Juan Fernando Lara Salas, Eillyn Jiménez B.. 27 junio
Frontera entre Costa Rica y Panamá cerca de la Aduana en Paso Canoas, el pasado 18 de mayo. / Fotografía de Patricia Recio
Frontera entre Costa Rica y Panamá cerca de la Aduana en Paso Canoas, el pasado 18 de mayo. / Fotografía de Patricia Recio

El Gobierno de Costa Rica anunció la suspensión de operativos conjuntos con Panamá para el traslado de un grupo de unos 100 ciudadanos de Nicaragua quienes planeaban salir, el próximo miércoles 1.° de julio, de Panamá con rumbo a su país, atravesando Costa Rica.

“El tránsito extraordinario, controlado y coordinado de personas nicaragüenses provenientes de Panamá se suspende por parte de las autoridades costarricenses hasta que las autoridades diplomáticas, políticas y migratorias de Panamá, Costa Rica y Nicaragua establezcan un procedimiento conjunto para la movilidad de estas personas”, confirmó Migración y Extranjería, en un comunicado, la tarde del sábado.

La noticia sobrevino luego que Seguridad Pública confirmara, este mismo 27 de junio, que un primer grupo de ciudadanos procedente de Panamá se quedó varado por varias horas en Peñas Blancas, entre este viernes y sábado, porque autoridades de Nicaragua impidieron su ingreso luego de atravesar, bajo estricta vigilancia, Costa Rica.

Desde el jueves pasado, otro grupo de nicaragüenses aún en Panamá siguen agrupándose en la terminal de autobuses de Albrook, en Ciudad de Panamá, con intenciones de atravesar Costa Rica luego de un fallido intento de salida que las autoridades migratorias panameñas frustraron ese día, reportaron varios medios de prensa locales.

Ahora la previsión de ese grupo sería intentar salir el próximo miércoles pero con el anuncio esta tarde de Migración ese plan quedó congelado por decisión costarricense.

Con el anuncio, el Gobierno de Costa Rica confirmó su desinterés en repetir la experiencia de traslado por la falta de certeza con Managua luego de la paralización del flujo de carga terrestre y de personas, entre viernes y sábado, cuando esas autoridades impidieron la entrada a sus propios nacionales.

El levantamiento del bloqueo comercial sobrevino al filo de las 2 p. m. del sábado, una vez que las autoridades de Migración, de Nicaragua, permitieron el ingreso de sus ciudadanos y sin brindar explicaciones por la nueva paralización de la frontera norte.

Distintas informaciones en medios de prensa panameños indican que los nicaragüenses aún en Panamá se han visto obligados a regresar a su patria luego de que la pandemia del coronavirus afectó sus ocupaciones en ese país, y redujo sus opciones de retorno a falta de vuelos y por el cierre de fronteras vigente en Costa Rica, hacia donde tampoco pueden moverse para ganarse la vida.

Mecanismo utilizado

Migración y Extranjería informó este sábado de que sí existe un mecanismo para realizar ese tránsito de frontera a frontera entre autoridades de Panamá y Costa Rica, y que el Gobierno costarricense ya lo utilizó el viernes con los 120 nicaragüenses que cruzaron territorio hasta el borde con Nicaragua donde quedaron varados.

Según, Migración y Extranjería, conforme ese protocolo de transporte, cualquier nicaragüense procedente de Panamá debe pagar todos sus gastos de traslado y son escoltadas de frontera a frontera. Además, el grupo aún varado en Panamá primero debe ponerse a las órdenes de las autoridades migratorias allá antes de organizar su salida.

Sin embargo, Michael Soto, ministro de Seguridad Pública, confirmó que las autoridades de Nicaragua crearon la situación de bloqueo desplegando fuerzas armadas en el lado de Nicaragua para prevenir el ingreso de sus ciudadanos que se quedaron de ese lado de la frontera común.

Esa acción de las autoridades vecinas obligaron a Costa Rica a movilizar policías en el límite fronterizo, confirmó Soto.

“El despliegue es del otro lado, donde la Policía hizo un cordón para que no pasen nicaragüenses, ellos no quieren dejarlos entrar. La presencia policial nuestra en la zona es para la protección de nuestra soberanía”, explicó Soto.

En referencia a ese primer convoy, Migración señaló que autoridades del Ministerio de Salud previamente realizaron una revisión minuciosa del estado de salud de todos los nicaragüenses al momento de ingreso a Costa Rica a bordo de autobuses.

Además, recalcaron que su traslado de Paso Canoas a Peñas Blancas se realizó de forma encapsulada y custodiados por autoridades policiales migratorias con el fin de evitar un ingreso irregular a Costa Rica.

Nota del editor: Esta información fue actualiza a las 3:00 p. m. con la reapertura del paso por fronterizo en Nicaragua, y las 4:50 p. m. , con la decisión del gobierno de Costa Rica de suspender el tránsito de nicaragüenses desde Panamá.