Patricia Recio. 21 abril
El cantón cartaginés mantiene todos los espacios públicos cerrados. Foto: Municipalidad de Jiménez.
El cantón cartaginés mantiene todos los espacios públicos cerrados. Foto: Municipalidad de Jiménez.

Jiménez de Cartago apareció este martes por primera vez desde el inicio de la pandemia en la lista de cantones bajo alerta naranja.

Pero no solo se estrenó en esa categoría, sino que lo hizo con un índice de riesgo de 3, el mayor registrado desde marzo de 2020, según la clasificación que hace la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

De acuerdo con autoridades locales, un baby shower y una fiesta familiar dentro de una urbanización en el distrito de Tucurrique, fueron los detonantes de los brotes que hicieron que el cantón duplicara el número de contagios en los últimos días, hasta acumular 49 casos activos para este martes.

A pesar del nivel de alerta y el insistente llamado de las autoridades a evitar las actividades masivas, en redes sociales se difunde la invitación a un evento en un mirador de ese distrito donde se anuncia la presencia de un cantante nacional y se abre la asistencia bajo el supuesto pago de “membresías”.

Ese evento está programado para el sábado 1.° de mayo.

El intendente de Tucurrique, Wilberth Quirós, enfatiza que el “evento no va” y asegura que tienen preparado un operativo que incluye Policía de Tránsito, Fuerza Pública y autoridades del Ministerio de Salud para impedir a toda costa que se realice.

Según el intendente, el propietario de la finca donde se pretende realizar el evento ni siquiera tiene permisos de construcción, mucho menos patentes o permisos de Salud para realizar este tipo de actividades.

“Como él (el dueño del inmueble) parece tener una posición autoritaria, vamos a hacer un operativo ese día, porque si van a llegar asistentes al evento se van a topar con la restricción vehicular. Además, él no cuenta con ningún tipo de permiso. El hecho de que esté en una propiedad privada no lo exonera de los permisos de construcción y de Salud (para hacer eventos)”, dijo Quirós.

Según el intendente, aunque el dueño del mirador se ampare en que la actividad se realizará en un lugar privado, harán lo posible para evitar el acceso de los eventuales asistentes, con base en la normativa.

También la alcaldesa de Jiménez, Lissette Fernández, advirtió que aplicarán la ley en todos sus extremos para sancionar a quienes organicen este tipo de actividades.

“Él sabe a qué se atiene. Está atentando contra las disposiciones que están establecidas. Se le aplicará la ley como se debe aplicar. En un cantón en alerta naranja no se pueden hacer ese tipo de actividades masivas”, afirmó.

Para frenar el aumento de casos, dijo la jerarca, realizan perifoneos para llamar la atención de todos los vecinos y del comercio, además se mantendrán cerrados todos los espacios públicos.

“El problema es que la gente entró como en un estado de tranquilidad de que esto no iba a pasar y lamentablemente sucedió”, dijo.

El caso de Jiménez trascendió al tiempo que el presidente de la CNE, Alexánder Solís, informó de que no se descarta la posibilidad de que en algunos cantones sea necesario avanzar al nivel de alerta roja, lo que implicaría aún más restricciones.

Por esa razón, dijo, están por iniciar conversaciones con sectores productivos, cámaras y sector municipal para determinar cuáles serían las medidas a tomar en caso de que haya que instaurar ese nivel de alerta en algún territorio.

El modelo de alertas toma en cuenta la tasa de contagio, el número de contagios, la hospitalización y el porcentaje de positividad en las pruebas.

También en Paraíso

Un caso similar mantiene en alerta a las autoridades de Paraíso en Cartago, donde también circula una convocatoria en redes sociales para un evento denominado “Summer Fest” con fecha de realización de este sábado 24 de abril.

En la invitación no se indica el lugar donde tendrá lugar la actividad, solamente un número de teléfono y el listado de artistas y “djs” que participarán en la fiesta clandestina.

Además se detalla un número para pagar la entrada que en preventa tiene un valor de ¢4.000.

El alcalde de ese cantón, Carlos Ramírez, dijo que ya están muy cerca de dar con el lugar y sus responsables y también alistan operativos para intervenir y evitar que se realice esta actividad.

Ramírez contó que es la primera vez que topan con este tipo de eventos, pues anteriormente el problema que debían enfrentar tenía que ver con competiciones de ciclismo sin permiso.

“Nos dimos cuenta por redes sociales, no es algo que nos hayan pedido patentes, en las publicaciones no ponen lugar ni nada, solo que va a ser en Paraíso y por WhatsApp dan la información, estamos identificando dónde va a ser para poder intervenir con Fuerza Pública, Municipalidad y el Ministerio de Salud”, explicó.

El alcalde dijo que en caso de encontrar venta de licor este sería decomisado en el sitio, además si se trata de un lugar con permiso de operación podría ser clausurado por incumplir las disposiciones sanitarias vigentes.

Cada vez más

El presidente de la Comisión Nacional de Emergencias, Alexánder Solís dijo este martes en conferencia de prensa, que cada vez son más frecuentes este tipo de actividades clandestinas que además, junto con las reuniones familiares, son las que están aportando el mayor número de contagios.

Solo el último fin de semana se atendieron más de 120 incidentes relacionados con fiestas y aglomeraciones de personas, informó el viceministro de Seguridad, Eduardo Solano.

Incluso, dijo, en algunas de estas actividades de identificó a personas que tenían órdenes sanitarias de aislamiento, circulando en espacios públicos.

Solano advirtió que los operativos se intensificarán principalmente los fines de semana para controlar aforos y el cumplimiento de medidas como la restricción vehicular.