Política

Una fiesta electoral con la que Costa Rica ‘puede rajar’

En un cruce de vías en Belén de Heredia también convergen seguidores de distintos partidos, que celebran y piden votos para sus candidatos, en absoluta armonía

La mañana de este domingo 6 de febrero se dio en San Antonio de Belén, Heredia, una imagen que retrata de forma excelsa la jornada electoral “a la tica”.

En una de las esquinas de la Escuela España, en ese cantón, el cruce de vías era, en simultáneo, el punto de reunión y ondeo de banderas de frenteamplistas, socialcristianos, vecinos afines al partido Liberal Progresista y simpatizantes de Liberación Nacional, entre otros. Cuatro banderas ondeando al mismo tiempo, mientras respondían al sonido de los pitos de los carros.

Ulises Araya, simpatizante del Frente Amplio, comentó que en Belén se conocen bien unos y otros, y el respeto por las ideas contrarias predomina.

“Al menos en este cantón de Belén siempre nos hemos caracterizado por eso. Somos un cantón pequeño donde nos conocemos, somos amigos, la gente conoce a las familias, un partido o el otro. Siempre hay buena relación entre las personas”, dijo Araya.

Interrogado sobre el hecho de que a José María Villalta se lo suele ligar con simpatías hacia gobiernos como el de Nicaragua o Venezuela, donde las elecciones libres no existen, el joven vestido de negro y amarillo expresó:

“Me parece que son distractores para no hablar de temas importantes del país, porque siempre ha habido claridad. Desde décadas antes de que existiera el Frente Amplio, las distintas vertientes ideológicas han participado. Nunca ha habido ningún problema. En el siglo pasado Vanguardia Popular existió y yo realmente no sé por qué tanta insistencia en ese tema. Es un distractor. Cada país tiene su propia realidad. Creo que tenemos que concentrarnos en la realidad costarricense y lo que queremos es que todos los países del mundo tengan democracia, por supuesto. Que tengan la democracia tan sana que en este país hemos logrado construir precisamente porque ha habido un respeto y una tolerancia a todas las ideas políticas”.

Por su parte, cruzando la calle, el joven Edwin Solano, simpatizante del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), también felicitó al país por la posibilidad de vivir una jornada electoral sin sobresaltos y sobre todo con todos los partidos libremente representados en las calles.

Simpatizantes del PUSC en la esquina suroeste de la Escuela España, San Antonio de Belén, Heredia. De izquierda a derecha: Juan Camacho Vásquez, Gustavo Zamora, Edwin Solano padre, Edwin Solano, José Francisco Zumbado, Jorge Chávez. Foto: Jonathan Jiménez / LN

“Soy partidario de la Unidad Social Cristiana. Apoyando a doña Lineth y a don Horacio Alvarado que va por el primer lugar (de diputado) en la provincia de Heredia. Esto es una fiesta democrática. Hay que aprovechar lo que muchos países no pueden. Más que nada es ver cómo esas distintas ideas se representan. El respeto con el que se viven. Si bien se pueden tener ideas totalmente distintas o antagonistas, lo que debe prevalecer es el respeto. Con esta actividad lo que se ha caracterizado es eso: el respeto que se está dando”.

Diagonal a la esquina donde Edwin se encontraba con su padre del mismo nombre, y otros cuatro señores simpatizantes de la Unidad Social Cristiana, estaba un grupo del partido anaranjado, el Liberal Progresista. Paula Sagot Campos, segunda candidata a diputada por el PLP en Heredia, dijo:

“Yo creo que la fiesta democrática en Costa Rica debe ser y es un orgullo para todos los costarricenses. Salir a la calle libremente con nuestras banderas sin importar el color político. Tener esa libertad de escoger nuestro partido, nuestro candidato favorito, es un privilegio. Y creo que por eso es un deber que todos los costarricenses salgamos a votar”.

Su compañero del PLP, Gilberto Campos, primer candidato para una legislatura por Heredia, aportó una opinión similar a la de los demás entrevistados, separados por color político pero unidos por el sentimiento festivo. Campos dijo que, justamente, esa fiesta es algo con lo que se puede “rajar”.

“El costarricense resiente que la fiesta electoral tica se ha perdido. Y la gente desea volver a salir con sus banderas, ponerse la camiseta e ir a quemar el pito en un día de elección. Eso significa que el partido nuestro, Eli, le está inyectando esa alegría a nuestros partidarios. Esa alegría democrática es algo que hoy realmente se aprecia en nuestro país, que es ejemplo para el mundo, y es algo con lo cual los costarricenses podemos rajar”.

Simpatizantes del Partido Liberal Progresista en la esquina suroeste de la Escuela España, en San Antonio de Belén, Heredia. Centro de la imagen: Paula Sagot Campos (candidato #2 a diputación por Heredia) y Gilberto Campos (candidato #1 a diputación por Heredia). Foto: Jonathan Jiménez / LN

En esta pintoresca esquina de San Antonio de Belén, donde la Escuela España es junta receptora de votos, también había personas del Partido Integración Nacional (PIN) y Liberación Nacional (PLN) destacando sus colores, pero no quisieron participar del artículo. El ambiente, como en la gran mayoría del país este 6 de febrero, fue de alegría y tranquilidad.

Fabrice Le Lous

Fabrice Le Lous

Periodista francés radicado en Centroamérica. Becario ICFJ. Exeditor en La Prensa (Nicaragua). Autor del blog El Explicador, un nuevo formato para comprender noticias nacionales e internacionales.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.