Política

Ley devolvería hotel de ¢2.000 millones a cooperativa morosa con Infocoop

El proyecto lo presentó el diputado del PLN, Wagner Jiménez, luego de que el exlegislador liberacionista, Rodolfo Navas, fracasó en intentos por recuperar la propiedad donde su grupo cooperativo opera el local

Un proyecto de ley del diputado liberacionista Wagner Jiménez devolvería una propiedad valorada en casi ¢2.000 millones a un grupo cooperativo que perdió el inmueble por no pagar su deuda con el Instituto de Fomento Cooperativo (Infocoop).

Se trata de un terreno de 28,5 hectáreas que alberga el Hotel del Sur, en San Isidro de Pérez Zeledón, el cual tiene 48 habitaciones, dos restaurantes, salas de eventos, piscina, salones SPA, cancha de tenis, gimnasio y áreas verdes.

Esta propiedad pertenecía al Centro de Estudios y Capacitación Cooperativa (Cenecoop), el cual es gerenciado por el exdiputado del Partido Liberación Nacional (PLN), Rodolfo Navas.

El Cenecoop, que por ley recibe anualmente miles de millones de colones provenientes de los excedentes de las cooperativas, obtuvo el terreno en 1983 mediante una donación del Gobierno aprobada por ley, a fin de instalar un centro de capacitación para el sector cooperativo.

Allí se ubica el Hotel del Sur y desde 1994 se encargó de su operación el Consorcio Cooperativo Hotelero, R.L (CCH), el cual forma parte del Cenecoop.

Hace 12 años, el CCH adquirió un crédito de ¢1.588 millones con el Infocoop y puso la propiedad a responder como garantía en el fideicomiso Finacio.

Sin embargo, el grupo cooperativo entró en un amplio historial de morosidad en el pago del crédito al menos desde el 2017.

El Infocoop readecuó varias veces la deuda hasta que la situación se convirtió en insostenible. Para el 2018, CCH acumulaba 254 días de morosidad, lo que derivó en un proceso de ejecución del inmueble.

Finacio sacó a concurso público tres remates en busca de un comprador para la propiedad, pero todos resultaron infructuosos.

El Cenecoop y Rodolfo Navas en persona hicieron varias propuestas al Infocoop para no perder la propiedad, pero todas fueron rechazadas por razones legales. Una propuesta, por ejemplo, consistía en saldar la deuda mediante 12 pagos mensuales de ¢10 millones y un treceavo pago de ¢1.877 millones.

Recientemente, el grupo también trató de que el Instituto le otorgara un nuevo crédito para pagar la deuda del CCH, con lo que habría un borrón y cuenta nueva, pero el Infocoop rechazó la idea porque la propiedad ya no pertenecía al Cenecoop.

Finalmente, el 13 de mayo pasado, el Infocoop entró en posesión de la propiedad por ejecución de la garantía, según consta en el Registro Nacional.

Sin embargo, apenas siete días antes, el 6 de mayo, el diputado Wagner Jiménez presentó en la corriente legislativa el proyecto de ley 22.499.

Este texto autorizaría al Cenecoop a asumir la deuda del CCH y obligaría al Infocoop a financiar el traslado de la operación en “las condiciones financieras de crédito más favorables que permita su reglamentación interna”.

El plan añade que el inmueble del Hotel del Sur será destinado a un centro de estudios y capacitación cooperativista y de atención de pequeñas y medianas empresas (pymes).

Agrega que en la propiedad el Cenecoop operará un centro de desarrollo empresarial, para lo cual podrá firmar un convenio con el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), aunque también podrá hacerlo sin el INA.

Infocoop: plan es ‘inconstitucional’

Si bien el proyecto de ley de Wagner Jiménez no ha sido analizado por la Junta Directiva del Infocoop, la Dirección Ejecutiva consideró que el plan “resulta equivocado, erróneo e imposible de realizar dado que el bien ya se encuentra inscrito debidamente en el Registro Nacional a nombre del Infocoop y forma parte integral del patrimonio de la institución”.

La ley, de hecho, obliga al Infocoop a poner en venta el activo para resarcir el dinero perdido por el crédito no pagado y brindar mantenimiento y seguridad mientras se concreta la venta. La entidad dijo que, de momento, no tiene posibilidades de mantener el hotel funcionando.

Por su parte, el departamento de Asesoría Jurídica señaló que el plan de Jiménez contiene “evidentes, claras y expresas incongruencias”, así como violaciones a los principios constitucionales de “legalidad, razonabilidad, proporcionalidad, autonomía de los entes descentralizados, igualdad e inderogabilidad singular de la norma”.

Agrega que tales defectos afectarían “grave y seriamente la estabilidad financiera del Infocoop y, con ello, a las cooperativas, lo cual lo hace por sí mismo inconstitucional”.

“Esta asesoría jurídica concluye y recomienda de la manera más respetuosa, objetiva e imparcial, a la Junta Directiva como máximo jerarca institucional, que se manifieste la posición institucional de total oposición al referido proyecto de ley”, puntualiza.

Aunque el traspaso de la propiedad al Infocoop fue tasado en ¢1.997 millones, la exposición de motivo del proyecto de ley asegura que la deuda del CCH con el Instituto asciende a ¢2.301 millones.

Diputado niega conversaciones con Navas

El diputado verdiblanco niega que Rodolfo Navas le haya solicitado impulsar la iniciativa. Mencionó que desde hace tres años ha discutido el tema con el vicepresidente de la República, Marvin Rodríguez, y “con algunas autoridades del movimiento cooperativo”.

“Principalmente, la preocupación ha subyacido porque el hotel se iba a cerrar y se iban a perder más de 40 empleos, un impacto alrededor de 200 personas contando todo el núcleo familiar”, explicó Jiménez.

Además, dijo, el lugar es emblemático para Pérez Zeledón y la región Brunca, donde se realizan capacitaciones y sirve de encuentro con el sector privado.

Luego, el diputado reconoció que sus asesores legislativos recibieron insumos para la iniciativa del gerente del hotel, Leandro Lericci.

Por su parte, el vicepresidente Rodríguez negó tener relación con la Iniciativa.

La Nación planteó consultas a Rodolfo Navas y este las remitió al gerente del hotel, quien alegó que el negocio cooperativo ha sorteado una serie de dificultades para mantenerse funcionando, incluido el sostener el empleo de 53 personas a pesar de la pandemia.

“Hemos acudido al señor diputado Wagner Jiménez para que nos colabore en este asunto y poder encontrar una salida al tema de Infocoop”, aseguró Lericci.

El gerente añadió que desde el 2018, sin éxito, Cenecoop ha intentado regularizar la deuda, a pesar de no ser el deudor directo.

“Lo anterior ha derivado en una disputa legal que se encuentra a la espera de resolución del Tribunal Contencioso, el cual resolvió cautelarmente anotar la demanda judicial hasta el dictado de la sentencia en el Registro Público de la Propiedad del inmueble”, aseveró el administrador.

Proyecto de ley plantea lo mismo que demanda

La Dirección Ejecutiva del Infocoop dice tener claro que el objeto del plan de Wagner Jiménez refleja la misma intención de Cenecoop de recuperar la finca a través de una compra en condiciones favorables, con pagos en tractos.

Esa gestión ya la había planteado el grupo cooperativo en un proceso contencioso administrativo que mantiene abierto contra el Instituto y en al menos tres propuestas más de compraventa, planteadas por Cenecoop u otras asociaciones con las que tiene relación.

En el Tribunal Contencioso, de acuerdo con la Dirección Ejecutiva, el antiguo dueño pretende recuperar la propiedad con pagos en tractos, mientras “el inmueble se mantenga como parte del patrimonio del fideicomiso hasta que se cancele la totalidad de la deuda producto del negocio de la venta”.

Intentos anteriores

Una primera propuesta del Cenecoop para conservar la propiedad fue planteada mediante el fideicomiso y consistía en los 12 pagos mensuales de ¢10 millones y el treceavo pago de ¢1.877 millones.

En principio, el Instituto avaló la propuesta amparado en una recomendación de la asesoría legal del departamento de Financiamiento. Posteriormente la Asesoría Jurídica sugirió lo contrario.

“Según consulta legal realizada por esa entidad, solo pueden ser tramitadas ante el Infocoop opciones de venta pura y simple, es decir, de un solo pago”, respondió la institución a Finacio, según un recuento de los hechos del grupo empresarial.

Un segundo intento directo por recuperar la propiedad lo presentó directamente Cenecoop ante el Instituto, en marzo de este año.

El grupo empresarial cooperativo pidió un crédito cuyo plan de inversión era la adquisición de la finca, pero el Instituto resolvió que este no se podía tramitar en razón de que ya se liquidó el fideicomiso y la propiedad le pertenece.

La decisión se le comunicó al gerente del grupo Rodolfo Navas.

Un tercer intento, del que Infocoop no precisó la fecha, lo realizó la Central Nacional de Cooperativas Unicoop a través de una solicitud de adecuación de crédito.

La respuesta fue similar a la anterior, según el Instituto:

“No se podrá atender en este momento la adecuación solicitada, dado que dicho fideicomiso era también la garantía de las operaciones de Unicoop. Por lo anterior, para poder atender la adecuación de las operaciones, Unicoop R. L. no solo deberá presentar una garantía a satisfacción del Infocoop, sino que también se tendrá que continuar con el proceso de cobro correspondiente”, según respuesta a consultas de La Nación.

Aunque Cenecoop no tiene deudas directas con el instituto cooperativo, sus empresas asociadas sí tienen problemas de pago.

Ese es el caso del Grupo Empresarial Cooperativo de Servicios Educativos (Gecse R. L.) y La Catalina R. L., que tienen deudas en cobro judicial, pues se liquidaron garantías que quedaron con saldos al descubierto.

También está en cobro judicial un aval de Cenecoop sobre un pagaré para la Asociación de Desarrollo Específica para la Producción de Apicultura de Sabalito (Adepas).

Josué Bravo

Josué Bravo

Periodista en la sección Política, con 16 años de experiencia como corresponsal del Diario La Prensa de Nicaragua en temas políticos, diplomáticos, judiciales y migratorios.