Josué Bravo. 28 mayo
El viceministro de la Presidencia, Agustín Castro, calificó como un avance que los diputados dictaminaran solo una cuarta parte de lo que el Ejecutivo pidió en eurobonos. Foto: Presidencia
El viceministro de la Presidencia, Agustín Castro, calificó como un avance que los diputados dictaminaran solo una cuarta parte de lo que el Ejecutivo pidió en eurobonos. Foto: Presidencia

El gobierno calificó como un avance que la Comisión de Asuntos Económicos del Congreso haya dictaminado, por unanimidad, un proyecto de ley que le autoriza colocar solo $1.500 millones en eurobonos, apenas una cuarta parte de lo que inicialmente pidió el Ejecutivo.

Agustín Castro, viceministro de la Presidencia, explicó que, si bien el gobierno había pedido $6.000 millones en eurobonos para seis años, con el monto dictaminado esta tarde en el Congreso se gana tiempo para resolver las necesidades de refinanciar deuda para lo que resta del 2019.

Sin embargo, adelantó que para el 2020, el gobierno acudirá de nuevo al Congreso a pedir una nueva autorización para colocar eurobonos.

Castró tampoco descartó que, por vía moción, Zapote plantee elevar el monto actual de $1.500 millones ya dictaminado en comisión.

“El gobierno se reserva el derecho, como se lo pueden reservar los diputados, de eventualmente plantear una moción que permita elevar ese monto y contar por lo menos con dos años. Pero eso es, de nuevo, parte del proceso normal”, explicó el viceministro.

El país tiene, para este año, obligaciones de pago de deuda en el mercado interno por $1.381 millones, para el 2020 por $1.170 millones y en el 2021 por $1.944 millones, según Hacienda.

Proyecciones de deuda interna y externa de Costa Rica elaborada por Hacienda.
Proyecciones de deuda interna y externa de Costa Rica elaborada por Hacienda.

De acuerdo con el Ejecutivo, los eurobonos que pretende colocar en el exterior, a un plazo mayor y con intereses más bajos, servirán para refinanciar deuda interna con el objetivo de restarle presión al mercado crediticio local, lo cual ayudará a reactivar la economía.

Castro asegura que el Ejecutivo respeta lo dictaminado esta tarde en comisión.

No obstante, calificó como importante el avance del proyecto, tomando en cuenta que el tiempo corre, según explicó.

Añadió que el país necesita hacerle frente al pago de deuda durante este año, el cual ya transcurre en su quinto mes y, de ser aprobados por el Congreso, aún resta hacer el proceso de colocación en el mercado internacional.

Nogui Acosta, viceministro de Hacienda, explicó hace dos semanas que los procesos para elaborar documentos, contratar los bancos y hacer la presentación de los bonos en el mercado externo duran entre 2 y 4 meses.

La Comisión de Asuntos Económicos optó por la propuesta de Roberto Thompson, del PLN, de aprobar solo $1.500 millones por un plazo de un año y no por $2.500 millones como lo había impulsado, a finales de abril, el PUSC y Nueva República.

“La parte buena para el gobierno es que (son) recursos para el 2019 y ya es momento de poder avanzar en eso. Este avance es muy importante, es un avance que le damos la bienvenida y ya será en comisión, si es posible, elevar o no ese monto, pero eso depende del acuerdo político que haya o no haya con los diputados porque, al final, son ellos quienes tienen la última palabra en cuanto al monto”, expuso Castro.

Castro explicó que si bien el gobierno pidió $6.000 millones en un proyecto enviado al Congreso por Hacienda, a finales del año anterior, se hizo por razones técnicas para cubrir las necesidades de pago de deuda de este gobierno y de una parte del siguiente.

“Lo que los diputados han optado es por decir ‘vamos por un tracto por un año’. Entonces, en el siguiente año del 2020 habrá que volver a plantear la gestión. Esa es la visión de los diputados, el gobierno somete el proyecto que considera necesario y los diputados tienen el poder de modificación de los proyectos y, en ese sentido, nosotros respetamos totalmente la decisión que han tomado”, puntualizó el viceministro.