Rebeca Madrigal Q.. 13 noviembre, 2019
Por el tamaño de su población estudiantil, la UCR es la que más destina a becas a estudiantes, con ¢30.300 millones para el 2018. Fotografia: Graciela Solís.
Por el tamaño de su población estudiantil, la UCR es la que más destina a becas a estudiantes, con ¢30.300 millones para el 2018. Fotografia: Graciela Solís.

El dinero que destinan las universidades públicas a las becas para estudiantes se multiplicó por cinco en una década, al pasar de ¢9.660 millones a ¢45.630 millones entre el 2007 y el 2018.

Nunca antes las 'U' habían tenido tanto dinero para becar alumnos.

Incluso, el rubro pasó de representar un 3,5% del gasto total a un 7,5%.

Estas cifras corresponden a transferencias corrientes a terceras personas, es decir, dinero que reciben los estudiantes ya sea por horas laboradas, alimentación o ayudas económicas. No contempla el subsidio que se les da a los estudiantes como un descuento en la matrícula.

En la UCR, por ejemplo, el presupuesto para becas subió de ¢7.000 millones a casi ¢30.300 millones. En la UNA, subió de ¢2.053 millones a ¢11.142 millones.

En el Tec, en el 2007, solo se gastaban ¢562 millones en becas a alumnos. El año pasado, en cambio, ya la cifra era de ¢3.565 millones.

Hace unas semanas, los rectores se echaron un pulso con el Gobierno bajo el argumento que una redistribución del FEES, entre gastos de capital y gasto corrientes, amenazaría las becas de los estudiantes.

Sin embargo, los datos analizados por La Nación confirman que estas instituciones continúan creciendo en el monto de becas, pese a las dificultades que señalan los rectores.

De hecho, las universidades también han aumentado su gasto en becar a funcionarios. El TEC multiplicó por nueve este gasto. Para becar a los empleados, las 'U' destinaron en el 2018 cerca de ¢834 millones, mientras que, en el 2007, solo ¢90 millones.

Entre las transferencias corrientes también aumentaron las ayudas a funcionarios, así como el monto en prestaciones.

La UCR es la institución que más recursos recibe del FEES (un 57,79%). El resto se reparte entre la UNA (23,40%), el TEC (11,3%) y la UNED (7,41%).

Para el próximo año, las universidades tendrán del FEES ¢513.000 millones para financiar la expectativa de gasto que está presentada ante la Contraloría por ¢680.800 millones.

Pese a que el gobierno les aumentó el FEES en ¢12.000 millones más para el 2020, el gasto en salarios aumentará en ¢15.000 millones.

Crecimiento del gasto en 12 años

FUENTE: CGR.    || C. F. / LA NACIÓN.