Josué Bravo, Esteban Oviedo. 10 agosto
Carlos Alvarado, presidente de la Republica. Foto: Rafael Pacheco
Carlos Alvarado, presidente de la Republica. Foto: Rafael Pacheco

El viaje de descanso del presidente Carlos Alvarado en un hotel en Nandayure, Guanacaste, el fin de semana anterior, despierta numerosas dudas.

A estas alturas, la Presidencia no ha confirmado o desmentido si viajó en helicóptero. Tampoco ha informado en dónde exactamente se hospedó ni quién o quiénes pagaron el transporte y la estadía.

Poco después del mediodía del lunes, La Nación le solicitó a Casa Presidencial informar quién pagó el viaje, el hotel y los servicios asociados, así como aportar las respectivas facturas.

También, se solicitó detallar si viajó algún otro funcionario de Gobierno.

No obstante, a las 8:30 p. m. de este lunes, Zapote no había emitido respuesta alguna.

En la noche del domingo, la Presidencia se limitó enviar un comunicado de prensa en el dijo que el presidente “tomó un descanso” con su burbuja familiar y respetando todos los protocolos sanitarios.

"Lo hizo en un hotel nacional, ubicado en un cantón guanacasteco (Nandayure), que está en alerta amarilla".

“El sábado por la mañana trabajó y dirigió la sesión virtual del Comité Operativo de Emergencias (COE), en el cual se analizaron y adoptaron los cambios de medidas que se dieron a conocer en la conferencia de ese día”, agregó.

El comunicado surgió después de que varios medios de comunicación plantearon consultas, ante información que circuló en redes sociales sobre un viaje del presidente al hotel Punta Islita, en Nandayure, en helicóptero.

En declaraciones a radio Columbia, la primera dama, Claudia Dobles, dijo este lunes: “El helicóptero y el vuelo privado están limpios, no corresponden a ninguna persona que tenga antecedentes; el piloto es un piloto normal que vuela, que está acreditado, que tiene su certificación. Realmente, repito, es un viaje privado de un helicóptero privado que se hace sin tocar un solo fondo público”.

La entrevistadora le preguntó: ¿Ustedes lo pagaron o fue el favor de alguien? ¿Alguien los invitó?

“Todo el viaje se hizo como digo de una manera completamente privada, como lo haríamos en otras circunstancias, organizándonos, para irnos un fin de semana a la playa, fue un viaje que nosotros costeamos”, respondió Dobles.