento del Estado Civil.

A la lista se suman dos peticiones más tramitadas en consulados costarricenses, a los que el Tribunal envió los documentos de consentimiento informado que los interesados deben llenar.

Luis Bolaños, director del Registro Civil, explicó que como la decisión es reciente, están preparando el sistema para poder incluir la anotación de conformidad con el cambio de reglamento.

"Ya tenemos todo, creo que la próxima semana deberíamos estar aprobando una buena parte", manifestó el jerarca.

La modificación del nombre no requerirá formalidades ni realizar ningún trámite ante un juez, como ocurría antes. Con ella además, se elimina el "conocido como", que era la salida que habían encontrado para incluir el nombre con el que se identificaba una persona trans.

Ya en el 2010, el TSE había dado un primer paso en favor de los derechos de la población trans, al permitir que se tomaran la fotografía de la cédula con imagen femenina o masculina, según el sexo con el que se identificara.

La otra medida que se aplicará será la desaparición de la anotación de sexo de nacimiento en la cédula, aunque este dato permanecerá en los archivos del Registro Civil.

De esta forma, el TSE acata la Opinión Consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), emitida en enero pasado, en la cual ordena reconocer, sin discriminación alguna, los derechos de las personas LGBTI.

Bolaños aclaró que esa modificación se aplica cuando se trata de cambio de nombre por género autopercibido, no porque una persona quiera cambiar su nombre porque no le gusta. En ese caso, es otro procedimiento.

El Registro, entre tanto, también aguarda el pronunciamiento de la Sala Constitucional para determinar el futuro de los matrimonios entre personas del mismo sexo, que actualmente está prohibido por el inciso 6 artículo 14 del Código de Familia, pues también la Opinión Consultiva ordena permitirlos.

La Sala podría, por ejemplo, considerar que debe ser la Asamblea Legislativa la que discuta modificar la ley.

Hasta el momento, hay ocho matrimonios en espera de inscripción ante el Registro.