Josué Bravo, Sofía Chinchilla C.. 30 enero
El canciller Manuel Ventura juramentó este miércoles a los directores. De izquierda a derecha: Edwin Arias, Istvan Alfaro, Samy Araya, Paola Porras, Ventura, Rita Hernández y Jorge Sáenz. Foto: Cortesía de la Cancillería.
El canciller Manuel Ventura juramentó este miércoles a los directores. De izquierda a derecha: Edwin Arias, Istvan Alfaro, Samy Araya, Paola Porras, Ventura, Rita Hernández y Jorge Sáenz. Foto: Cortesía de la Cancillería.

Ocho embajadores de carrera asumirán las jefaturas de cuatro direcciones y de cuatro direcciones alternas dela Cancillería, anunció este miércoles el ministro de esa cartera, Manuel Ventura.

Los nuevos directores, todos embajadores de carrera, fueron nombrados luego de un concurso interno.

Según el canciller, “de esta forma se da cumplimiento a las recomendaciones de la Procuraduría General de la República (PGR)”, que el 7 de diciembre confirmó que los puestos de direcciones en Cancillería no son de confianza y, por lo tanto, no pueden nombrarse a dedo.

Los nuevos designados son: Istvan Alfaro Solano, en la Dirección General de Protocolo y Ceremonial del Estado, y Alejandra Solano Cabalceta como directora alterna.

En la dirección del Servicio Exterior fungirá Samy Araya Rojas, y como directora alterna, Paola Porras Pastrán.

La nueva directora de Cooperación Internacional será Rita Hernández Bolaños. Le acompaña Edwin Arias Chinchilla como director alterno.

En tanto, el Instituto del Servicio Exterior Manuel María de Peralta será dirigido por Jorge Sáenz Carbonell. En la directora alterna fue nombrada Carmen Claramunt Garro.

La Casa Amarilla informó de que el nombramiento en la jefatura de la Dirección General de Política Exterior no se hizo, ya que no se presentaron postulantes. Según el ministro Ventura, se sacará un nuevo concurso para llenar esta vacante.

La Cancillería tuvo que renovar a todas las cabezas de las direcciones debido a que el 3 de diciembre, la entonces ministra de Relaciones Exteriores Epsy Campbell solicitó la renuncia de todas las personas que ocupaban esos cargos.

Cuando anunció la medida, Campbell argumentó que existía “un vacío de interpretación legal sobre cuál debería ser el mecanismo de elección de estas personas”.

Campbell tomó la decisión en medio de la polémica que afrontó por la forma en que durante su administración se nombró a las ahora exdirectoras Adriana Murillo y Carolina Fernández en la oficina de Política Exterior.

Dichas plazas se designaron como si se hubiera tratado de cargos de confianza, cuando debieron asignarse por concurso, según un informe de la Procuraduría.

El caso culminó con la renuncia de Campbell el 11 de diciembre anterior.

En una entrevista con La Nación, Ventura afirmó que dicho escándalo "creó una sombra que afectó la imagen de la institución y la moral del personal diplomático”, y prometió que los nuevos directores se nombrarían en total apego a las disposiciones de la Procuraduría.

La tarde de este miércoles, Ventura anunció que los nuevos funcionarios le acompañaran en su misión de “iniciar un proceso profundo e irreversible para el fortalecimiento de la profesionalización y la excelencia de la Cancillería y de la carrera diplomática”.

Además, el canciller reafirmó su "determinación de realizar todos los nombramientos apegados a la ley, a la idoneidad y teniendo presente, en primer término, la profesionalización de los diplomáticos costarricenses”.

Diplomáticos de con trayectoria

Los nuevos funcionarios tienen amplia experiencia dentro del Servicio Exterior. Algunos de sus antecedentes son:

Alfaro Solano es embajador desde el 2012, Solano Cabalceta desde 2018 y Araya Rojas ha hecho carrera en el Servicio Exterior desde el 2005.

Por su parte, Porras Pastrán ingresó a la Cancillería en 2002 como asesora jurídica.

Hernández Bolaños trabajó por 8 años como embajadora alterna y representante permanente de Costa Rica ante Organización de Estados Americanos (OEA).

Arias Chinchilla ingresó a la carrera diplomática en el 2001, Sáenz Carbonell fue embajador en misión especial de Costa Rica en diversos países y Claramunt Garro fue embajadora alterna ante la Oficina de Naciones Unidas en Ginebra.