Rebeca Madrigal Q., Aarón Sequeira, Carlos Arguedas C.. 5 febrero
El Ministerio Público confirmó este martes que ayer ingresó una denuncia por delito sexual contra una persona de apellido Arias. Sin embargo, por tratarse de un caso en investigación, indicó que no se revelarán más detalles.
El Ministerio Público confirmó este martes que ayer ingresó una denuncia por delito sexual contra una persona de apellido Arias. Sin embargo, por tratarse de un caso en investigación, indicó que no se revelarán más detalles.

Una doctora y activista, hija de una exdiputada del PLN, denunció al expresidente y premio Nobel de la Paz, Óscar Arias, por una violación, ataque que habría ocurrido el 1.° de diciembre de 2014.

La denuncia hecha ante el Ministerio Público, este lunes, en la Fiscalía Adjunta de Género, fue revelada por el Semanario Universidad y relatada por la misma denunciante para el medio de comunicación.

El Ministerio Público confirmó este martes que ayer ingresó una denuncia por delito sexual contra una persona de apellido Arias. Sin embargo, por tratarse de un caso en investigación, indicó que no se revelarán más detalles.

(Video) Óscar Arias, premio Nobel de la paz, denunciado por violación

Por otra parte, el abogado del exmandatario, Rodolfo Brenes, dijo hoy a La Nación que no se referirán al tema hasta haber estudiado cuidadosamente la denuncia.

Inicialmente, La Nación mantuvo en reserva la identidad para proteger a la denunciante. Sin embargo, el diario The New York Times, a quien ella dio declaraciones y entregó 10 páginas sobre el caso, la identificó como Alexandra Arce von Herold.

La publicación de Universidad también cuenta con el relato de varios testigos a los que la denunciante vio o contó detalles horas y días después del presunto incidente.

Para el momento de la agresión, la víctima tenía 30 años y dirigía una organización dedicada al activismo para abolir las armas nucleares.

Según el relato de la mujer, el hecho habría ocurrido el 1.° de diciembre del 2014 en la casa del exmandatario, ubicada en Rorhmoser, San José, a donde ella acudió a entregarle documentos sobre la campaña antinuclear.

"Abrí el folder, le expliqué, y ya cuando terminamos yo me levanté dándole la espalda. Entonces, él me agarró por detrás y me tocó los senos. Yo le dije que no y que él estaba casado. Ese fue mi no. Fue lo único que se me ocurrió decirle. Yo había conocido a la esposa.

"Fue lo único que se me ocurrió porque soy una idiota, pero no sabía qué hacer realmente y pensé que esta era la única línea de defensa que podía tener. Y cuando no reaccionó a eso yo no sabía qué decirle, porque yo tenía este miedo de que si lo rechazaba, él ya no iba a colaborar con nosotros.

"No me acuerdo bien qué me respondió él, pero me siguió tocando, me metió los dedos en la vagina y me tocó toda y me besó. Y después dijo que me esperara un toque y se salió de la oficina. Yo estaba como que no sabía qué hacer, me sentía atrapada en ese momento”.

Este es parte del relato que publicó Semanario Universidad.

Arias declinó dar una declaración para el Semanario, según la publicación.

Según el relato, tras el ataque de Arias, el exmandatario le pidió ir a su oficina, fuera de su casa, para continuar con la discusión del tema, y aunque ella accedió, se fue para su casa y, vía Skype, le comentó a su novio lo sucedido.

Momentos después, Arias la contactó por teléfono para reclamarle por qué no había llegado a su oficina, como habían acordado, pero para salirse de la situación, la activista decidió adelantar una reunión en el Congreso que tenía programada para el día siguiente con la entonces diputada Natalia Díaz y un asesor suyo.

En dicha reunión, la activista le reveló a la congresista y asesor que Óscar Arias le dio un beso desprevenido. Ambos confirmaron a Universidad que la doctora les comentó lo sucedido.

La denunciante también relató la historia a su padre, a su madre la exdiputada, amigos y colegas, según el Semanario.

Uno de los primeros en enterarse fue su colega Martin Hinrichs, quien formaba parte de la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN por sus siglas en inglés).

Ambos asistirían a un evento en Viena, Austria, días después del ataque, por lo que la doctora le comentó lo ocurrido, en caso que durante el viaje tuviera una crisis nerviosa.

El activista confirmó al Semanario que su colega le indicó que había sufrido un ataque sexual del exmandatario.

Por su parte, la Dirección General de Migración y Extranjería confirmó que la doctora salió de Costa Rica por vía aérea este martes.

De acuerdo con el artículo 156 del Código Penal, se castiga con prisión de 10 a 16 años, a quien “se haga acceder o tenga acceso carnal por vía oral, anal o vaginal, con una persona de uno u otro sexo”, entre otras circunstancias "cuando se aproveche de la vulnerabilidad de la víctima o esta se encuentre incapacitada para resistir o “cuando se use la violencia corporal o intimidación”.

La norma señala, además, que “la misma pena se impondrá si la acción consiste en introducirle a la víctima uno o varios dedos, objetos o animales, por la vía vaginal o anal, o en obligarla a que se los introduzca ella misma”.