Patricia Recio. 26 marzo
El gerente médico de la CCSS, Mario Ruiz, dijo que la Torre Este del Calderón Guardia está totalmente llena. Foto: Cortesía CCSS
El gerente médico de la CCSS, Mario Ruiz, dijo que la Torre Este del Calderón Guardia está totalmente llena. Foto: Cortesía CCSS

El aumento de casos de covid-19 y de los internamientos obligaron a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) a reconvertir varios de los hospitales nacionales y periféricos que ya no estaban siendo utilizados para internar a pacientes con el nuevo coronavirus.

Así lo confirmó este viernes el gerente médico de la Caja, Mario Ruiz quien detalló que fue necesario disponer camas en los hospitales San Vicente de Paúl (Heredia), San Rafael (Alajuela), Max Peralta (Cartago) y los hospitales México, San Juan de Dios y Nacional Psiquiátrico, en San José.

Ruiz manifestó que la medida se tomó debido a que actualmente la torre este del Hospital Rafael Ángel Calderón Guardia y el Centro Especializado de Atención de Covid-19 (Ceaco) se encuentran al máximo de su capacidad.

De acuerdo con el reporte brindado por el Ministerio de Salud este viernes, un total de 303 personas permanecen ingresadas en centros médicos a causa del virus que produce la covid-19. De ellas, 155 están en Unidades de Cuidados Intensivos.

La cifra representa 21 internados más con respecto al martes anterior y 39 más en relación con los datos de hace una semana.

Ruiz detalló a La Nación que en el caso de los hospitales de Heredia, Alajuela y Cartago se rehabilitaron 41 camas para pacientes covid-19.

El San Juan de Dios tiene actualmente 34 camas de salón (8 ocupadas) y 17 de cuidados intensivos, de las cuales 8 están ocupadas.

En el México se dispusieron 24 camas de salón (la mitad está ocupada actualmente) y 11 de cuidados intensivos (hay solo 4 disponibles).

Mientras tanto, en el Hospital Psiquiátrico se cuenta con 54 camas moderadas, de las que hay 38 ocupadas.

En total, actualmente hay disponibles 39 camas de cuidados intensivos y 160 en salón.

Ruiz admitió que la decisión de intensificar la vacunación, a partir de la próxima semana, responde a que estamos “a las puertas” de una tercera ola que ya es una realidad en Europa y Suramérica.

“Hay nuevas variantes más agresivas que podrían generar que haya más personas que se enfermen y que se enfermen de forma más severa”, indicó.

Al respecto, el gerente médico instó una vez más a la población a no bajar la guardia y a no descuidar el uso de mascarillas y lavado de manos.