Josué Bravo. 8 mayo
La liberacionista Silvia Hernández, jefa de fracción del PLN, urgió al gobierno hacer un cambio rápido de ministro de la Presidencia para evitar dudas. Le acompaña en la foto, Carlos Ricardo Benavides, su predecesor en esa jefatura y actual presidente de la Asamblea Legislativa. Foto: Rafael Pacheco
La liberacionista Silvia Hernández, jefa de fracción del PLN, urgió al gobierno hacer un cambio rápido de ministro de la Presidencia para evitar dudas. Le acompaña en la foto, Carlos Ricardo Benavides, su predecesor en esa jefatura y actual presidente de la Asamblea Legislativa. Foto: Rafael Pacheco

“A Miguel Ángel, cuando estaba con la (pintura de la bóveda de la) Capilla Sixtina, le preguntaban que cuándo terminaba la Capilla Sixtina. Él siempre contestaba: cuando la termine”.

Con esta analogía, el ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza, aumentó la incertidumbre este miércoles al evitar precisar cuándo abandonará el gobierno luego de afirmar, la semana pasada, que solo estará en “las primeras etapas” y que no terminará los cuatro años.

Al respecto, la jefa de fracción de Liberación Nacional (PLN), Silvia Hernández, aseguró que el anuncio genera preocupación e incertidumbre, en vista de la relevancia del cargo que representa Piza en la relación entre el Congreso y el gobierno.

“Yo diría que lo que preocupa en este momento es quién viene a sustituir esa figura, de qué forma se va a dar continuidad y qué tanto va a durar esta transición, si va ser atropellada o va implicar una transición. Sin embargo, en una figura como esa, yo creería que entre más pronto se dé, menos incertidumbre genera”, añadió Hernández.

“De manera tal que nosotros, como bancada, estamos solicitando el nombre de la persona que estaría sustituyendo al ministro actual de la Presidencia”, comentó la liberacionista.

La jefa del PLN no omitió en decir que, a pesar de las funciones atribuidas al cargo, Piza ha estado “muy ausente en muchas de las negociaciones que se ven dentro del marco de la Asamblea Legislativa”.

Por su parte, Carmen Chan, vocera de Nueva República, bloque independiente afín al excandidato presidencial Fabricio Alvarado, también asegura que el anuncio de Piza genera “incertidumbre”.

“Más recordando que es el PAC es el partido de gobierno y que no tiene una representación de diputados en la provincia de Puntarenas, ya que se ha dicho que es el ministro de la Presidencia quien está atendiendo las problemáticas de las comunidades en el Pacífico Central. Entonces, yo me pregunto ¿qué va a pasar con la coordinaciones y gestiones que se hagan con el señor Piza en esta región?”, cuestionó Chan.

Chan es diputada por Puntarenas y explicó que, si Piza concreta su salida del gobierno, no habrá garantías de que a lo acordado con él se le vaya a dar continuidad con el sustituto.

La legisladora fabricista mencionó temas importantes de esa región como desarrollo de territorios periféricos y la crisis del sector pesquero. Sin mencionarlos, Chang también preguntó sobre el futuro de proyectos de ley conversados entre el gobierno y el bloque, a través de Rodolfo Piza, relacionados con las necesidades del país.

“Y sí, por supuesto que es complicado, me genera desconfianza negociar con un ministro que ya anunció que va a dejar el cargo", añadió Chang.

La legisladora teme que lo conversado sobre el Pacífico Central, vuelva a un punto cero con un nuevo ministro de la Presidencia.

"Aunque no hay soluciones aún, don Rodolfo conoce qué se ha hecho y qué no, en qué se erró en mesas de trabajo y qué tuvo el Ejecutivo que tomar en este tema (...). Si no es mucho lo que se ha hecho, no queremos que se desconozca el tema y que perdamos otra cantidad de tiempo en que el (nuevo) ministro de la Presidencia atienda al sector y se ponga al día con las negociaciones”, añadió la legisladora fabricista.

Ante la prensa, Piza negó que su salida sea pronta y que vaya a desatender sus funciones: “Primero, no hay fecha. (Será) antes de los cuatro años, pero no esta semana ni la próxima, de manera que en las próximas sesiones ustedes me van a seguir preguntando”.

Acto seguido remarcó: “En mi caso, yo seguiré acompañando al presidente de la República para cumplir las tareas que son esenciales y que son las que él ha encomendado, en aras de un gobierno de unidad nacional del cual me siento muy orgulloso”.

También adelantó que las negociaciones en la Asamblea Legislativa seguirán “su curso como debe de ser”. “Y yo espero seguir teniendo muy buenas relaciones con las distintas fracciones legislativas”, martilló.

En la fracción Social Cristiana (PUSC) y en Restauración Nacional (RN), la decisión de Piza no generó trastorno.

María Inés Solís, consideró que Piza tiene todo el derecho de salir del gobierno en el momento que así lo decida.

“No considero yo que eso esté afectando ninguna negociación ni esté generando alguna incertidumbre en las fracciones, porque ya sabemos que la salidas de los ministros dentro del gobierno son cosa normal”, aseguró Solís.

En tanto, Eduardo Cruickshank, jefe de RN, asegura que, si bien es cierto que la conversación de Piza con su fracción no ha sido ni “abundante” ni “frecuente”, el gobierno es uno solo al momento de ser interlocutor.

“Nosotros seguiremos conversando con él hasta el momento en que él ocupe el cargo y tomaremos como válida su representación hasta el día en que esté en el cargo. A partir del momento en que él sea sucedido, por otra persona que el señor presidente decida nombrar, diremos nosotros que hasta donde se avanzó con él y veríamos a su sucesor asumiendo los compromisos que él asuma”, dijo Cruickshank.

Wálter Muñoz, jefe de Integración Nacional (PIN), considera que un cambio de ministro de la Presidencia podría mejorar la relación entre su fracción con el gobierno, dado que Piza no sostuvo ningún acercamiento con sus diputados durante la primer legislatura.