Por: Esteban Mata Blanco 2 agosto, 2016

Cartago

La Iglesia católica alzó la voz, este 2 de agosto, en contra de los proyectos de ley de matrimonio igualitario y de los planes "abortivos" que impulsa el Gobierno.

En una homilía, caracterizada por el mensaje de fortalecimiento de la familia y de reconocimientos al Gobierno, la Iglesia no dejó de lado un reclamo contra los proyectos dirigidos a reconocer derechos igualitarios para parejas homosexuales.

"Al lado de esfuerzos laudables de nuestros gobernantes por elevar la conciencia del pueblo respecto a la dignidad de la persona humana y su igualdad de derechos y deberes, se promueven al mismo tiempo proyectos de ley y prácticas abortivas contrarias a la vida humana", sostuvo en su homilía el obispo de San Isidro de El General, Fray Gabriel Enrique Montero.

La homilía se dio en presencia de miles de feligreses
La homilía se dio en presencia de miles de feligreses

El religioso recalcó que dichos proyectos "buscan más bien favorecer a ciertos intereses económicos tanto nacionales como extranjeros".

Montero agregó, además, que la institución del matrimonio es víctima de ataques por parte de grupos que no fueron identificados con claridad en la homilía, pero que fueron atribuidos a "varios frentes".

"Continúan desde varios frentes los ataques contra el matrimonio y la familia: la promoción de una educación sexual basada en una concepción mecánica y hedonista de la sexualidad y la proposición de nuevos modelos de unión entre parejas presentados como iguales o hasta mejores que la institución tradicional del matrimonio cristiano, como alternativas igualmente válidas para la maduración y felicidad para las mismas parejas", comentó.

"Lejos estamos de pensar que los matrimonios de antes fueran todos buenos, mientras que los de hoy fueran todos malos (...). Lo que más preocupa al respecto es que en el pasado matrimonios no muy felices lograban mantenerse, gracias a los principios y valores antes mencionados y gracias al sacrificio y no poco aguante", concluyó monseñor Montero.

Monseñor José Francisco Ulloa Rojas también participó de la celebración
Monseñor José Francisco Ulloa Rojas también participó de la celebración

La homilía se dio en presencia de miles de feligreses reunidos en la plaza de la basílica de los Ángeles y frente al presidente de la República, Luis Guillermo Solís, y sus ministros.

Solís pide por los migrantes

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, abogó la mañana de este martes por los miles de migrantes que se encuentran varados en el país.

En su participación, al final de la homilía en honor a la Virgen de los Ángeles, el mandatario aprovechó para llamar a la población a dar recibimiento a los migrantes extracontinentales que se encuentran concentrados en el cantón de La Cruz, Guanacaste, en la frontera con Nicaragua.

El discurso del mandatario se dio frente a las autoridades de la Iglesia católica, sus ministros de Estado y autoridades de los poderes Judicial y Legislativo.

"Quiero tener una palabra especial hacia los migrantes", dijo, y recalcó que se debe pedir por los migrantes varados en el país.

"El número crece y el número no se reduce (...). El clamor por los migrantes, personas que están tan lejos de sus hogares pero tan cerca del corazón de Dios", dijo.

Añadió que no es fácil seguirles acogiendo "y sin embargo cuán grande fue el sacrificio de Cristo y cuán grande es el llamado" a imitarlos.

"Pido a la negrita que bendiga al pueblo de Costa Rica (...) que nos ayude a entender que la grandeza de una nación no está en la riqueza de un pueblo, sino en el amor que se esconde en sus entrañas",concluyó el mandatario.