Fernanda Matarrita Chaves. 29 abril
Los diputados Otto Roberto Vargas y María Inés Solís son parte de los seis legisladores que firmaron la consulta. Foto: Rafael Pacheco
Los diputados Otto Roberto Vargas y María Inés Solís son parte de los seis legisladores que firmaron la consulta. Foto: Rafael Pacheco

Seis diputados procuran obtener cuatro firmas más para consultar, ante la Sala IV, la constitucionalidad del proyecto de regulación a la usura que el Congreso aprobó en primer debate este lunes 27 de abril.

Este plan establece que los créditos no podrán exceder una tasa del 39% en colones y del 31,35% en dólares, incluyendo el dinero prestado mediante tarjetas de crédito.

Hasta ahora, la consulta es firmada por los legisladores independientes Erick Rodríguez Steller e Ivonne Acuña Cabrera, únicos que votaron contra del proyecto.

También la suscribieron María Inés Solís, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC); Walter Muñoz y Patricia Villegas, del Partido Integración Nacional (PIN); y Otto Roberto Vargas, del Partido Republicano Social Cristiano (PRSC).

Para presentar la consulta ante el tribunal constitucional se requiere de 10 firmas.

El plazo para enviarla vence a las 10 a. m. de este jueves 30 de abril, fecha en la que la iniciativa se votaría en segundo debate, informó el diputado Rodríguez Steller.

“Hay varias cosas que nosotros cuestionamos, lo que tiene que ver con el asunto de competencia; la parte de una fijación de precios limitaría de alguna manera esto a nuestro saber y entender", aseveró.

“Lo otro es la parte metodológica. Siempre hemos creído que la parte metodológica debe ser determinada técnicamente. Obviamente, aquí hay varios errores metodológicos. Primero se puso el monto y después se estableció la metodología.

"Lo lógico es que, en metodología, usted asocie el resultado y busque cómo acomodar la metodología para que se dé ese resultado. Esto tiene que ver con la parte técnica propiamente”, argumentó Rodríguez.

“También con el asunto de penas, que tiene que ver con proporcionalidad y racionalidad. Pienso que esos son los tres aspectos fundamentales que nosotros estamos tocando en esa consulta de constitucionalidad”, agregó.

Consultado acerca de quién redactó la consulta, Rodríguez Steller comentó que fue un abogado especialista en Derecho constitucional, de quien prefirió no revelar el nombre.

Firma por compromiso

Si bien el diputado Otto Roberto Vargas fue uno de los firmantes, él explicó que su participación se debe a un mero compromiso, ya que él votó favorablemente el proyecto sobre usura.

“El día viernes fui yo quien presentó la moción para tratar de que pasara la ley del tope de la tasa de usura. No hubo ambiente. El lunes con unas correcciones que presentó José María Villalta y don Welmer Ramos ya hubo consenso y fue cuando votamos el proyecto de forma positiva”.

“Pero para que don Erick Rodríguez quitara las 24 mociones que había presentado y que tenían el proyecto prácticamente parado, él nos condicionó a que necesitaba los votos para hacer la consulta a la Sala Constitucional".

"Entonces, me comprometí, porque dijo que, si no tenía el apoyo por lo menos de la mesa de trabajo donde estábamos (no retiraba las mociones), entonces yo asumí el compromiso”, especificó.

El proyecto de usura

El proyecto que fue aprobado en primer debate con 50 votos a favor y dos en contra.

Según informó La Nación, este plan establece una fórmula de cálculo, según la cual los créditos no podrán exceder una tasa del 39% en colones y del 31,35% en dólares, incluyendo el dinero prestado mediante tarjetas de créditos.

También se establecen tasas diferenciadas para los microcréditos, es decir, para los préstamos inferiores a ¢675.000. En este caso, los intereses no podrán superar el 55% y, por los microcréditos en dólares, el 45,66%.

Aquellas tasas que sobrepasen los límites planteados en el proyecto se considerarán usura, lo que significa que su práctica será castigada hasta con dos años de cárcel. El plan duplicará la pena cuando la usura se cometa en perjuicio de consumidores y usuarios.