Salud

Profesionales de la salud del sector privado serán vacunados contra la covid-19 a partir del martes

La CCSS indicó que los beneficiados deben inscribirse en sus colegios profesionales para recibir las dosis

Un total de 9.600 profesionales de ciencias de la salud que laboran en atención de pacientes en el sector privado serán vacunados contra la covid-19 a partir de este martes 23 de marzo.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) comunicó que estima finalizar con la aplicación de las primeras dosis para esta población en un periodo de tres semanas (sin contar Semana Santa).

Para recibir la vacuna, los beneficiados deben inscribirse en sus colegios profesionales, ya que esos entes levantarán las listas de solicitantes y enviarán la información para que sean programados.

De acuerdo con la institución, los colegios contemplados en esta vacunación especial son: enfermería, farmacéuticos, medicina, microbiología, odontología, psicología y trabajo social, terapia física y otros afines.

La Caja dividió la aplicación de las dosis en dos grupos con el objetivo de convocar a los interesados al sitio de vacunación más cercano a su lugar de residencia, según las listas emitidas por los colegios.

Dado en que el 80% de las personas enlistadas forman parte de comunidades pertenecientes a las regiones central norte y sur, la vacuna será aplicada para ellas en los hospitales de su área.

Estos son: Carlos Valverde Vega en San Ramón, San Francisco de Asís en Grecia, San Vicente Paúl en Heredia, San Rafael de Alajuela, México, Rafael Ángel Calderón Guardia, Raúl Blanco Cervantes en San José y Max Peralta en Cartago.

La institución detalló que, “tratándose del grupo más numeroso”, la aplicación de las primeras dosis se extenderá del 23 de marzo al 16 de abril.

Como es usual, las segundas dosis serán programadas 21 días después de la colocación de la primera en cada uno de los casos.

Durante la primera semana de vacunación se llevará el medicamento a las direcciones regionales y, desde allí, los funcionarios serán llamados y dirigidos a los establecimientos de salud más cercanos para ellos.

El gerente médico Mario Ruiz señaló que los profesionales deben acudir a las citas el día programado porque la vacuna tiene un proceso de preparación especial y cada dosis se alista para cada persona convocada.

También afirmó que “la institución ha realizado un esfuerzo extraordinario en periodo especial con el objetivo de asegurar que los profesionales de salud puedan ser un punto seguro de atención en las comunidades”.

El doctor Esteban Medina, director médico del área de salud de San Francisco en San Antonio Desamparados explica que la cobertura de la vacuna que se aplica en el país es del 95%, por lo que es necesario que las personas vacunadas entiendan que el riesgo de contagiar a otros está muy presente.

La Caja recalcó que la programación de los profesionales de salud será hecha siempre y cuando sus nombres figuren en las listas emitidas previamente por los colegios profesionales.

Esto es lo que deben tomar en cuenta los trabajadores:

  • Saber que han hecho la gestión para enlistarse en su colegio profesional.
  • Recibir la llamada del hospital (si es de la región central norte y sur) o de la Dirección Regional si es del resto del país.
  • Acudir a la cita el día que le indican.
  • Acudir a la cita para la segunda dosis el día que le indican.

La CCSS recordó que los miembros de los colegios profesionales los alcanza el decreto del Ministerio de Salud en el cual se hacía obligatoria la vacunación contra el virus pandémico como una de las medidas sanitarias del país para reducir la transmisión del virus en la comunidad.

Para la emisión de ese decreto, se tomaron en cuenta varias consideraciones. Entre ellas, la obligación que tienen las autoridades de Salud de aplicar el llamado “principio de precaución en materia sanitaria”; es decir, tomar medidas preventivas para evitar daños graves o irreparables a la salud.

Las autoridades consideran que este personal, entre otros riesgos, puede enfermar y morir por este virus y contagiar a las personas que atienden.

“Al vacunar al personal de salud se previene que los hospitales e instituciones de salud sean una fuente de contagio para la sociedad”, sostiene el decreto, que recuerda la responsabilidad del patrono para tomar las medidas legales si una de estas personas no quiere vacunarse contra la covid-19.

En enero, trascendió que un grupo de funcionarios rehusaba protegerse contra este virus. En el caso de la CCSS, había al menos 374 en esa condición.

José Andrés  Céspedes

José Andrés Céspedes

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación, graduado de la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre vivienda y trabajo.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.