Silvia Artavia. 21 junio
Reproducción de publicación falsa publicada en Facebook.
Reproducción de publicación falsa publicada en Facebook.

Una página de Facebook difundió este domingo información falsa sobre nicaragüenses, a quienes culpa de haber arremetido, “con puñales y cuchillos”, contra dos policías que resultaron heridos con arma blanca al intentar detener una fiesta en la ciudadela La Carpio, en la Uruca, San José, la noche del sábado.

El perfil de Facebook, llamado Costa Rica-Mundo, publicó que los presuntos agresores fueron cinco nicaragüenses.

Sin embargo, la oficina de prensa del Ministerio de Seguridad Pública confirmó que, de los cinco detenidos por el hecho, cuatro son costarricenses y uno es extranjero.

“La noche de ayer, la Fuerza Pública fue avisada de una fiesta, con bastante número de personas, escándalo y licor en el sector de La Carpio. Los oficiales, al intentar intervenir la fiesta, fueron atacados por varios nicaragüenses, con puñales y cuchillos. Las fotos muestran algunas de las heridas de los oficiales”, se lee en la la red social.

A las 3 p. m. de este domingo, la publicación, que fue hecha a eso de las 10 a. m. de ese mismo día, contaba con 3.400 “me gusta”, 2.600 comentarios y había sido compartida 8.300 veces.

Entre los comentarios, se dejan ver expresiones de xenofobia tales como: “Es hora de que los oficiales empiecen a usar sus armas de reglamento, en especial con esos extranjeros que vienen a contaminar el país” o “un buen balazo no le hace daño a nadie, ¿por qué no se defendieron?”.

Esta página Costa Rica-Mundo ha reproducido otras noticias falsas, como que un “bar de prostitucion” en Guápiles fue cerrado por un caso de coronavirus. Esa falsedad fue detectada por el proyecto #NoComaCuento de La Nación.

En la fiesta intervenida por la Policía este sábado, a las 11:30 p. m., los presentes la emprendieron contra los oficiales con puñales, botellas y golpes.

Incluso, uno de los agredidos fue privado de su libertad durante un tiempo.

Además de los dos heridos con arma blanca, otros seis oficiales resultaron con lesiones de otro tipo producto de golpes y botellazos, dijo Daniel Calderón, director general de la Fuerza Pública.

Según esa entidad, unas 30 personas participaron en la fiesta, efectuada en el sector conocido como “primera parada”, en el barrio Roble Norte.

Las intervenciones en fiestas se enmarcan en la orden del Ministerio de Salud de evitar aglomeraciones que propaguen el covid-19.

En la misma noche del sábado, la Fuerza Pública también detuvo una fiesta con unas 70 personas en Alajuelita, uno de los cantones en alerta naranja por el coronavirus.