Política

José María Villalta propone debilitar la regla fiscal

El plan de gobierno del candidato presidencial del Frente Amplio, José María Villalta, propone debilitar la regla fiscal, mecanismo aprobado en el 2018 que le impone un tope al crecimiento al gasto estatal en tiempos de alto endeudamiento público.

Mientras más endeudado esté el Gobierno, más estricto es el control sobre el gasto en salarios, servicios, transferencias e, incluso, obras. Para ello, se utiliza una fórmula que toma en cuenta la deuda pública y el ritmo de la economía del país.

Para el próximo año, por ejemplo, la regla fiscal exige al Gobierno y a las instituciones públicas que sus gastos no crezcan en más de un 1,96%, porque la deuda supera el 60% del producto interno bruto (PIB).

El plan de Villalta propone excluir de este mecanismo a las instituciones que tienen recursos propios, como hicieron los diputados con las municipalidades en el 2020. Además, propone liberar de la regla los gastos destinados a obras públicas, los cuales son cubiertos por el tope cuando el país entra en el peor escenario fiscal: el de una deuda superior al 60% del PIB.

“Reformar la regla fiscal para que se asegure que no impida usar ingresos propios de las instituciones ni recursos provenientes de empréstitos. Además, para que se excluya de la aplicación de la regla fiscal el gasto de capital y se incluyan mecanismos que aseguren que la aplicación de la regla no afecte la inversión social”, cita una de las propuestas del Frente Amplio en su plan de gobierno.

En la propuesta, Villalta y su equipo argumentan que la regla fiscal afecta el funcionamiento de las universidades públicas, así como el crecimiento de la planilla docente en la educación pública.

“Limita el mantenimiento, mejoramiento y ampliación de infraestructura, comedores escolares, becas, transporte y crecimiento en la planilla docente para enfrentar los grandes retos de la brecha y el rezago educativo. La regla fiscal también ha traído limitaciones a las universidades públicas que afectan su actividad sustantiva”, indica el Frente Amplio.

El plan de gobierno no precisa la lista de instituciones o entidades que se beneficiarían de esa flexibilización, pero menciona en específico la propuesta de librar de la regla fiscal al Consejo Nacional de Producción (CNP).

“Fortalecer el Programa de Abastecimiento Institucional del CNP, aumentando su capacidad para comprar al sector agropecuario, reduciendo drásticamente las compras a intermediarios, aumentando su eficiencia, evitando que la regla fiscal impida su crecimiento, e impulsando el desarrollo de una red de frío”, señala la propuesta.

En este 2021, el gobierno de Carlos Alvarado hizo excepciones en la aplicación de la regla fiscal para el CNP que superó su gasto por ¢42.800 por encima del límite. También, se flexibilizó en el caso del Ministerio de Educación Pública (MEP) y el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), bajo el argumento de la emergencia por covid 19.

Impuesto de 36% a empresas

La política económica de Villalta también propone un aumento a la carga tributaria a los contribuyentes que producen ¢40.000 millones de renta bruta anual. El candidato explicó que este aumento sería temporal y va en línea con un proyecto presentado por su despacho desde marzo del 2020 para que las empresas paguen, de forma solidaria, más tributos por la emergencia dcovid-19.

El candidato se refiere al expediente legislativo 21.883 que aumentaría la renta de estas empresas de 30% a 36% por un periodo de 12 meses.

“Promoveremos en el corto plazo una Ley de contingencia fiscal altamente progresiva, que reducirá la carga tributaria sobre empresas pequeñas y medianas y sobre personas trabajadoras independientes de bajos ingresos, al tiempo que se obtendrán nuevos ingresos subiendo temporalmente el impuesto sobre las utilidades de las empresas más grandes del país (clasificadas como grandes contribuyentes), así como el impuesto sobre rentas y ganancias de capital”, propone el Frente Amplio entre las políticas de corto plazo para la recuperación económica por la covid-19.

La agrupación también propone gravar las empresas del régimen de zonas francas para que empiecen a pagar 15% del impuesto sobre la renta sobre sus dividendos.

Por otro lado, las grandes empresas también estarían obligadas costear las rebajas en las cargas sociales que propone el candidato presidencial. Villalta dijo que, para eliminar las contribuciones parafiscales incluidas en el pago de la seguridad social, se deberá generar un acuerdo nacional para que sean asumidas por el Estado con nuevos impuestos.

El candidato del Frente Amplio indicó que es necesario desvincular las contribuciones sociales del pago del seguro de salud y pensiones para que ese costo no esté sujeto a la planilla, sino a los ingresos de las empresas.

Rebeca Madrigal Q.

Rebeca Madrigal Q.

Periodista de asuntos políticos y de gobierno. Graduada en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica.