Esteban Mata Blanco. 7 diciembre, 2010

San José (Redacción). El secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, ratificó en su informe el incremento en daños ambientales realizado por el ejército y población civil nicaragüense en isla Calero.

Esta información fue dada a conocer esta tarde por el asesor del secretario de la OEA, Dante Caputo, en el seno de una reunión extraordinaria de cancilleres en la sede de la organización, en Washington.

En su informe, luego de un sobrevuelo por la zona de isla Calero, en la costa atlántica de Costa Rica, el funcionario de la OEA confirmó la presencia militar, el aumento de la deforestación y los trabajos realizados por Nicaragua para abrir un canal que comunique el río San Juan con el lago Los Portillos, a través de territorio costarricense.

La cita está en un receso y se caracteriza precisamente por la ausencia de cancilleres, pues a esta hora solo están presentes el representante de Costa Rica, René Castro y la canciller de Guyana Caroline Rodríguez-Birkett, quien preside la mesa.

Castro pretendía un pronunciamiento categórico de los cancilleres de la OEA, sin embargo, el ambiente para esta petición, a esta hora, es frío.