Por: Diego Castillo 19 abril, 2016
La Fuerza Pública y la Policía de Migración detuvo a 12 africanos (10 hombres y dos mujeres) en la estación de buses ubicada en la radial de Alajuela.
La Fuerza Pública y la Policía de Migración detuvo a 12 africanos (10 hombres y dos mujeres) en la estación de buses ubicada en la radial de Alajuela.

La Fuerza Pública detuvo a seis de los 12 africanos encontrados al mediodía de este martes en la parada de buses ubicada en la radial de Alajuela.

La policía acudió al lugar tras recibir una alerta, por medio del servicio de emergencias 9-1-1.

En el sitio se encontraban 10 hombres y dos mujeres provienentes de Congo, Mali y Burkina Faso.

La autoridades coordinaron con la Policía de Migración para investigar la condición migratoria del grupo de africanos.

Randall Picado, jefe regional de la Fuerza Públlica de Alajuela, confirmó que seis de los africanos tenían los documentos migratorios necesarios para transitar por el país, mientras que otros seis (una mujer y cinco hombres) no contaban con los papeles.

Los seis migrantes con situación irregular fueron llevados a la sede de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), localizada en la Uruca, San José. En ese lugar se determinará su situación migratoria.

Los seis africanos que quedaron el libertad cuentan con un carné provicional de solicitante de refugio expedido por Migración. Ellos son Horama Richard, Ngaby Mougba, Eric Noumar y Emeka Bambi (todos de Congo). También Kryama Tougma (Burkina Faso) y Sahao Tourre (Mali).

Más de 500 africanos, entre ellos niños, llevan días estancados en Paso Canos, en la frontera entre Costa Rica y Panamá, debido a que las autoridades de ninguno de los países les permite el paso.

La intención de los migrantes es seguir su camino hacia Estados Unidos. Un grupo de 220 lograron llegar hasta la frontera con Nicaragua, pero fueron detenidos por los cuerpos de seguridad nicaragüenses y devueltos a Paso Canoas por las autoridades costarricenses.