Josué Bravo. 15 septiembre
"No es justo que las instituciones que generamos recursos propios nos veamos obligadas a obedecer una regla fiscal que debe limitarse al Gobierno Central", declaró Johnny Araya, alcalde de la Municipalidad de San José. Foto: Alonso Tenorio

El alcalde de San José, Johnny Araya, pidió excluir a las municipalidades de la aplicación de la regla fiscal, alegando que los gobiernos locales generan sus propios recursos.

Lo hizo esta mañana al pronunciar su discurso en el acto cívico, realizado en la Plaza de la Democracia, San José, previo al desfile de conmemoración del 198 aniversario de la Independencia de Costa Rica.

“No es justo que las instituciones que generamos recursos propios nos veamos obligadas a obedecer una regla fiscal que debe limitarse al Gobierno Central y a las instituciones autónomas que dependen de las transferencias ligadas al presupuesto nacional", cuestionó el alcalde.

Su llamado lo hizo ante el presidente de la República, Carlos Alvarado y miembros de su gabinete; ante presidentes del resto de supremos poderes; y el cuerpo diplomático acreditado en el país, quienes participaron de la actividad.

La regla fiscal es un mecanismo que contiene la reforma fiscal y que pone un techo al crecimiento del gasto en el Estado, principalmente en salarios, pagos de servicios y transferencias.

El presidente Alvarado ha pedido todo el sector público aplicar esta norma para contener el gasto público que ayude a sanear las finanzas.

Las municipalidades alegan que la regla no les aplica porque estas generan sus propios recursos a través del cobro de tributos y patentes.

Consideran, además, que la Ley de las finanzas Públicas debe reformarse, a fin de que les garantice su exclusión de las medidas de ahorro que esta contiene, o bien, que la regla fiscal solo aplique para el 1,9% del presupuesto nacional que reciben en transferencias los gobiernos locales.

En el mismo discurso, Araya también pidió que una reforma fiscal debe ser progresiva y tiene que orientarse en el principio de que los ricos realicen más aportes fiscales que los pobres. De lo contrario, asegura, estará incompleta.

“Como lo dijo hace más de cien años Alfredo González Flores (presidente de la República entre 1914 y 1917), los ricos paguen como ricos y los pobres paguen como pobres.

"Si logramos eso, también es necesario castigar la evasión y controlar la elusión que son factores que contribuyen al aumento de la pobreza y la desigualdad”, exigió el alcalde liberacionista, quien aspira a la reelección en las municipales del 2020.

Sin embargo, Araya considera que el sector público debe contener el gasto “desenfrenado” en rubros “insostenibles” que solo benefician a un sector de la sociedad, sin especificar a cuáles grupos se refería.