Josué Bravo. 27 abril
El diputado del PUSC, Pablo Abarca, y el presidente del Congreso, el liberacionista Carlos Ricardo Benavides, luego de una reunión en el Museo de los Niños. Foto: Josué Bravo
El diputado del PUSC, Pablo Abarca, y el presidente del Congreso, el liberacionista Carlos Ricardo Benavides, luego de una reunión en el Museo de los Niños. Foto: Josué Bravo

La fracción del Partido Liberación Nacional (PLN) pide dos puestos en el Directorio y la presidencia del 50% de las comisiones de mayor importancia del Congreso, a cambio de su respaldo en la elección del futuro presidente legislativo.

Además, la bancada liberacionista, la más grande de la Asamblea con 17 diputados, solicita la elaboración de una agenda legislativa que priorice el desarrollo económico y social del país, la generación de empleo, el control del gasto público y revisión de las instituciones del Estado, entro otros temas.

Así lo confirmó esta noche el futuro jefe de fracción liberacionista Luis Fernando Chacón.

Sin embargo, aclaró que esas demandas no son exigencias a cambio de respaldo, “sino que serían condiciones para poder compartir la responsabilidad de conformación del Directorio”, aseveró Chacón.

Chacón y la actual jefa Silvia Hernández, son los designados por Liberación para negociar con los dos candidatos a la presidencia del Congreso.

Los liberacionistas se reunieron, este lunes, con los dos aspirantes para intercambiar posiciones. Estos son Pablo Heriberto Abarca, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC); y Eduardo Cruickshank, del Partido Restauración Nacional (PRN).

En cuanto a los cargos dentro del Directorio Legislativo, el futuro jefe indicó lo siguiente: “Aspiramos a dos posiciones internas del Directorio Legislativo, pero al menos la primera secretaría sí le puedo garantizar que no la soltaríamos. La vicepresidencia aún no se sabe, pero lo estaríamos definiendo como fracción el miércoles”.

Sobre las comisiones, el legislador dejó claro que su partido aspira a mantener la dirección del 50% de las permanentes ordinarias y permanentes especiales.

“Son las que están actualmente en manos de Liberación Nacional”, aclaró el negociador.

Entre ellas, Chacón destacó la de Asuntos Hacendarios, que actualmente dirige la verdiblanca Ana Lucía Delgado; de Asuntos Económicos, que preside Roberto Thompson; la de Control de Ingreso y Gasto Público, presidida por Yorleni León; y la de Nombramientos, que este año estuvo a cargo del propio Chacón.

El verdiblanco dejó claro que su partido demanda ese porcentaje en la distribución de comisiones, debido a que, a través de ellas, se configura la agenda legislativa.

En ese sentido, indicó, su partido apoya la discusión de proyectos como la reforma al empleo público, inversión pública como el desarrollo de la carretera a San Ramón y la de Cartago, junto recorte del gasto, revisión de la estructura del Estado y pago de deuda interna y externa, entre otros proyectos.

“Hay que reactivar la economía”, insitió Chacón.

El verdiblanco añadió que, este martes, las reuniones abarcan a otras bancadas, entre ellas el PAC.

El miércoles, en una encerrona, la fracción del PLN se reunirá para definir a cuál candidato apoyará.

El socialcristiano Abarca propone un Directorio de oposición sin la participación del Partido Acción Ciudadana (PAC), pero promete un equilibrio en la distribución de comisiones y conformación de agenda de contención del gasto público, revisión del Estado, analizar la salud del ICE, Recope y revisión del gasto en el IMAS, entre otros temas.

En tanto, Cruickshank ofrece conformar un directorio multipartidista con la participación de la bancada oficialista, así como una agenda de contención de gasto, reactivación económica y desarrollo social.

“Ambas agrupaciones nos han dado una prioridad para que nosotros en Liberación Nacional marquemos cuales son nuestras preferencias. Es lo que hemos manifestado hoy, pero finalmente la decide nuestra fracción el miércoles”, concluyó Chacón.

Consultado sobre las peticiones de Liberación, Abarca indicó que las cartas están sobre la mesa y que está anuente a lograr un acuerdo con el PLN en aras de garantizar equilibrios. “Lo importante es poder conformar una agenda país”, expuso Abarca.

Por su parte, el candidato restauracionista indicó que aún se mantiene en etapa de conversaciones con Liberación Nacional y con otras fracciones.