Irene Rodríguez. 14 julio
El Hospital Nacional de Niños se concentra en atender únicamente los casos más graves de enfermedades respiratorias. Fotografía: Archivo
El Hospital Nacional de Niños se concentra en atender únicamente los casos más graves de enfermedades respiratorias. Fotografía: Archivo

Este fin de semana, las infecciones respiratorias pusieron a correr a especialistas y autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Según indicó la institución en un comunicado de prensa, la cantidad y la severidad de los casos –presentados principalmente en menores de edad– ha llevado a reforzar los servicios de emergencia no solo en el Hospital Nacional de Niños (HNN), también en las clínicas periféricas del Área Metropolitana.

“Este fin de semana estamos viviendo un momento crítico en el HNN, con más de 40 pacientes hospitalizados bajo ventilación mecánica por el virus respiratorio sincitial el 70% de ellos”, Carlos Jiménez Herrera, director a. i. del HNN.

Aunque no precisaron la cifra a nivel nacional, Jiménez y Mario Felipe Ruiz Cubillo, gerente médico de la CCSS, explicaron que la cantidad de casos serios que están llegando al centro pediátrico, los obligó a tomar tres decisiones.

La primera es que aquellos casos leves y moderados se están trasladando a las clínicas metropolitanas que se mantienen abiertas, como el Centro de Atención Integral en Salud (CAIS) en Desamparados, la Carlos Durán en barrio Vasconia, la Solón Núñez en Hatillo, Ricardo Jiménez Núñez en Goicoechea, Ricardo Morenos Cañas en barrio Cuba y Coronado.

“En el HNN se están atendiendo los casos más complejos. Hacemos un llamado a la población de utilizar los servicios de emergencia de forma adecuada”, puntualizó Ruiz.

La segunda decisión fue autorizar el refuerzo de los servicios de Emergencia. Y, finalmente, solicitar en forma urgente a la población tomar todas las medidas de preventivas posibles que puedan cortar la trasmisión viral.

Si bien las infecciones respiratorias son de muy alta morbilidad en Costa Rica y afectan a casi 1,4 millones personas cada año, las autoridades y especialistas están preocupados por la severidad de los casos y la cantidad de hospitalizaciones.

Uno de los problemas que se está observando es que el cuadro se adelantó (es decir, usualmente se presenta más tarde en el año) y que los casos que llegan a los hospitales son muy graves.

¿Qué hacer?

La CCSS recuerda medidas básicas para combatir las infecciones respiratorias.

Lávese las manos. El lavado de manos con agua y jabón posee un altísimo impacto para reducir la transmisión de infecciones respiratorias. Si no hubiera ni agua ni jabón, puede utilizar una solución alcohólica.

Limpie superficies. Mantenga las superficies de su hogar muy limpias, porque los virus pueden permanecer allí y usted puede entrar en contacto con ellos y enfermarse.

Prótejase la nariz y boca al toser o estornudar. Cúbrase con un pañuelo. Si no tiene uno a mano, hágalo con el antebrazo o parte superior del brazo. Si se cubre con la mano, esta se contaminará.

Vacunación. Tenga el cuadro de vacunas al día. Recuerde que los niños menores de seis años, los adultos mayores y los grupos de riesgo deben vacunarse contra la influenza estacionaria.

Cuidado con las visitas. Si está enfermo quédese en casa y no visite ni reciba visitas. Si usted está sano, no realice visitas a personas que usted de antemano sabe que están enfermas.

Si está resfriado, evite sitios de aglomeración pública. No vaya a iglesias, fiestas, cines, guarderías y hasta escuelas y colegios.

Cuidado con los cambios bruscos de temperatura. En caso de temperaturas bajas abríguese y proteja su cabeza, cuello y tórax con una bufanda.

¡Coma bien! Recuerde la importancia de reducir la ingesta de azúcares, grasas y carbohidratos en general. Acuérdese de mantenerse hidratado es decir tome suficiente líquido, preferiblemente agua.

No abandone los tratamientos. Si usted tiene una enfermedad crónica como diabetes, hipertensión, asma, cardiopatía y está bajo tratamiento, no los abandone.

No deje alimentar su bebé con leche materna. Esto protege a su bebé por la cantidad de anticuerpos presentes en este líquido.

No fume.