Política

Ministro de Salud propone integrar el ‘factor salud’ al cálculo de la canasta básica

Daniel Salas considera que la metodología para elaborar la canasta básica tributaria debe ser modificada, a fin de que contenga criterios de slaud

El ministro de Salud, Daniel Salas, considera que la metodología para elaborar la canasta básica tributaria, la cual contiene productos gravados con un 1% del IVA, debe ser modificada, a fin de que contenga “el factor salud”.

Esa canasta básica, a diferencia de la que estaba vigente desde el 2012, excluyó productos como el pan, arroz y harina integrales; el atún en agua, embutidos de pavo, la natilla light e incluso nueve frutas, entre ellas, las fresas, los cuales, de la exoneración pasarán a pagar un 13%.

“Yo creo que tiene que tener ajustes. No es un ajuste exclusivamente o solamente de salud, pero sí debe de considerar seriamente, y de una manera muy importante y metodológicamente demostrada, la parte de salud para tener ese balance”, sugirió durante una visita a Guararí de Heredia.

Por tanto, propone elaborar una nueva propuesta interinstitucional para que luego sea planteada a la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar.

De esta forma, Salas se suma a las críticas por la metodología de cálculo usada por Hacienda en la elaboración de la canasta básica tributaria(CBT), la cual se basa en la Encuesta Nacional de Hogares (Enaho) del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), tal y como lo ordena la reforma tributaria.

Con esa encuesta, Hacienda incluyó 189 productos por los cuales se pagará un 1% de IVA a partir de julio del 2020 en lugar de un 13%, con el objetivo de proteger el consumo de los hogares más pobres.

La ley dice que la canasta “se definirá con base en el consumo efectivo de bienes y servicios de primera necesidad de los hogares que se encuentren en los dos primeros deciles de ingresos”, de acuerdo con los estudios del INEC.

La CBT excluyó 29 productos de la canasta anterior e incorporó 14 nuevos, entre ellos, la tapa de dulce, la leche de cabra, la harina de yuca o pejibaye, horchata o pinolillo, la lactocrema y el chiverre, entre otros.

Salas explicó que Hacienda les pidió una consulta técnica para elaborar el reglamento de la canasta básica, pero al final no fue escuchada.

En el criterio, por ejemplo, el Ministerio de Salud advierte que la exclusión de la canasta básica de los panes integrales y libres de gluten para personas celiacas, contraviene la Ley para la Atención de las Personas con Enfermedad Celiaca.

Ahora, Salas explicó que se propondrá un ajuste a la metodología para su elaboración, la cual será elaborada en conjunto con los ministerios de Agricultura y de Desarrollo Humano y con la Caja Costarricense del Seguro Social.

En la elaboración de la propuesta, Salas también pretende integrar a organismos internacionales como la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

“La canasta básica tributaria, no alimentaria, ha seguido criterios de lo que consumen los deciles 1 y 2 (grupos poblacionales de mayor pobreza).

“Estamos haciendo esta convocatoria para hacer una propuesta más clara, metodológica, con significancia estadística y que justamente incorpore la ponderación de salud de ahora e adelante”, añadió el jerarca.

Entre los 29 productos excluidos de la canasta básica también aparecen el apio, las lentejas, el brócoli, averjas, los garbanzos, zuchinni y el zapallo.

Así como Salas, el ministro de Agricultura, Renato Alvarado, cuestionó la metodología de elaboración de la CBT.

Alvarado dijo que “no es de recibo” que Hacienda utilizara la Enaho como único insumo para elaborarla, pues considera que hay criterios nutricionales y de producción que no fueron tomados en cuenta.

“Lo que nosotros desde el Ministerio de Agricultura estamos pidiendo es que se nos abra el espacio de discusión sobre los criterios que se incorporaron", dijo Alvarado.

También considera que Hacienda no usó criterios de productividad en el país y tampoco toma en cuenta alimentos alternativos de consumo saludable que promueve el Ministerio de Agricultura en conjunto con la Caja.

No obstante, reconoce que en la canasta básica hay productos con valor nutricional, pero considera que deben incluirse otros con contenido nutritivo.

Por su parte, la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, descartó hace una semana hacer una revisión a la canasta básica tributaria, dado que la reforma fiscal contempla su concepto basada en el interés de recaudar el IVA y a la vez no dejar desprotegido a los hogares con mayor pobreza.

Será hasta que haya una nueva Encuesta Nacional de Hogares, según la ministra.

Josué Bravo

Josué Bravo

Periodista en la sección Política, con 16 años de experiencia como corresponsal del Diario La Prensa de Nicaragua en temas políticos, diplomáticos, judiciales y migratorios.