Daniela Cerdas E.. 7 abril
Los hospitales habían comenzado una desocupación de camas covid-19, pero el aumento de casos, a finales de marzo, obligó a retomar los espacios para la atención de la pandemia. Foto: Cortesía Hospital San Juan de Dios
Los hospitales habían comenzado una desocupación de camas covid-19, pero el aumento de casos, a finales de marzo, obligó a retomar los espacios para la atención de la pandemia. Foto: Cortesía Hospital San Juan de Dios

A lo largo de 14 meses de pandemia, la situación no ha cambiado. El riesgo de ser hospitalizado por covid-19 es mayor para adultos de entre 18 y 64 años.

Población en esas edades es la que más llega a los centros médicos por complicaciones derivadas del nuevo coronavirus, causante de la enfermedad.

Tampoco hay variaciones significativas en la edad promedio de hospitalización por cada grupo, sea en salón o en unidades de cuidado intensivo (UCI).

“Las personas mayores de 60 años son consideradas como el grupo de edad con mayor riesgo frente a la covid- 19 por el impacto de fallecimientos; sin embargo, los datos de hospitalización revelan que los mayores de 18 años y menores de 64 tienen gran impacto de enfermedad, aunque registren menos muertes”, explicó la CCSS en su análisis de datos.

Para llevar a cabo ese estudio, el Área de Estadística de la Salud de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) dividió en tres grupos a las personas hospitalizadas:

Grupo 1: Jóvenes con menos de 17 años.

Grupo 2: Adultos entre 18 y 64 años.

Grupo 3: Adultos mayores de 65 años.

Internados en salón 2020 vs. 2021

De acuerdo con el informe, de marzo a diciembre de 2020 hubo 5.099 ingresados a salón por covid-19.

De ellos, 198 (3%) se ubicaron en el grupo 1, con edad promedio de 8 años; 3.468 (59%) fueron del grupo 2, con una edad promedio de 46 años; y 2.243 internados (38%) se ubicaron en el grupo 3, con una edad promedio de 78 años.

En tanto, en el 2021, se han registrado 1.827 ingresos a salón, de enero a abril.

De ellos, 67 (4%) se ubicaron en el grupo 1, con edad promedio de 10 años; 1.023 (56%) fueron del grupo 2, con una edad promedio de 46 años; y 737 internados (40%) se ubicaron en el grupo 3, con una edad promedio de 79 años.

Ingresados a UCI

En el 2020, con datos de marzo a diciembre, en unidades de cuidados intensivos (UCI) hubo 2.904 egresos.

De ellos hubo 27 niños (representaron el 1%, la edad promedio fue de 5 años); 1. 798 adultos (62%, con edad promedio de 52 años) y 1.079 adultos mayores (37%, con una edad promedio de 74 años).

En el 2021, con datos de enero a abril, en cuidados intensivos hubo 1.460 egresos. De ellos hubo 17 niños (representan el 1%, edad promedio de 5 años), 883 adultos (60%, edad promedio 51 años) y 560 adultos mayores (39%, con una edad de 75 años).

Susana López Delgado, funcionaria de Estadística de la Salud de la Caja, concluyó que el comportamiento de la enfermedad en los grupos de edad se mantiene constante a lo largo de la pandemia, pues no hay variaciones significativas entre los resultados del 2020 y lo que va de este año.

La CCSS reiteró que cuantas más enfermedades padezca una persona y más graves sean, mayor será el riesgo de tener covid-19 grave.

De hecho, un informe de la Comisión de Mortalidad de Covid-19 reveló en enero, que de los muertos por la covid-19, una gran cantidad presentaba enfermedades crónicas.

Así por ejemplo, de los fallecidos, el 67% presentaba hipertensión arterial, 50% tabaquismo y 40%, diabetes mellitus.

Además, un 31,3% era obeso, el 22,5% presentaba alguna cardiopatía y un 17% tenía enfermedad renal crónica.

A pesar de esa relación, la Caja insta a toda la población a cuidarse, porque nadie está exento de sufrir covid-19 y complicarse.

“Siempre asombra a los médicos y al público, el relato de casos de personas consideradas sanas para su edad y que resultan con covid-19 grave, sin que sepamos ciertamente por qué sucede de esa manera.

“Frente a datos comunes o esperables y a los excepcionales, el llamado de la Caja a la población es a cuidarse de manera estricta con las medidas ya conocidas y a vacunarse cuando le corresponda a su grupo de edad para reducir el riesgo de llegar a tener una forma grave de la enfermedad”, indicó la institución.

Un estudio de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) reveló que jóvenes de entre 18 y 29 años son los que más han abandonado o practican menos las medidas para reducir el riesgo de esta infección.