Por: Esteban Mata Blanco 9 septiembre, 2015
Roberto Thompson
Roberto Thompson

El Tribunal Superior de Goicoechea reinstaló a Roberto Thompson en el cargo de alcalde de Alajuela, al levantar las medidas cautelares que pesaban sobre él como parte de una investigación por los presuntos delitos de tráfico de influencias y prevaricato.

Así lo confirmó esta tarde el propio alcalde, quien dijo que desde hoy mismo está habilitado para volver al cargo en el ayuntamiento, luego de que el Juzgado Penal alajuelense lo suspendiera del cargo por dos meses, el pasado 28 de agosto.

La única medida que se mantiene es que se debe mantener alejado de los denunciantes.

El juez le impuso a Thompson medidas cautelares tras ser acusado en un caso de aparente entrega irregular de patentes y permisos de uso de suelo para la construcción de una terminal de contenedores.

Thompson afirma que las acusaciones forman parte de una conspiración política en su contra.

Ese día, el alcalde fue acusado dos días antes de ser el elegido como candidato a reelegirse en la alcaldía para las elecciones de febrero del 2016.

Dos meses antes de su detención e imposición de medidas, su rival política, la vicealcaldesa Dinorah Barquero, había acompañado al fiscal Edwin Retana en una vista al Congreso, donde lo presentó como candidato a dirigir el OIJ.

Tanto Retana como Barquero negaron cualquier vínculo o acuerdo para dañar a Thompson.

El caso sigue adelante, solo que sin medidas contra Thompson, quien sigue acusado.