Juan Lara Salas. 21 mayo, 2018
El alcalde Marvin Solano Zúñiga, ayer en el Liceo de Paraíso de Cartago. El cuestionado funcionario aseguró ayer sentirse tranquilo y que iba a mantenerse en el cargo con 80% de sufragios. Fotografía: Jose Díaz/Agencia Ojo por Ojo
El alcalde Marvin Solano Zúñiga, ayer en el Liceo de Paraíso de Cartago. El cuestionado funcionario aseguró ayer sentirse tranquilo y que iba a mantenerse en el cargo con 80% de sufragios. Fotografía: Jose Díaz/Agencia Ojo por Ojo

El alcalde de Paraíso de Cartago, Marvin Solano Zúñiga, conserva su puesto luego de un plebiscito para destituirlo realizado este domingo en el cantón.

Sin embargo, las cifras finales dependen de tres tulas por revisar y la diferencia previa es de apenas 500 votos. El problema es que los documentos con los resultados quedaron dentro de las bolsas del material.

La mayoría de sufragios emitidos respaldaron la salida del jerarca local, pero no alcanzaron las dos terceras partes de los votos válidos de este domingo, requisito necesario para destituirlo del cargo.

Con 96% de juntas receptoras contabilizadas (83 de 86), el “Sí” para revocar al funcionario sumó 5.591 sufragios, mientras que el “No” 3.435 votos.

Para que el resultado de la consulta sea vinculante, se requería que participaran al menos el 10% de los 46.754 electores convocados (al menos 4.675). Tal requisito se consiguió al haber más de 9.026 votos hasta ahora.

No obstante, el sí no alcanzó los dos tercios del total de sufragios emitidos para la destitución.

En este caso, se habrían requerido al menos 6.000 sufragios del "Sí" considerando la cantidad de votos recibida (9.026). Al ser solo 5.591 con 96% de juntas contabilizadas, aún está en el aire la continuidad del alcalde.

A Solano, quien llegó al cargo de la mano del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), se le atribuyen supuestas irregularidades en obras de proyectos privados y remodelaciones de obra pública. El alcalde enfrenta cuatro denuncias ante el Ministerio Público en relación con estos hechos.

Las tres juntas donde ocurrió el error de guardar la hoja de resultados dentro de la tula son dos del distrito de Llanos de Santa Lucía y otra del Liceo de Paraíso. Cada junta receptora abierta el domingo puede recibir en promedio 600 votos.

El conteo manual de todas las 86 tulas se iniciará la tarde de este lunes está a cargo del Comité organizador del Plebiscito Revocatorio de Mandato con la observación del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

"Con el resultado actual, no es posible dar por definitivo el resultado. Debemos mantenernos prudentes y esperar al miércoles cuando estaría el resultado final", explicó Allan Román, uno de los organizadores del plebiscito.

Poca afluencia

Una fría afluencia de electores marcó el arranque del plebiscito. A mediodía del domingo, no obstante, creció la cantidad de personas en los centros de votación.

La jornada arrancó puntual a las 6 a. m., con la apertura de 86 juntas receptoras de votos distribuidas en 20 sitios. Solo en el Liceo de Paraíso, donde hay más población cantonal, se abrieron 27 juntas.

La consulta vino luego de varias semanas de campaña de los bandos a favor y en contra de Solano, que cubrieron el cantón con vallas en las vías, mensajes en redes sociales, reparto de volantes en casas y perifoneo en carros entre las calles del distrito central, así como en Cachí, Orosi, Santiago y Llanos de Santa Lucía.

Héctor Fernández Masís, director del registro electoral del Tribunal Supremo de Elecciones, confirmó la poca llegada de electores al inicio de la jornada.

"Vemos más movimiento acá en el Liceo al ser mediodía en comparación a otros sitios que vimos por la mañana, cuando había poca gente. En Llanos de Santa Lucía había un poco más de electores. Poco después de las 11 a. m. notamos más personas, pero eso varía de distrito a distrito", explicó.

(Video) Plebiscito en Paraíso de Cartago definirá si se revoca al alcalde

"En la primera ronda (de las elecciones nacionales, en febrero) casi no había gente, pero calentó a las 3 p. m. y creció. En la segunda ronda, esto era preocupante. Calentó luego de almuerzo, pero después de las 4 p. m. venían menos, hoy anda parecido", comentó Nery Masís Quesada, quien por tercera vez participó como miembro de mesa en el Liceo de Paraíso.

Rodolfo Chaves, líder comunal y gestor de la consulta, señaló que a media mañana calcularon que solo 1.500 votos se habían emitido. No obstante, confiaban en que creciera la llegada de votantes luego de la misa de las 9 a. m.

"Esto es una herramienta que se usa por primera vez en nuestro cantón, pero al margen de los resultados, es una transformación. Con esta experiencia, otros cantones se podrán empoderar para cuestionar a sus alcaldes si perciben de estos irregularidades", anotó.

Solano, por su parte, se declaró tranquilo previo al conteo respecto a conservar su cargo. Manifestó el sábado que esperaba una afluencia de 10.000 al plebiscito y un triunfo con 80% de adhesiones.

"Creo que no estamos en momentos para un cambio de mando. El alcalde se ha desempeñado como un brazo importante de la comunidad. Siempre debemos pedir cuentas a nuestros dirigentes, pero no llevarlo al plano personal, ni obligar a la gente a volver por tercera vez a las urnas", expresó Gabriel Sánchez Calderón, estudiante de enfermería en la Universidad Autónoma de Centroamérica (UACA).

Esta es la segunda ocasión que se celebra un plebiscito para solicitar la destitución de un alcalde. El primero se realizó en Pérez Zeledón, en diciembre de 2011.

En aquella oportunidad, los ciudadanos decidieron destituir a su alcalde, Luis Mendieta, a quien reclamaban por la falta de solución a problemas de recolección de basura y estado de las calles.