Política

Gobierno excluye opción de reducir impuestos por manutención de padres y pago de vivienda

La nueva versión del proyecto de renta global solo permitiría atenuar el impuesto de renta por tener cónyuge o hijos dependientes; también fueron eliminadas las deducciones por estudios y gastos médicos del contribuyente

La nueva versión del proyecto de Renta Global Dual, presentada por el Gobierno ante la Asamblea Legislativa, excluye cinco condiciones con las cuales las personas habrían podido atenuar su pago de impuesto sobre la renta.

Se trata de descuentos que sí estaban contemplados en la versión inicial de la reforma.

En esta segunda versión, los contribuyentes físicos ya no podrán alegar las siguientes condiciones para aumentar su monto mínimo vital de ¢8,2 millones anuales, es decir, el monto que quedaría exento de pagar impuestos:

-¢150.000 por cada padre dependiente del contribuyente.

-Hasta ¢452.200 por el pago de alquiler de casa o pago de intereses por la hipoteca de una primera vivienda

-Hasta ¢250.000 correspondientes al 20% de los honorarios profesionales que el contribuyente haya pagado en el año, incluyendo gastos médicos.

-Gastos de actualización laboral o educación continua, lo que incluía gastos de traslado, hospedaje, alimentación, matrícula, material didáctico y demás aranceles

-Hasta un 10% de los ingresos de la persona si el dinero es destinado al pago de una pensión complementaria

Estos descuentos estaban contemplados en el primer proyecto presentado por el Ejecutivo, el cual habilitaba nueve condiciones para que las personas, asalariados o independientes, aumentaran el monto de ingresos libre de impuestos.

En la nueva versión, los únicos descuentos que quedaron son los siguientes:

-¢250.000 por un cónyuge si este obtiene ingresos inferiores al mínimo vital. En el caso que ambos cónyuges o convivientes sean contribuyentes, este crédito solo podrá ser deducido, en su totalidad, por uno de ellos.

-¢150.000 por cada hijo dependiente; en el caso de los hijos mayores de edad, estos deberán estar realizando estudios, y no deberán ser mayores de 25 años.

-¢100.000 adicionales por gastos escolares para hijos entre los cinco y los 17 años.

-Hasta ¢2.050.000 por un hijo sin ingresos y con una discapacidad que acredite una minusvalía.

¿Cómo funcionan los descuentos?

El proyecto de ley de renta global establece un monto mínimo vital de ¢8,2 millones al año, sobre el cual no hay que pagar impuestos.

Esto significa que una persona con ingresos inferiores a ¢683.000 mensuales quedaría exenta.

Con la vieja propuesta, por ejemplo, un contribuyente podía aumentar el monto anual exento en ¢150.000 por cada padre mayor de 65 años que dependiera de él y que tuviese ingresos anuales por debajo del mínimo vital

Además, podía subir el mínimo vital hasta en ¢452.200 por el alquiler de casa o por el pago de intereses de una hipoteca por primera vivienda.

Así, por ejemplo, una persona que paga casa y tiene dos padres dependientes habría podido subir su mínimo vital de ¢8,2 millones a ¢8,9 millones.

El efecto es una reducción en el impuesto de la persona.

Así, por ejemplo, una persona con ingresos mensuales por ¢1 millones pagaría ¢31.667 de impuestos al mes sin ningún descuento, pero con esos tres descuentos, el monto seria de ¢25.400.

La renta global es una de las medidas presentadas por el Gobierno para acceder al préstamo de $1.750 millones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El plan consiste en que, para calcular el impuesto de renta, la persona deberán sumar todos sus ingresos y pagar sobre la totalidad, en vez de hacerlo por separado.

En consecuencia, las personas con muchos ingresos y de diversas fuentes tenderán a pagar más tributos.

El plan, además, equipara el monto a partir del cual pagarían impuestos asalariados e independientes en ¢8,2 millones. En consecuencia, habrá un aumento tributario para los primeros y una reducción para los segundos.

El nuevo texto, a su vez, descarta la reducción del impuesto de renta para las empresas de un 30% a un 27,5%, en el caso de las que tienen ingresos anuales por encima de los ¢109 millones.

Además, deja en claro la exoneración de las pensiones complementarias.

Michelle Campos

Michelle Campos

Periodista en la sección de Política. Graduada como bachiller en periodismo en la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de licenciatura en Mercadeo. Ganadora de la Clase 8 del proyecto de periodismo colaborativo Punto y Aparte.