Por: Yeryis Salas.   10 julio
Foto: Rafael Pacheco.
Foto: Rafael Pacheco.

El Hospital Calderón Guardia tendrá que atender "de inmediato" a un paciente con cáncer que recurrió a la Sala IV para reclamar por atrasos en el tratamiento de un tumor en una de sus piernas.

La sentencia 2018-11109 ordena al centro médico a atender al recurrente en un plazo máximo de 24 horas tras la notificación del voto, pues el afectado, según recomendación de su médico tratante, requiere internamiento urgente y no es conveniente hacerlo esperar más de un mes.

El accionante presentó un recurso de amparo en contra de los servicios de Oncología, Rayos X y Cirugía General de ese centro médico, pues alega que le negaron la atención médica y el tratamiento adecuado.

El hombre tiene un tumor fibroso solitario maligno, grado III en una de sus extremidades inferiores. Según el comunicado de la Sala Constitucional, había sido valorado en múltiples ocasiones y le habían realizado exámenes. Sin embargo, no le definían el procedimiento a seguir, lo que violenta su derecho a la salud y a la calidad de vida, determinaron los magistrados.

Tras el fallo, el centro médico deberá ingresar al paciente, realizarle los exámenes y pruebas necesarias y aplicarle lo más pronto posible el tratamiento médico o quirúrgico que se decida bajo la responsabilidad y supervisión de sus médicos tratantes.

Asimismo, no podrá ser egresado del hospital hasta que su condición sea estable y pueda ser atendido en su casa.

Pedro Pereiras, director general a.i. del Hospital Calderón Guardia, indicó que aún no han recibido la orden de la Sala, pero acatarán el fallo en tiempo y forma una vez que sean notificados.

El caso lo discutieron los magistrados Fernando Cruz Castro, Paul Rueda Leal, Nancy Hernández López, Luis Fernando Salazar Alvarado, Jose Paulino Hernández Gutiérrez, Marta Esquivel Rodríguez y Ana María Picado Brenes.