Política

Ministro de Comunicación sobre encuentro de Uccaep: ‘Se dio una reunión con personas acusadas de delitos y con denuncias penales’

Agustín Castro afirmó que la cita del jueves entre Uccaep y Célimo Guido se dio cuando ya la Fuerza Pública había levantado los bloqueos

El gobierno puso en duda las justificaciones del encuentro ocurrido la noche del jueves entre representantes de Uccaep y Célimo Guido, líder del Movimiento Rescate Nacional, responsable de los bloqueos que afectaron al país por 16 días.

Para el ministro de Comunicación, Agustín Castro, no es posible vincular esa reunión con la conclusión de las protestas en las vías, porque para el momento en que se registró, todas las carreteras del país tenían libre circulación.

El propio presidente de la República, Carlos Alvarado, aseguró también que era un irrespeto a la Fuerza Pública, y a los más de 120 policías heridos, y a la democracia, decir que fue una firma espuria la que levantó los bloqueos.

“Para el momento de esa cita, no había bloqueos en las vías principales, pero solo se dio luego de más de 115 intervenciones de las autoridades y con más de 120 policías heridos. Nos parece un irrespeto a hacia la Fuerza Pública y su trabajo atribuirse ahora un levantamiento de bloqueos y pretender reescribir los hechos”, manifestó Castro a La Nación, la mañana de este viernes.

El jerarca recalcó que es un hecho incontrovertible que José Alvaro Jenkins, presidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccep), sostuvo una primera cita con Guido, el miércoles, en San Carlos, como él mismo lo reconoció.

Para el ministro, cuando esa primera reunión se da en San Carlos, ya el país acumulaba tres días sin bloqueos en esa zona gracias a que la Policía actuó.

El miércoles, agregó, Fuerza Pública levantó un bloqueo en Paquita de Quepos y además otros cierres activos en la zona sur, mediante el diálogo.

Añadió que ese día se alcanzó un acuerdo con dirigentes de aquella región del país para levantar nueve piquetes a lo largo de la Interamericana Sur, principalmente en Pérez Zeledón.

“Esos son los hechos y todo es verificable. Hay abundancia de pruebas y hasta divulgadas en medios de prensa”, expresó.

Castro fustigó el hecho de que Uccaep aceptara reunirse con dirigentes de ‘Rescate Nacional’ cuando se trata de personas denunciadas ante la Fiscalía, tanto por ciudadanos como por ministros.

De hecho, ese mismo jueves, Guido, Óscar Campos y ocho dirigentes más de ese grupo fueron notificados para que se presentaran a rendir testimonio a la Fiscalía. Guido asistió este viernes, pero se abstuvo de declarar.

La causa que se les sigue es por instigación pública, obstrucción de vía pública y entorpecimiento de servicios públicos.

No obstante, la denuncia planteada por los ministros también pide investigarlos por asociación ilícita, motín, atentado, incendio o explosión y establecer su responsabilidad como promotores y directores de actuaciones contra la tranquilidad pública, los poderes públicos, la autoridad pública y la seguridad común.

“Ese es un contexto de reunión incomprensible y lo deben explicar quienes participaron en ella. Y sin atribuirse el trabajo de la Policía, que ha puesto los heridos y el trabajo, como una excusa para justificar el encuentro”, comentó.

Falta de voluntad para el diálogo

Castro recordó que el mandatario llamó desde el 4 de octubre, en cadena nacional, a conversar. Lo hizo al tiempo que retiró la propuesta inicial presentada al Fondo Monetario Internacional (FMI) para equilibrar las finanzas públicas; iniciativa que supuestamente motivó las manifestaciones y bloqueos.

“Cuando el presidente hizo el primer llamado al diálogo, y así en los posteriores, solo había un requerimiento: conversar dentro de las vías de la institucionalidad democrática costarricense y deponer voluntariamente los bloqueos; esto es demostrar buena fe para esa conversación. Ese era el único requerimiento”, recordó Castro.

A pesar de esas circunstancias, dijo el vocero del Ejecutivo, los bloqueos continuaron por más de una semana y debieron ser levantados por Fuerza Pública lo cual revela, para el gobierno, falta de voluntad para recurrir al diálogo “como vía democrática costarricense para resolver problemas", especialmente en medio de una crisis económica de impactos significativos si no se toman acciones prontas.

Agustín Castro reprochó, además, que el miércoles, justo el día de la primera reunión entre Jenkins y Guido, el presidente de Uccaep desistiera de participar en el diálogo multisectorial previsto para el sábado, del cual sería faciliador Jorge Vargas Cullel, director del Programa Estado de la Nación.

Ese diálogo, sin embargo, fue cancelado el jueves ante la negativa de ocho sectores, entre ellos Uccaep.

“Los esfuerzos de diálogo deben obedecer a causas institucionales y, con voluntad de diálogo, hay que hacerlo por los canales de las instituciones; y ese ha sido el compromiso del gobierno y reiterado ayer (jueves) mismo. El diálogo debe continuar, pero por esos canales y guardando esas formas democráticas e institucionales costarricenses para preservar y fortalecer la democracia”, concluyó Castro.

Juan Fernando Lara Salas

Juan Fernando Lara S.

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, infraestructura, energía y telecomunicaciones.