Aarón Sequeira. 23 enero
Víctor Hugo Víquez tuvo que renunciar a la candidatura a diputado por el PLN por la investigación que realizaba el Ministerio Público en su contra, dentro de la que se realizó un allanamiento en su casa, en diciembre del 2017. Foto: Rafael Pacheco.
Víctor Hugo Víquez tuvo que renunciar a la candidatura a diputado por el PLN por la investigación que realizaba el Ministerio Público en su contra, dentro de la que se realizó un allanamiento en su casa, en diciembre del 2017. Foto: Rafael Pacheco.

El Juzgado Penal del Segundo Circuito Judicial de San José ordenó devolverle al exdiputado Víctor Hugo Víquez, del PLN, los $25.080 (unos ¢14,5 millones) que la Fiscalía le decomisó en un allanamiento a su casa, dentro de una investigación por supuesto tráfico de influencias.

El exlegislador de Liberación Nacional (PLN) afirmó que él pudo demostrar, ante la justicia, que el dinero no tenía ningún origen ilícito.

La devolución la dictó el juez penal Félix Castellón Ruiz, el 22 de enero del 2020, por encontrarse en firme una sentencia del Juzgado Contencioso Administrativo, la cual ordenó reintegrar el dinero el 20 de noviembre del 2019 mediante la sentencia 2054-2019.

En su resolución, el juez penal explicó que ninguna de las partes que participan, en el expediente por el supuesto tráfico de influencias, se opuso a la devolución.

El dinero había sido decomisado en la vivienda de Víquez, en Heredia centro, el 21 de diciembre del 2017.

Asimismo, el Juzgado Penal de Heredia dictó un sobreseimiento definitivo en la causa contra el exdiputado por la posesión de 12 piezas arqueológicas que fueron incautadas en el mismo allanamiento.

Ese día, la Fiscalía General de la República dirigió un operativo dentro de la vivienda del exlegislador, en Heredia, como parte de una investigación por presunto tráfico de influencias en favor del importador de cemento chino, Juan Carlos Bolaños.

La causa se abrió en el Ministerio Público luego de que la Auditoría Interna de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) denunciara, en octubre del 2017, mensajes de Víquez enviados a la expresidenta de esa entidad, Vanessa Rosales, que supuestamente favorecían a Juan Carlos Bolaños.

Esa situación lo empujó a renunciar a su candidatura a una segunda diputación para las elecciones de febrero del 2018.

La resolución que dicta el sobreseimiento también determina que el Museo Nacional de Costa Rica se queda con las piezas arqueológicas halladas en la vivienda de Víquez Chaverri.

Según el excongresista, en realidad él nunca peleó las piezas, por lo que el sobreseimiento se produjo por una conciliación, como lo determina la resolución de la jueza penal María Estefanny Rodríguez Salazar.

La orden de sobreseimiento se dio después de que el Ministerio Público se opusiera a la decisión de un juez de devolverle las piezas al exdiputado.