Por: Aarón Sequeira 18 agosto, 2016
 Fría ha sido la relación entre Arias y el PAC, con cuyo líder, Ottón Solís, se abrazó el 22 de febrero, cuando ambos eran aún candidatos. | ARCHIVO
Fría ha sido la relación entre Arias y el PAC, con cuyo líder, Ottón Solís, se abrazó el 22 de febrero, cuando ambos eran aún candidatos. | ARCHIVO

Ottón Solís recibió una llamada de Óscar Arias, este jueves, en la que el expresidente le solicitó al diputado del PAC una reunión para conversar sobre posibles consensos, esto a pesar de la evidente lejanía histórica que ha existido entre ambos políticos.

El exmandatario le solicitó al fundador y hoy legislador del Partido Acción Ciudadana (PAC) una cita, que se llevará a cabo este viernes por la tarde, según confirmó Solís Fallas.

El congresista explicó que Arias primero lo llamó a su casa, a las 7:30 a. m., pero él ya estaba en su oficina del Congreso.

Cuando recibió la llamada en su celular, dijo Solís, lo sorprendió que se tratara de Arias, quien el sábado aseguró que ha llamado a varios líderes de la oposición para evaluar consensos.

El diputado aseguró que aprovechó la llamada para explicarle al liberacionista su propuesta de conformar un gobierno de unidad nacional en el 2018, tal como se la ha presentado a los presidentes de los partidos políticos.

Arias declaró, el sábado, que aún está analizando la posibilidad de ser precandidato por el Partido Liberación Nacional (PLN), en una lucha que lo enfrentaría, entre otros, al tambien expresidente de la República José María Figueres. Uno de los factores que sopesa es la posibilidad de encontrar consensos con otros partidos para poder "gobernar" en vez de "administrar".

Ottón promueve una negociación política para que, en el periodo 2018-2022, el país pueda avanzar en asuntos como construcción de obra pública, propuestas tributarias y ética en la función pública.

La idea es que, mediante un acuerdo previo, el partido que gane la elección presidencial designe un tercio de los puestos de jerarquía en el Poder Ejecutivo, mientras que los partidos de la oposición nombren los dos tercios restantes.

A la Unidad Social Cristiana (PUSC), por ejemplo, le agrada la idea de llegar a acuerdos sobre proyectos y formas de administrar el sector público, pero no está convencido de la repartición de puestos.

Consultado por La Nación, Solís recordó que la última vez que se reunió con Arias fue en diciembre del 2007, después de que ambos protagonizaron un ajustado cierre en la elección presidencial del 2006. Hace dos años, agregó el legislador del PAC, intercambiaron algunas palabras durante una actividad en la que coincidieron en un hotel capitalino.

La Nación informó el martes de que, de los nueve jefes de fracción que tiene el Congreso, solamente dos han conversado con el exmandatario: Otto Guevara, del Movimiento Libertario, y Mario Redondo, de la Alianza Demócrata Cristiana.

Ni siquiera la jefa de la fracción del PLN, Maureen Clarke, ha recibido una llamada de Arias, a pesar de ser el suyo el partido de la oposición con más diputados.

Etiquetado como: