Aarón Sequeira. 9 abril
El Ministerio de Trabajo tomó de su presupuesto ¢14.000 millones y el IMAS destinó ¢5.000 millones para financiar la primera entrega de bonos a trabajadores afectados por la crisis del covid-19. Foto: Albert Marín.
El Ministerio de Trabajo tomó de su presupuesto ¢14.000 millones y el IMAS destinó ¢5.000 millones para financiar la primera entrega de bonos a trabajadores afectados por la crisis del covid-19. Foto: Albert Marín.

A partir de este jueves 9 de abril, los trabajadores afectados económicamente por la emergencia nacional del nuevo coronavirus podrán solicitar los subsidios del Gobierno a través de la plataforma www.proteger.go.cr.

Las personas podrán solicitar bonos de ¢125.000, en caso de haber perdido el empleo o de que les haya suspendido su contrato laboral, mientras que los trabajadores a quienes se les redujo la jornada laboral y ahora reciben el 50% de su salario, podrán pedir bonos de ¢62.500.

Así lo anunciaron, esta tarde, el presidente de la República, Carlos Alvarado; y los ministros de Trabajo y Seguridad Social, Geannina Dinarte; y de Desarrollo Humano y Bienestar Social, Juan Luis Bermúdez, durante la conferencia de prensa sobre la situación del covid-19 en el país.

Para acceder a ese bono, bautizado como “Proteger” por el Gobierno , los trabajadores afectados deberán llenar un formulario a través del sitio web creado, de forma personal, presentando una certificación de desempleo, de la suspensión del contrato laboral o de reducción del salario.

“Vamos a echar mano de todos los recursos y herramientas para ayudar a las familias cuyo ingresos se han visto disminuidos y que puedan ser atendidas sus necesidades básicas alimentarias”, manifestó el ministro de Desarrollo Humano.

Los requisitos para obtener el subsidio son:

* Ser costarricense o extranjero en condición migratoria regular.

* Ser mayor de 15 años.

* Haber perdido el empleo o fuente de ingresos, tener una jornada reducida o un contrato suspendido, todo producto de la emergencia por el covid-19.

Los costarricenses que quieran recibir este apoyo económico deberán contar con su cédula de identidad y los extranjeros tener un Dimex vigente, además de una cuenta bancaria en colones y aportar su número de cuenta IBAN en la solicitud.

¿Cómo pedir bono del Gobierno por emergencia del covid-19?

Las personas que no tuviesen una cuenta bancaria, podrán solicitarla en el formulario donde solicitan el bono.

Dinarte insistió en que se trata de un mecanismo fácil, rápido y gratuito diseñado para garantizar que las personas afectadas puedan recibir un acompañamiento del Estado pero que, al mismo tiempo, puedan mantener distanciamiento social

La jerarca de Trabajo no descartó que puedan surgir sitios maliciosos que quieran aprovecharse para engañar a las personas. “Sepan que nadie puede cobrarles y siempre será absolutamente virtual, solo a través de este sitio”, aseveró.

Estamos en vivo con la Ministra de Trabajo Geannina Dinarte Romero hablando sobre el Bono Proteger para el auxilio económico de las personas afectadas laboralmente por el COVID-19. #EstaEnTusManos #CRContraElCOVID19 #QuedateEnCasa

Posted by Ministerio de Trabajo y Seguridad Social on Thursday, April 9, 2020
Empleados públicos excluidos

Dinarte y Bermúdez informaron de que los trabajadores del sector público no podrán acceder a ese bono, por cuanto la ley no prevé que haya despidos, recortes salariales ni suspensión de contratos para ellos.

Tampoco podrán solicitar ese bono los pensionados, ni las familias que reciben otras transferencias monetarias del Estado, ni personas que sigan recibiendo el 100% de su salario.

Las estimaciones del Poder Ejecutivo es entregar el bono a unos 680.000 beneficiarios. En el caso de que en una familia haya tres o cuatro afectados, su situación tendría que analizarse en profundidad.

Lo mismo sucedería en familias cuyos dos padres de familia sean asalariados afectados por el covid-19.

Dinarte y Bermúdez explicaron que, en caso de personas cuyos salarios en condiciones normales sean superiores a los ¢750.000, podrían solicitar el bono, pero cada caso sería analizado de forma manual, pues la prioridad se daría a quienes tengan los ingresos más bajos.

¿Qué documentos debe enviar?

Si la persona quedó desempleada, debe aportar una carta de despido suscrita por el patrono o algún documento que acredite el cambio de su situación laboral, la fotografía de la cédula de identidad o Dimex y llenar una declaración jurada.

En el caso de que sea una persona con el contrato laboral suspendido, debe enviar a través del sitio web la carta de suspensión del contrato laboral, la cédula o Dimex y llenar la declaración jurada sobre la situación.

Si es un trabajador independiente, debe entregar una copia por los dos lados del documento de identidad (cédula o Dimex) y la declaración jurada. Lo mismo deben aportar los trabajadores temporales o informales afectados por el covid-19.

En el caso de los trabajadores que ahora reciben la mitad del salario, deben aportar una carta del patrono donde conste la reducción de la jornada, el documento de identidad y la declaración jurada.

La ministra de Trabajo explicó que, para definir el monto que se entregará como subsidio gubernamental, se tomó como base el monto de la canasta básica alimentaria y el promedio de integrantes de una familia, así como el promedio de miembros con trabajo en cada hogar.

Los jerarcas advirtieron de que se trata de una gestión “personalísima” y enfatizaron, para evitar intentos de timo, que nadie más puede pedirle información a las personas, a través de llamadas ni mensajes.

‘Raspado de olla’

Para cubrir el primer mes del subsidio, el Gobierno hizo ajustes para tener acceso a ¢14.000 millones del Ministerio de Trabajo y ¢5.000 millones del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS).

Para financiar el resto del beneficio, el presidente Alvarado mencionó la necesidad de aprobar el presupuesto extraordinario enviado, este miércoles, por el Ministerio de Hacienda al Congreso.

El gobierno propuso destinar ¢150.000 millones a subsidios para las familias afectadas económicamente por la crisis y ¢281.850 millones para mejorar el perfil de la deuda pública.

Adicionalmente, ¢2.430 millones se enviarán a fortalecer las operaciones del Ministerio de Salud con pago de tiempos extraordinarios, transporte y viáticos de los funcionarios que atienden la emergencia.

Al respecto, el presidente Alvarado recalcó este jueves la importancia de que el Congreso apruebe el presupuesto extraordinario para asegurar el dinero restante del subsidio.

“De manera respetuosa solicitamos que también se avance porque esos fondos permitirán proteger a más personas”, solicitó a los diputados,