Política

José María Villalta justifica acercamientos del FA con partido de Daniel Ortega

Villalta afirma que nunca ha respaldado al régimen de Daniel Ortega, pero reconoce que su partido es un movimiento amplio y que, si bien muchos asistieron a festejos del Frente Sandinista, hoy la mayoría condena la ruptura democrática en Nicaragua

En julio del 2014, cinco diputados del Frente Amplio (FA) viajaron a Managua, Nicaragua, invitados por el partido de Daniel Ortega, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), el cual les pagó los tiquetes y la estadía para celebrar al aniversario número 35 de la revolución sandinista. La comitiva incluía a Patricia Mora, actual candidata a vicepresidenta del FA y presidenta de la agrupación.

Para esa época, ya era conocido que los hijos de Daniel Ortega habían vivido en Costa Rica en una mansión de Roberto Rivas Reyes, el entonces presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE) nicaragüense. Para esa época, Ortega ya había ordenado la invasión de territorio costarricense, en isla Calero, en el 2010. Además, ya habían trascendido las denuncias de fraude en las elecciones municipales del 2008 y el sandinismo había aprobado la reelección presidencial indefinida.

En el 2015 y el 2016, el Frente Amplio envió nuevas delegaciones a las celebraciones orteguistas e, incluso, una comitiva calificó de legítimas y democráticas las elecciones del 2016 en que Ortega se reeligió, poco antes de que Estados Unidos sancionara al magistrado electoral nicaragüense Roberto Rivas por fraude electoral y corrupción.

En este 2021, en cambio, el candidato frenteamplista, José María Villalta, se unió a los pronunciamientos que califican de farsa electoral e ilegítima los comicios del domingo 7 de noviembre, que aseguraron a Ortega al menos 30 años en el poder. ¿Qué cambió para que el Frente Amplio pasara de participar en las actividades relacionadas con Ortega a ser críticos de su régimen?

“A este régimen yo nunca lo he respaldado”, alegó Villalta.

-Su candidata a la vicepresidencia sí

-En el Frente Amplio, somos un frente amplio, un partido que involucra distintas corrientes que nos unen unos principios comunes y hay distintas posiciones, pero desde hace tiempo ya, por lo menos varios años, la posición oficial del partido es absolutamente crítica con el régimen de Daniel Ortega.

“A medida que se va haciendo más autoritario, nuestra postura se ha ido endureciendo, pero ya hay un pronunciamiento de la comisión política, desde hace cuatro o cinco años, muy crítico con Daniel Ortega.

“Lo que pasa ahora es que, desde el 2018, la represión se endureció y lo que quedaba democracia se fue destruyendo y, entonces, eso hace que obviamente nuestra posición sea cada vez más crítica”.

-Varias de las visitas de la cúpula del partido se dieron después de muchos indicios en Nicaragua, incluso en el 2016. La invasión de Nicaragua a Costa Rica ya había pasado. ¿Se equivocó el Frente Amplio cuando fue a celebrar con Ortega todavía para esa fecha? ¿Condena el hecho que su candidata a vicepresidencia haya ido personalmente a respaldar a Ortega?

-A mí me parece que alguno de los hechos que usted está señalando no son precisos. Cuando se dio la situación de Calero yo era diputado y la fracción del Frente Amplio respaldó todos los pronunciamientos y todos los pronunciamientos del Gobierno denunciando y cuestionando la actuación del Gobierno de Nicaragua. Usted puede ver mis intervenciones en el plenario y los distintos acuerdos que nosotros respaldamos.

“En segundo lugar, es cierto que ha habido figuras o personas del Frente Amplio que participaron en las celebraciones de conmemoración de la revolución sandinista, pero eso no significa, por lo menos como posición partidaria, un apoyo al régimen de Ortega.

“Hay que recordar que en los años 70 y 80, en Costa Rica hubo muchas personas que brindaron amplia solidaridad en la lucha contra la dictadura de Somoza, incluso hubo compañeros costarricenses que tuvieron lesiones, que participaron activamente en la solidaridad de esa lucha. Entonces, la conmemoración del aniversario de la revolución sandinista no puede ser vista como una fiesta, como una celebración de Ortega, porque es una celebración mucho más amplia.

“Quienes participaron, muchos de ellos, no lo hicieron en carácter de avalar las políticas de ese gobierno. Es una celebración mucho más grande que el gobierno de Ortega.

“De hecho, lo que ocurre ahora es que hay muchos compañeros que participaron en esas luchas contra la dictadura de Somoza que se sienten traicionados por Daniel Ortega, que sienten que esos ideales de democracia, de lucha contra la dictadura fueron traicionados por Ortega.

“Entonces, lo que ha pasado es que este Gobierno (de Nicaragua) se ha vuelto cada vez más autoritario y se ha alejado cada vez más de los principios democráticos. Y eso ha ocasionado que una inmensa mayoría de las personas del Frente Amplio coincidamos en que es imposible apoyar ese Gobierno en sus prácticas antidemocráticas”.

-Con esos indicios que ya había en el 2016, ¿se equivocó el Frente Amplio cuando todavía participaba de actividades relacionadas con Ortega?

-Eso no fue una participación consensuada, orgánica...

-Pero incluso participó su candidata a la vicepresidencia, quien es la presidenta del partido. Usted me dice que no fueron en el nombre del partido, pero ella era presidenta.

Ella participó en la conmemoración de un hecho histórico que trasciende muchísimo a Ortega y que nosotros reivindicamos y usted me pregunta: ¿usted va a dejar algún día de recordar esta fecha tan importante de la derrota de Somoza y la victoria de la revolución sandinista? Jamás.

“Que hoy Ortega haya traicionado eso por completo, eso es otra historia, pero me parece que no hay que confundir los hechos históricos: lo que implicó para muchas personas en Costa Rica ese hecho con lo que ha venido haciendo el gobierno actual sandinista”.

-Su secretario general fue a observar elecciones en Nicaragua en el 2016 y ahí Daniel Ortega ya estaba perpetuado en el poder. Y ahí dice que fueron unos “comicios normales y sin contratiempos”, esas fueron sus declaraciones, “de lo que se puede dar fe es que el procedimiento democrático sí cumplió las reglas que se tienen que cumplir”. ¿Usted ignora que el partido haya dado en su momento un espaldarazo al régimen?

-Yo lo que le puedo decir es que el partido, desde hace muchos años, ha venido emitiendo pronunciamientos que son críticos con la situación de Nicaragua y con lo que realiza el régimen de Ortega y el régimen de Ortega ha venido volviéndose cada vez a más autoritario.

“Si usted ve cada proceso electoral, el respaldo internacional es cada vez menor porque evidentemente se han roto las reglas básicas del proceso democrático. De mi parte, sí le puedo decir usted no va a encontrar pronunciamientos de respaldo, yo siempre he sido muy crítico.

“Mi partido no es monolítico, mi partido tiene, ha tenido distintas posturas. Ha habido personas que han simpatizado con el Gobierno de Nicaragua y personas que han sido críticas, y hoy ante los hechos actuales, una inmensa mayoría, por no decirle la totalidad de la militancia, se siente absolutamente defraudada, traicionada, por lo que está haciendo Ortega y esa es la posición actual y ese ha sido un proceso gradual, pero nunca ha sido un tema pacífico entre nosotros.

“Nunca ha sido una postura unificada porque siempre ha habido posiciones distintas, gente más crítica, gente menos crítica, pero a la luz de los acontecimientos es evidente que hoy hay un amplísimo consenso, crítica, repudio y ese sentimiento de traición que tienen también muchos sandinistas porque la verdad es que aquí, en Costa Rica, hay muchos militantes sandinistas que se sienten también absolutamente traicionados por Ortega”.

-¿Entonces usted repudia personalmente ese acompañamiento que dio su partido?

-Lo que creo es que quien haya cerrado los ojos ante conductas autoritarias o arbitrarias o antidemocráticas del régimen de Nicaragua, probablemente estaba equivocado. Pero ese no es mi caso, sin duda alguna.

Rebeca Madrigal Q.

Rebeca Madrigal Q.

Periodista de asuntos políticos y de gobierno. Graduada en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.