Carlos Láscarez S.. 20 febrero

Ante un caso sospechoso de sarampión importado, el Ministerio de Salud realiza diversas acciones necesarias para resguardar la salud pública.

Así lo dio a conocer la entidad la noche de este miércoles, cuando reveló que se trata de un niño fránces de cinco años, quien no cuenta con las vacunas específicas e ingresó a Costa Rica el lunes, en compañía de sus padres.

El niño francés permanece bajo estricta vigilancia por parte del equipo médico en el Hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas. Foto: Archivo
El niño francés permanece bajo estricta vigilancia por parte del equipo médico en el Hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas. Foto: Archivo

En coordinación con autoridades de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) se le brinda atención al menor en el Hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas, donde se mantiene bajo estrictas medidas de aislamiento.

Además se le realizaron las tomas de muestra necesarias, las cuales fueron enviadas al Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa), en La Unión para su respectivo análisis. Estos resultados serán dados a conocer este jueves.

También se está llevando a cabo la búsqueda de contactos que pudo haber tenido el niño en el país, con el fin de valorar el grado de susceptibilidad y necesidad de vacunación.

Asimismo se contactó con las autoridades de Francia, con el fin de que puedar dar seguimiento a posibles personas con los que ha tenido contacto el menor, e inmunizarlos en caso de ser necesario.

El ministro de Salud Daniel Salas Peraza, manifestó que se sospecha de un caso importado de sarampión en un niño francés, quien no contaba con las vacunas que debieron ser aplicadas en su país.

“El niño se mantiene en el Hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas en estrictas medidas de aislamiento respiratorio. El resultado final de las pruebas practicadas y enviadas al Inciensa nos descartaría o confirmaría el diagnóstico”, aseveró Salas

El funcionario añadió que en este momento en el país se mantiene una campaña de vacunación, por lo que se está aplicando una dosis extra de sarampión a los niños de año y tres meses hasta menos de 10 años.

El sarampión se transmite por gotitas de saliva, especialmente por medio de la tos y estornudos a aquellos individuos que no han recibido inmunización.

En Costa Rica no se presentan casos autóctonos desde el año 2006; el último importado se remonta al año 2014.

El Ministerio de Salud solicita a la población que si conoce de alguien que presente síntomas de sarampión (fiebre, congestión nasal, tos, conjuntivitis y brote en la piel de cabeza a los pies) que informen a las autoridades de salud lo antes posible.

Estos síntomas son de particular importancia, en especial para personas que han estado duraante los últimos 20 días en países con transmisión de sarampión, o en contacto con un eventual caso importado.