Carlos Láscarez S.. 10 abril

Dos médicos especialistas aseguran que el expresidente Óscar Arias Sánchez no estaba en condiciones de hacer movimientos bruscos en el momento en que, según una doctora, fue víctima de violación en el 2014.

El exmandatario Óscar Arias participó este miércoles de la inauguración del nuevo edificio del centro educativo María Vargas Rodríguez. Foto: Melissa Fernández
El exmandatario Óscar Arias participó este miércoles de la inauguración del nuevo edificio del centro educativo María Vargas Rodríguez. Foto: Melissa Fernández

Así lo informó la noche de este miércoles Telenoticias, de canal 7, donde se indicó que los doctores alegaron que Arias fue sometido a una cirugía y colocación de un marcapasos en noviembre de ese año; un mes después le habrían colocado otro dispositivo debido a que se le halló un neumotórax (colapso pulmonar).

En esta segunda operación, se le habría colocado un tubo que va hacia del pulmón hacia el tórax, lo cual genera mucho dolor, según explicaron los médicos.

Los doctores, cuyas identidades no fueron reveladas, realizaron la declaración ante la Fiscalía Adjunta de Género, en el edificio del Primer Circuito Judicial de San José, informó canal 7.

Los hechos denunciados por la médico y activista antinuclear Alejandra Arce habrían ocurrido en la casa de Arias el 1.° de diciembre del 2014, según la denuncia que ella presentó.

La abogada de Arias, Gloriana Valladares, manifestó que este estuvo en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en una clínica privada hasta el 24 de noviembre.

“Los médicos vienen a relatar sobre la condición médica en la que queda un paciente con esta naturaleza, lo que impide realizar los movimientos que la denunciante está diciendo. Ellos (médicos) declararon sobre los hechos que les consta personalmente. Fueron totalmente contundentes a la hora de indicar cuáles son las limitaciones físicas. Señalaron que resulta imposible que los hechos hayan ocurrido como lo dice la mujer”, manifestó Valladares.

En esa misma información de Telenoticias, Arias aseguró este miércoles que " los médicos dicen que lo que se denunció no es cierto, ya que a la denunciante se le olvidó que yo había estado operado; que me habían puesto un marcapasos y que me habían pinchado el pulmón".

Las declaraciones las brindó al salir de la inauguración del nuevo centro educativo María Vargas Rodríguez, en Ciruelas de Alajuela.

Sobre el caso de Yazmín Morales Camacho, Miss Costa Rica 1994 y quién también acusó a Arias por el delito de abuso sexual, la defensa solicitó que se le practique un análisis psicológico. Para ello ofreció que se haga una inspección del sitio donde supuestamente ocurrió el delito en la casa del exmandatario, en Rohrmoser.

Cadena de denuncias

Sin que medie una denuncia penal, otras cuatro mujeres han hecho públicos, semanas atrás, supuestos actos de hostigamiento del exmandatario.

Uno de los casos es el de Carina A. Black, de 52 años, científica política de la Universidad de Nevada, en Renolo.

En su narración, publicada por el diario estadounidense The New York Times, la mujer comentó que Arias habría intentado besarla en 1998, cuando el político visitó esa casa de enseñanza superior como expositor.

Además, la periodista costarricense Nono Antillón contó que el expresidente había abusado de ella cuando laboró con él, hace 35 años, pues le tomó una mano y se la pasó por sus genitales.

Por otra parte, The Washington Post publicó la denuncia de la también comunicadora Emma Daly, quien contó que Arias le habría tocado los senos en 1990.

Las denuncias públicas incluyen a la periodista de revista Perfil, Mónica Morales, quien narró su experiencia en una entrevista realizada al mandatario en el 2013, en la que el expresidente le sugirió sentarse en sus piernas.