Michelle Campos. 3 septiembre, 2020
La expresidenta Laura Chinchilla agradeció el apoyo que recibió por parte del gobierno y de la ciudadanía en general para alcanzar el más alto puesto del BID. Foto: Mayela López
La expresidenta Laura Chinchilla agradeció el apoyo que recibió por parte del gobierno y de la ciudadanía en general para alcanzar el más alto puesto del BID. Foto: Mayela López

La expresidenta de la República, Laura Chinchilla Miranda, señaló este jueves a Estados Unidos por cambiar, sin consulta, las reglas para la elección del próximo presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), luego de anunciar que desistirá de postularse para el cargo.

En una carta enviada, esta mañana, al presidente de la República, Carlos Alvarado, Chinchilla le informó que no inscribirá su candidatura para el puesto y agradeció el apoyo del gobierno.

La exgobernante indicó que uno de sus motivos es la decisión de Estados Unidos de cambiar, sin que mediaran procesos previos de consulta o acuerdos institucionales, las reglas de juego de dicha elección para poder inscribir a su propio candidato, Mauricio Claver-Carone.

Alegó que dicha modificación rompió una regla que estuvo vigente durante 60 años para que un latinoamericano o un caribeño ocuparan la presidencia del BID y que un estadounidense desempeñara la vicepresidencia.

En su misiva, el exgobernante afirmó que esta situación representa una preocupante señal para la gobernanza del Banco, pues sostuvo que la entidad financiera debe apegarse a las normas establecidas para generar confianza.

La postulación Claver-Carone, asesor para las Américas del presidente estadounidense Donald Trump, es considerada como histórica, pues es la primera vez que Estados Unidos opta por la silla principal del BID.

Según señaló Chinchilla tanto la ruptura de la regla anterior como la necesidad de atender la pandemia de la covid-19 y sus consecuencias han llevado a diversos políticos y gobiernos a consejar la posposición de la elección, pensamientos que ella dice compartir.

“Considero que la actitud más responsable, constructiva y consecuente de mi parte, es no inscribir la candidatura para el proceso fijado para los días 12 y 13 de setiembre. Seguir adelante con nuestra aspiración nacional equivaldría a endosar un proceso que no considero conveniente ni para el BID ni para el hemisferio”, indicó.

El anuncio lo confirmó Chinchilla en sus redes sociales, donde además publicó la misiva enviada a Alvarado.

Tanto en su publicación como en la carta, la exmandataria manifestó su agradecimiento al presidente Alvarado y al gobierno por su “respaldo sincero”, así como el apoyo de las bancadas legislativas, expresidentes, medios de comunicación y ciudadanos.

Afirmó que las muestras de apoyo fueron lo más gratificante del proceso. ”Es algo que siempre guardaré con gran aprecio y agradecimiento”, expresó en sus redes sociales.

Por su parte, el presidente Alvarado publicó en su cuenta en Twitter la carta enviada por la exmandataria y un mensaje en donde reconoció la labor realizada por ella en medio de la pandemia.

“Doña Laura es una mujer excepcional, que puede aportar mucho a la región. Respetamos su decisión de no inscribir su candidatura a la presidencia del BID en este contexto. Aplaudo su labor en tiempos difíciles, y su mensaje de unidad y responsabilidad. Muchas gracias!”, publicó

Tras la salida de Chinchilla, quedan com aspirantes a la presidencia del BID , para el periodo 2020-2025, Claver-Carone, asesor político de Trump y el argentino Gustavo Béliz .

La elección del nuevo jerarca se realizará mediante una reunión virtual que tendrá la Asamblea de Gobernadores del Banco, cúpula a cargo de hacer la escogencia.

En agosto, la Unión Europea pidió reprogramar los comicios del BID para marzo de 2021, argumentando que la pandemia por la covid-19 no permite prestar “la atención necesaria” al relevo de la institución.