Aarón Sequeira. 16 marzo
El proyecto de regulación de datáfonos es uno de los que quedó en la agenda legislativa (imagen ilustrativa). Foto: Albert Marín
El proyecto de regulación de datáfonos es uno de los que quedó en la agenda legislativa (imagen ilustrativa). Foto: Albert Marín

El gobierno desconvocó casi todos los proyectos de la agenda de la Asamblea Legislativa, con el fin de que los diputados puedan enfocarse en discutir y aprobar cinco iniciativas de ley relacionadas con la atención de los efectos de la emergencia nacional por el nuevo coronavirus.

El Ejecutivo solo dejó, en la agenda legislativa, proyectos para posponer pago de impuestos, regular comisiones de datáfonos, aprobar un financiamiento internacional, pagar deuda pública y ayudar a patronos y trabajadores independientes morosos a pagar facturas de CCSS.

La comunicación, firmada por la ministra de la Presidencia a. í., Silvia Lara Povedano, establece la orden de desconvocar todos los proyectos que se hayan convocado a sesiones extraordinarias del Congreso desde el 1.º de diciembre hasta el 16 de marzo.

La decisión del Ejecutivo solamente deja en las carpetas de los congresistas cinco iniciativas de ley. Se trata de los siguientes proyectos:

1- Proyecto de alivio fiscal ante covid-19 (expediente 21.845). Esta reforma pretende posponer el pago de los impuestos de valor agregado, renta, selectivo de consumo y aranceles de importación durante tres meses.

2- Reforma del párrafo segundo del artículo 36 de la ley 17, Ley Constitutiva de la Caja Costarricense del Seguro Social, CCSS, del 22 de octubre de 1943 y sus reformas (expediente 21.833).

Esta iniciativa pretende ponerle un límite a las facturas que la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) le puede cobrar a un patrono o a un trabajador independiente, en caso de que ellos o sus empleados hayan requerido de los servicios de la CCSS y el pago de las cuotas obrero-patronales estuviese atrasado. El tope sería de ¢4,4 millones.

3 - Ley para determinar las comisiones de intercambio y adquirencia por las transacciones de compra con tarjetas de crédito y débito (expediente 21.777). Este es el proyecto que permitiría limitar las comisiones que los comercios deben pagar a los bancos por el uso de datáfonos, en cada venta que se concrete mediante tarjeta de débito o crédito.

El gobierno alega que esta es una forma de ayudar al comercio ante la emergencia. Las comisiones las fijaría el Banco Central.

4- Aprobación del contrato de préstamo con el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), por $500 millones, para apoyar las finanzas públicas (expediente 21.449).

5- Proyecto para dirigir al pago la deuda pública unos ¢200.000 millones provenientes de los superávits de instituciones públicas (expediente 21.794). Este es el proyecto conocido como Pagar.

El gobierno evalúa otras dos iniciativas por la emergencia del covid-19, uno de subsidio de desempleo y otro de flexibilización de la jornada laboral.

En sesiones extraordinarias, periodo que va del 1.º de diciembre al 30 de abril, el Poder Ejecutivo tiene la potestad de definir cuáles expedientes se tramitan en los diferentes órganos del Congreso, tanto comisiones dictaminadoras como en el plenario y las comisiones con potestad legislativa plena.

El control de la agenda parlamentaria vuelve a manos de los diputados en las sesiones ordinarias, que son dos periodos que van del 1.º de mayo al 31 de julio y del 1.º de setiembre al 30 de noviembre.

Decreto de convocatoria de proyectos de emergencia.
Decreto de convocatoria de proyectos de emergencia.