Natasha Cambronero. 8 mayo
Carlos Alvarado dio su primer discurso como presidente de la República. Foto: Mayela López
Carlos Alvarado dio su primer discurso como presidente de la República. Foto: Mayela López

"Debemos resolver de una vez por todas los riesgos que conlleva el tener un alto déficit fiscal. Esta será la quinta administración que, de manera sucesiva, tendrá que lidiar con este tema, con una diferencia radical con relación a las cuatro anteriores: el tiempo está a punto de agotarse para hacer esta reforma".

Estas palabras las pronunció el presidente Carlos Alvarado, en su discurso al país, minutos después de rendir juramento con la mano derecha sobre la Constitución Política y asumir el poder en la ceremonia efectuada en la plaza de la Democracia.

"Y eso pone en riesgo a la nación de cara a sus 200 años (de vida independiente)", agregó en el mensaje de casi 40 minutos.

"Hoy se necesitan acciones y respuestas oportunas. Las dilaciones nos costarán muy caras", advirtió.

(Video) Discurso de Carlos Alvarado en el traspaso de poderes

Él insistió vehementemente en la necesidad de "modernizar el Servicio Civil" e iniciar los diálogos "para hacer efectivas reformas al empleo público", como parte de las medidas para revertir el déficit fiscal que ahoga las finanzas públicas.

A la vez, reiteró su pedido a los diputados para que apruebe la reforma fiscal que se discute en el Congreso.

Alvarado procura el aval del proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, el cual se tramita mediante una vía rápida y fue presentado por la administración saliente de Luis Guillermo Solís.

"Me dirijo a ustedes representantes populares del legislativo, y lo hago con afecto patrio: les pido analizar este proyecto y avanzar con el mismo de manera oportuna y ojalá pronta, para contar con su aprobación. De ello depende el futuro de este país y el bienestar y tranquilidad de todos los hogares costarricenses", expresó el nuevo mandatario.

El presidente número 48 de Costa Rica volvió a pronunciar su compromiso de reducir el déficit fiscal del país, para el 2022, de un 6,2% a un 3% del producto interno bruto (PIB).

Para cumplir esa meta, Alvarado también planteó la necesidad de mejorar la recaudación fiscal y recortar gastos a lo interno esfera pública.

"Lucharemos decididamente contra la evasión, contra el contrabando, contra la subfacturación, trabajaremos en reducir la informalidad.

"Recaudaremos mejor los impuestos existentes, haremos un uso eficiente de los recursos de la hacienda pública para lograr los objetivos del país, seremos austeros, iniciando por este mismo acto, y mantendremos una firme disciplina fiscal. Seremos rigurosos en el control del gasto público, impulsaremos la eficiencia de lo público", dijo desde el podio.

(Video) Carlos Alvarado recibe la banda presidencial

'No será fácil'

Ante los diputados, su gabinete, invitados especiales y las 2.000 personas que adquieren una entrada para la ceremonia de cambio de mando, Carlos Alvarado afirmó que "no será fácil" la tarea que se avecina para resolver el déficit fiscal, y los demás retos que afronta el país, y que él se compromete a trabajar en equipo, con "feroz seguimiento, agilidad y honestidad”.

No obstante, le hizo un llamado a la ciudadanía en el sentido de que él no puede hacer todo el trabajo y que necesita la ayuda y unidad por parte de todos.

"Y costarricenses, no será fácil. Pero lo tenemos que hacer, porque no hay opción. No hacerlo significa que nos devore el pasado, y que veamos reducido nuestro bienestar. Escojamos pues, congruentes con nuestra historia, la ruta de trabajar duro y por el bien común”, dijo Alvarado.

Para enfatizar en esa consigna, posteriormente leyó una frase de expresidente José María Castro Madriz de hace 171 que rezaba: "Para que Costa Rica reciba los bienes que se promete de ella; estos no pueden ser obra de un solo hombre... necesito de vuestro apoyo para producirlos y de la cooperación benéfica de mis conciudadanos".

El presidente de la República, Carlos Alvarado, junto a la primera dama, Claudia Dobles, a su llegada a la plaza de la Democracia, en el bus de hidrógeno de Franklin Chang. Foto: Albert Marín.
El presidente de la República, Carlos Alvarado, junto a la primera dama, Claudia Dobles, a su llegada a la plaza de la Democracia, en el bus de hidrógeno de Franklin Chang. Foto: Albert Marín.
Los 7 ejes

Alvarado afirmó que su mandato se basará en siete ejes temáticos:

-Educación: Infraestructura adecuada, programas con contenidos atractivos y de calidad, acceso a la tecnología, acciones para disminuir la exclusión y educadores bien capacitados, con buenas condiciones y motivados. Mayor autonomía a los educadores para desarrollar su labor con menos papeleo.

-Seguridad ciudadana: Reducir la tasa de homicidios y femicidios mediante la prevención del delito atendiendo sus causas éticas y sociales, y combatiendo los delitos violentos; además, replegando el crimen organizado, el narcotráfico, la legitimación de capitales y la corrupción.

"Debemos reducir el hacinamiento carcelario y fortalecer los procesos de reinserción social debida y técnicamente realizados", detalló.

-Salud: Promocionar la salud preventiva, los estilos de vida saludables, la buena nutrición, el ejercicio, la salud mental y los buenos hábitos.

Optimizar el uso de los recursos y humanizar la atención que reciben los asegurados, rescatar gradualmente la solidez financiera del sistema de pensiones de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) y preparar al país para la transición demográfica que elevará el número de adultos mayores.

-Protección y el balance con el ambiente: "Tenemos la tarea titánica y hermosa de abolir el uso de combustibles fósiles en nuestra economía para dar paso al uso de energías limpias y renovables. La descarbonización es la gran tarea de nuestra generación, y Costa Rica debe estar entre los primeros países del mundo que lo logra, sino el primero".

-Una mejor movilidad e infraestructura pública: Compromiso de avanzar en el desarrollo del tren eléctrico, la sectorización del transporte público y la ampliación de la ruta 27 bajo el esquema de concesión.

Además, caminar en la construcción de ruta San José-San Ramón, la carretera a San Carlos, la ruta Florencio del Castillo a Cartago, la ruta 32 en Limón y el tramo de Cañas-Barranca.

-Generación de empleo y bienestar con enfoque territorial: "Nos debe preocupar el empleo en cada región, y no solo la sumatoria del desempleo a nivel nacional, porque este enfoque nos ayudará a reducir las desigualdades que persisten".

-Recuperación de la estabilidad fiscal: Llevar el déficit del 6,2% del PIB a un 3% para cuando finalice el mandato, mediante una modernización del Servicio Civil, la apertura de diálogos para reformar el empleo público, la aprobación de la reforma fiscal, recortes al gastos, mejorando la recaudación tributaria y con austeridad.

El presidente Carlos Alvarado Quesada recibió la banda presidencial de manos de la presidenta de la Asamblea Legislativa, Carolina Hidalgo. Foto: Albert Marín.
El presidente Carlos Alvarado Quesada recibió la banda presidencial de manos de la presidenta de la Asamblea Legislativa, Carolina Hidalgo. Foto: Albert Marín.
'Bajo el límpido azul cabemos todas las personas’

Alvarado hizo énfasis en la protección de los derechos humanos de toda la población a lo largo de su discurso.

El nuevo mandatario, de 38 años de edad, juró que respetará y defenderá la Constitución Política, enfocado en la inclusión de todas las personas sin distingo alguno por sexo, preferencia sexual o residencia geográfica.

Fue vehemente al afirmar que aquí cabemos todos y que Costa Rica nunca ha sido un país que exacerbe las diferencias.

"Bajo el límpido azul de nuestro cielo cabemos todas las personas y por eso el gobierno del bicentenario es plural. Nace de un acuerdo de Gobierno Nacional y aspira a sustentarse en el diálogo, en la construcción de entendimientos, en la buena voluntad para responder unidos a las justas aspiraciones de toda la ciudadanía", dijo parafraseando una estrofa del Himno Nacional.

En constantes ocasiones, durante su discurso, habló de la inclusión de todas las personas, de un gobierno nacional, de la protección de los derechos humanos y de la población LGBTI (lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersexo).

En esos momentos, fue cuando más aplausos recibió de la audiencia que se afincó en la plaza de la Democracia, en pleno centro de San José.

Fueron constante los gritos de “sí se pudo” y "sí se puede” ante el llamado de Carlos Alvarado a trabajar juntos.

Enérgico, con el puño derecho en alto y con la banda presidencial ya colocada, el nuevo mandatario concluyó su discurso de la misma forma que lo hizo el 1.° de abril, día que arrasó en la segunda vuelta a Fabricio Alvarado, con el 60,59% de los votos, que significaron 1.322.908 sufragios.

"Prometo lo que he prometido siempre, con inteligencia, con equilibrio y con fuerza: trabajar, trabajar y trabajar.

"¡Que viva Costa Rica, Que viva Costa Rica y que viva mil veces Costa Rica!", gritó Alvarado, cerca de las 10:40 a. m. de este martes al cerrar su discurso.