Yeryis Salas. 25 junio
La ministra Marcia González solicitó la investigación contra Solano (derecha). Foto: Rafael Pacheco.
La ministra Marcia González solicitó la investigación contra Solano (derecha). Foto: Rafael Pacheco.

El Ministerio de Justicia y Paz suspendió por 15 días y sin goce de salario al viceministro de Gestión Estratégica, Fabián Solano, por enviar un video pornográfico a una funcionaria.

Jairo Vargas, ministro de Justicia a. i., anunció la medida este lunes.

“El Despacho Ministerial tomó la decisión de aplicar la sanción máxima, con el objetivo de sentar un precedente en este tema y mostrar total transparencia hacia los procesos en los que están involucrados los funcionarios, sin importar su posición laboral”, anunció el departamento de prensa del Ministerio.

Según el comunicado, la decisión ya fue notificada al viceministro, quien envió el video usando el teléfono celular institucional.

La suspensión regirá del 1.° al 15 de julio.

El procedimiento disciplinario administrativo se abrió a solicitud de la ministra Marcia González, quien recibió un informe de Solano donde le explicó los hechos.

El órgano director investigó el caso y recomendó suspenderlo de uno a 15 días. El ministro interino optó por la sanción máxima previa al despido, según el Reglamento Autónomo de Servicio de la institución.

Este medio contactó a Solano, quien prefirió no referirse al tema.

Antecedente

Solano, de 35 años, también tuvo un cargo en el gobierno anterior, cuando fungió como asesor en el Ministerio de Planificación.

Sin embargo, en el 2015 el presidente Luis Guillermo Solís lo despidió junto a otros cinco asesores de esa administración.

En aquella ocasión, los miembros del Partido Acción Ciudadana (PAC) sancionados participaron en una reunión del grupo Juventud Progresista (JP), de la que se filtró un planteamiento para usar recursos públicos con fines partidarios.

Además, el Tribunal de Ética del PAC suspendió a los militantes por tres meses del ejercicio de sus cargos en el partido.

Solano, quien fungía como vocero de la JP, alegó en aquel momento que “ese documento lo hizo un compañero designado con muy poca experiencia y no recoge las discusiones ni planteamientos de la última reunión”.